Menú Buscar
Los concejales Óscar Ramírez (PP); Paco Sierra (Cs); Jordi Coronas (ERC) y Jordi Martí (JxCat) / TWITTER

Colau y Collboni se reparten el gobierno entre críticas de la oposición

Barcelona en Comú se quedará las áreas sociales y la economía, mientras que el PSC controlará la promoción económica, movilidad y la seguridad

09.07.2019 12:43 h.
5 min

Barcelona en Comú (BComú) y PSC están negociando el cartapacio municipal que emanará del pacto de gobierno entre ambas formaciones. Los partidos que capitanean Ada Colau y Jaume Collboni tiene sobre la mesa un esbozo de acuerdo que contempla otorgar las áreas sociales y la económica a los comunes, por la promoción económica, movilidad y seguridad a los socialistas. Asimismo, el borrador de entente dará cinco distritos a cada formación: Sant Martí, Horta, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Nou Barris al PSC y Ciutat Vella, Eixample, Gràcia, Sants-Montjuïc y Sant Andreu a los comunes.

El borrador de acuerdo, que se debatió en una reunión en Barcelona ayer lunes, no ha gustado a la oposición. Concejales de ERC, Junts per Catalunya (JxCat), Ciudadanos y el PP han comparecido el martes para alertar de que el cartapacio se estaría negociando "sin el consenso de la oposición" y de que lo rechazarán si no hay diálogo. Han alertado los cuatro partidos que el reparto se debate "por separado" y con la intención de que los dos partidos de gobierno se queden las presidencias de las comisiones, algo que, bajo su punto de vista, laminaría la capacidad del resto de grupos de controlar la labor del Ejecutivo local.

Batlle tomará las riendas de la seguridad

Cualquiera que fueren las impresiones de la oposición, aún hay tiempo para negociar. El pleno de reparto del gobierno municipal se celebrará el próximo martes, 16 de julio, sobre la bocina. Durante el mismo, se espera que se oficialice el reparto de áreas. La de seguridad ya tiene casi propietario: Albert Batlle, número tres de Jaume Collboni en la lista de las municipales del 26 de mayo y, a la sazón, exdirector de los Mossos d'Esquadra y de Servicios Penitenciarios de la Generalitat de Cataluña. También parece hecho que Jaume Collboni repita como primer teniente de alcalde --algo que le ofreció públicamente Colau en junio-- y que repita como responsable de Promoción Económica de la ciudad, un desempeño que ya ejerció en la Diputación de Barcelona.

Por su parte, Jordi Martí, exgerente municipal, tomará las riendas de la economía del consistorio, sustituyendo a Gerardo Pisarello, actual vicepresidente de la Mesa del Congreso de Diputados y electo en la cámara baja. Eloi Badia, a quien Barcelona en Comú repescó en el último momento, continuaría al frente de Presidencia, una cartera cuya gestión quedó en entredicho el pasado mandato por los fiascos del agua y los servicios funerarios. A su vez, la exdiputada en el Congreso Lucía Martín se confirma al frente de la concejalía de Vivienda, una cartera en la que Josep Maria Montaner cosechó un sonoro fracaso de 2015 a 2019 al no cumplir con las promesas de construcción de vivienda de alquiler asequible.

La oposición amenaza con tumbarlo

Esta es la propuesta de reparto que está sobre la mesa, pero podrían haber cambios. ERC, Cs, JxCat y PP han amagado hoy con tumbar el punto del orden del día en el pleno municipal del martes, 16 de julio, si no se cuenta con ellos en las negociaciones. Los partidos suman 21 ediles, lo que podría abrir la puerta a un no de la oposición al reparto de concejalías, comisiones municipales y presidencias de los gobiernos de distrito. Según Jordi Coronas, edil de ERC, las conversaciones entre BComú y el PSC estarían a punto de generar un pacto que "estrangula" a la oposición.

Sostienen ello los cuatro grupos por las propuestas de nombramiento de las comisiones municipales, de los distritos y del personal eventual del Ayuntamiento de Barcelona.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información