Menú Buscar
La consejera catalana de Salud, Alba Vergés (2i), en la central del 061, externalizada a Ferrovial / CG

Estupor en Salud por los contratos a la empresa salpicada por el 'caso Palau'

Ferrovial gana el rastreo del Covid-19 en Cataluña; retiene la externalización del 061 con prórrogas; mantiene la sede del SEM y trató de meterse en Vall d'Hebron y Bellvitge

9 min

¿Qué pasa con la sanidad catalana y Ferrovial? El personal de Emergencias de Cataluña (SEM) y del resto del sistema púbico está con la mosca tras la oreja por la externalización del rastreo de los contactos de personas contagiadas con el virus SARS-CoV-2 a la empresa salpicada por el caso Palau. La plantilla alerta de que la cotizada ha ganado la licitación de 17,7 millones sin concurso y por la vía de urgencia [consultar aquí] cuando ya retiene la gestión del teléfono 061 por medio de prórrogas. También tiene el mantenimiento de la sede del SEM y trató de meterse en el mantenimiento de Bellvitge y Vall d'Hebron, el mayor hospital de Cataluña, en una externalización que la dirección paró tras la denuncia de este medio.

Preguntado por sus contratos públicos logrados durante el estado de alarma, Ferrovial se ha remitido a los portales de Transparencia de la Generalitat de Cataluña. Lo factual, no obstante, es que el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), acaba de externalizar el sistema de contact tracing de casos de Covid-19 en Cataluña a Ferroser, filial de Ferrovial, tal y como avanzó El Confidencial. Lo ha hecho sin concurso, por la via de urgencia --prevista por la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) en caso de estado de alarma-- y por un valor de 17,7 millones de euros. Los sindicatos del SEM afean la "discreción extrema" y la "opacidad" de la gerencia con el encargo.

Malestar de la oposición

Inquirido el SEM por la cuestión, la empresa pública adscrita a la Consejería de Salud no ha contestado a las preguntas de este medio. Sí ha verbalizado públicamente su malestar Jessica Albiach, portavoz de Catalunya en Comú-Podem en el Parlamento de Cataluña. "Primero fueron los 43.000 euros por paciente Covid a las privadas y, ahora, estos 18 millones. La ciudadanía lo dejó muy claro: es el momento de reforzar la sanidad pública. Se impone una explicación clara por parte del Govern, porque no se entiende", valoró la líder de los comunes en Twitter.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Salud del Parlamento catalán, Jorge Soler, vio "falta de pudor" del SEM. También en la red social de los 280 caracteres, Soler recordó una noticia de este medio que recordaba que Roger Junqueras, hermano de Oriol, presidente de ERC, trabaja de gerente en Ferrovial.

Tampoco ha gustado la externalización a Assumpta Escarp, responsable de sanidad del PSC en la cámara catalana. "Consejera Alba Vergés, deberá explicar y responder a las preguntas que le ha hecho el PSC sobre por qué ha adjudicado a Ferrovial por 17,6 millones de euros el seguimiento a casos de covid-19. ¿Qué experiencia tiene en salud pública?". tuiteó la diputada.

El hermano de Junqueras está en la compañía

En efecto, el ingeniero Roger Junqueras es alto cargo del grupo que dirige Ignacio Madridejos como consejero delegado. Lo deja claro Ferrovial en su propia página web [consultar aquí] y el profesional en las redes sociales. También es cierto que el Junqueras que trabaja en el sector privado no tiene responsabilidades en el sector salud, sino que se presenta como "gerente" de forma genérica y como responsable de la unión temporal de empresas (UTE) Pedalem Barcelona, que tiene la encomienda pública del Bicing en Barcelona, la bicicleta compartida pública.

roger junqueras hermano oriol
Roger Junqueras, hermano de Oriol, presidente de ERC, es gerente en Ferrovial / CG

El directivo recuerda públicamente en su perfil de LinkedIn que lleva 19 años en la empresa. Lo que no dice el ingeniero agrícola es que la juez que instruye el caso Manga le consideró "cooperador necesario" en un presunto delito contra la administración pública en 2015. Quedó salpicada Nora Selva, una participada por Cespa, división donde trabaja el Junqueras dedicado a la empresa y no a la política.

Éxitos en el sector salud..

En el sector salud, Ferrovial ha encadenado otros éxitos corporativos con menos polvareda. Antes de hacerse con el contrato del contact tracing del Covid-19 en Cataluña, la firma ya ganó el servicio de teleoperación del 061, un dial que es la puerta de entrada al sistema sanitario catalán. Lo hizo en 2014, año en el que desplazó a Qualytel Services, Atento Teleservicios España --que había gestionado la línea desde 2011-- y Konecta BTO. Ello no tendría mayor enjundia salvo por el hecho de que el grupo renovó la concesión en 2017 y en 2018. En el ínterin, el exconsejero de Salud hoy fugado, Toni Comín, le dio más trabajo, al pasarle parte de las urgencias.

061 telefono cataluna
Imagen de la central del teléfono 061 de Emergencias de Cataluña, que está externalizado a Ferrovial / CG

No todo el mundo ha visto bien estas prórrogas. Los sindicatos han denunciado a la empresa en Inspección de Trabajo en más de 14 ocasiones. Alertan de precariedad laboral y del hecho de que no podían "ni levantarse para ir al baño" durate su jornada. Admitiendo parte de las reclamaciones de la plantilla, el exgerente del SEM, Joan Sala, reconoció en 2017 "fraude en la contratación" por parte de Ferrovial. Ello, dijo, había obligado a castigar al contratista. El mismo año, Ferrovial perdió el 50% de los teléfonos de emergencias en Cataluña, al ceder el 112, con sede en el Centro de Coordinación (CeCos) de Reus (Tarragona).

...con algún tropiezo

Ferrovial, compañía salpicada por el caso Palau, cuya sentencia ratificada por el Tribunal Supremo ha confirmado las mordidas de CDC en obra pública para financiarse vía el coliseo cultural, ha tenido otros aciertos en este campo. En febrero de este mismo año ha firmado el acuerdo de mantenimiento de la sede del SEM en L'Hospitalet de Llobregat [ver licitación aquí]. "Son la gente que lleva el aire acondicionado y demás", confirma personal de la empresa pública que dirige el polémico doctor Antoni Encinas. También en febrero, la cotizada se hizo con uno de los lotes del mantenimiento de ambulatorios del Instituto Catalán de Salud (ICS) [ver licitación aquí].

Fue antes de perder dos concursos sanitarios para nada menores en 2019. El pasado ejercicio, el conglomerado mordió el polvo en la adjudicación de la limpieza integral del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB), Viladecans y centro del Institut de Diagnòstic de la Imatge (IDI) vinculado [ver licitación aquí]. Multiserveis Ndavant se impuso al grupo de Madridejos y se llevó el encargo por valor de 44 millones de euros. Más polémico incluso fue el contrato de mantenimiento de Vall d'Hebron, el mayor hospital de Cataluña. La adjudicación fue frenada por el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) al detectar "irregularidades". La junta de personal se quejó a la gerencia y, finalmente, el hosptial desistió de la contrata, valorada en 9,2 millones [ver aquí].