Menú Buscar
Antonio Solanas, el animalista que cerca a Ada Colau por 'Sota', la perra muerta abatida por la Guardia Urbana en Barcelona / FOTOMONTAJE CG

Antonio, el animalista radical que acosa a Ada Colau por la perra abatida 'Sota'

El activista vegano azuza el movimiento pro derechos de los animales contra la alcaldesa de Barcelona por la muerte del can; hoy liderará una nueva manifestación

29.12.2018 00:00 h.
9 min

Antonio, el animalista radical que acosa a Ada Colau por la muerte de la perra Sota. El activista vegano azuza el movimiento pro derechos de los animales contra la alcaldesa de Barcelona por la muerte del can a manos de un agente de la Guardia Urbana el pasado 18 de diciembre. Hoy liderará una nueva manifestación que pedirá "justicia" para la mascota abatida de un tiro a la cabeza el pasado 18 de diciembre.

Antonio Solanas, en la segunda manifestación por la muerte de la perra 'Sota' en Barcelona / CG

Antonio Solanas, en la segunda manifestación por la muerte de la perra 'Sota' en Barcelona / CG

Antonio Solanas habla con este medio con credenciales en el bolsillo. El 19 de diciembre, un día después que un agente adscrito a la Unidad Territorial de la Guardia Urbana de Sants-Montjuïc abatiera a Sota de un disparo en la cabeza durante la detención por atentado contra la autoridad de su dueño, el sinhogar Tauri Rusaluus, Solanas se unió a una concentración que convocó a medio millar de personas en la plaza de España, donde se había producido el fatal suceso. A los tres días, el activista congregó a 3.500 animalistas en la plaza de Sant Jaume, el corazón político de la ciudad. En ambos casos hubo disturbios. La segunda jornada, cinco detenidos. Se desconoce cuánta gente y qué humor tendrá la marcha de hoy, en la que ya hay 3.600 interesados y 1.600 confirmados en Facebook.

"Que expulsen al agente y dimita la alcaldesa"

Las masas se moverán, salvo sorpresa, convocadas por SOS Animals Maresme, entidad que preside Solanas. El activista acudirá a la protesta --que asegura que ha comunicado a los Mossos d'Esquadra-- con peticiones de máximos. "Queremos que se expulse al funcionario de la Guardia Urbana que disparó a Sota. No es tolerable que un agente de la ley desenfunde y dispare así como así por la calle. ¿Y su hubiera habido un niño cerca?", se pregunta en conversación con Crónica Global. Solanas deja claro que "no se cree la versión policial" y que desconfía de la posición de la alcaldesa Colau, que ha pedido "testigos" de lo que ocurrió, primero, y ha pedido "prudencia", después, ante el tsunami animalista.

Cartel de la manifestación del sábado por la muerte de la perra 'Sota' a manos de la Guardia Urbana / CG

Cartel de la manifestación del sábado por la muerte de la perra 'Sota' a manos de la Guardia Urbana / CG

"No puede ser que un partido como Barcelona en Comú (BComú), que dice representar los intereses de los animalistas, dé por buena la versión policial sin una investigación. Y menos a meses de las elecciones municipales. Colau ha cambiado de posición porque le está saliendo cara la crisis de Sota", valora el activista. Según él, entiende los gritos de "Colau dimisión" y los insultos y amenazas al agente que abatió a la perra, que el sindicato CSIF ha anunciado que llevará a la Fiscalía por un posible delito de odio. "Si la Urbana tuviera que investigar todo lo que le dicen por las redes sociales, no acabaría nunca", justifica.

"No comparto la violencia"

El activista animalista (e independentista) asegura "no compartir" sin embargo las escenas de violencia que se han vivido en las dos protestas convocadas hasta ahora por la muerte de la perra Sota en Barcelona. "No nos hace ningún favor que la gente cruce contenedores por la calle. En la manifestación de hoy estarán avisados los Mossos d'Esquadra y habrá un servicio de orden". No obstante, la movilización acabará ante la comisaría de la Urbana del distrito de Sants, con todo lo que ello simbólicamente conlleva. Máxime cuando en las dos protestas anteriores --ambas con algaradas como colofón--, la Jefatura del cuerpo local de seguridad escondió adrede la Unidad de Apoyo y Prevención (USP), los antidisturbios, por temor a inflamar más los ánimos.

Antonio Solanas, activista que lidera las marchas pro justicia para 'Sota' en una imagen en las redes sociales / CG

Antonio Solanas, activista que lidera las marchas pro justicia para 'Sota' en una imagen en las redes sociales / CG

Su discurso "pacifista", como sostiene, choca de frente con su opinión de la Guardia Urbana. Asegura que "ha tapado" el caso, que "la perra no mordió al agente" y afea a todos los 3.000 efectivos que "no hayan descubierto al compañero que disparó". Según él, "conoce a guardias urbanos que están indignados". Bajo su punto de vista, los animalistas "se han comportado de forma pacífica hasta ahora --soslayando las cinco detenciones del sábado--, en oposición a la policía, que sí ve "única responsable de la violencia". Quizá por ello, "no confía" en la investigación que ha abierto la Unidad de Deontologia y Asuntos Internos (UDAI) del cuerpo policial sobre el incidente. Su asociación, Sos Animals Maresme, "se personará en la denuncia penal" que ha interpuesto la oenegé Fundación a Salvo contra la Urbana.

División en el movimiento animalista

Cualquiera que fuera su animador, las violentas tácticas de las últimas jornadas --que incluyeron, además de los disturbios, acoso a la comisaría de Sants y a un vehículo de la Urbana-- no han gustado a todo el movimiento animalista. Una portavoz de Vigilancia Solidaria, la oenegé que controlaba al ciudadano sin techo Tauri Rusaluus y a su perra antes de que el vecino fuera detenido y su mascota abatida por un agente de la Urbana, se ha desmarcado de la marcha del sábado. "No, no acudiremos. Creemos que el dueño del animal es problemático, que ya tuvo incidentes previos con la policía e incluso con médicos en un hospital. Nos desmarcamos de la protesta", han indicado.

Vela por la muerte de la perra 'Sota', abatida por un agente de la Guardia Urbana / CG

Vela por la muerte de la perra 'Sota', abatida por un agente de la Guardia Urbana / CG

La asociación, que vela para que las personas sinhogar de Barcelona no exploten animales para pedir limosna --salvaron a 43 perros el pasado año en colaboración con la Guardia Urbana-- se desmarcan también de "la violencia" de las últimas concentraciones de protesta por la muerte de Sota. "No queremos saber nada de Sos Animals Maresme. Creemos que Tauri es una persona inestable y que la muerte de la perra, aunque trágica, no encaja: su dueño, por ejemplo, no la ató cuando se lo pidieron los agentes".

Cabe recordar que la perra Sota murió por el disparo en la cabeza con el arma reglamentaria de un agente en la Gran Via de Barcelona junto a la plaza de España el pasado 18 de julio. El cuerpo asegura que el efectivo actuó en defensa propia ante un segundo ataque del can, que ya le habría mordido momentos después de que una patrulla parara para identificar al sintecho de origen estonio. No obstante, los animalistas no se creen la versión y tildan de "asesina" a la Guardia Urbana de Barcelona, ante el estupor de los sindicatos y el cuerpo, que esta semana han publicado notas de condena por las coacciones recibidas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información