Menú Buscar
Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña, en una comparecencia pública / EFE

Artur Mas encargó a IBM robar datos del IRPF para la Hacienda catalana

El expresidente catalán creó una 'app' para apropiarse de la información de las declaraciones de renta de los contribuyentes para la Agencia Tributaria de Catalunya

26.10.2018 07:23 h.
6 min

Artur Mas robó datos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) antes de la consulta de independencia del 9 de noviembre de 2014 en Cataluña. El expresidente catalán avaló la creación de una aplicación para apropiarse de la mayor cantidad posible de información de las declaraciones de renta de los contribuyentes para alimentar la Agència Tributària de Catalunya (ATC).

Según ha avanzado El Confidencial, la Guardia Civil ha descubierto que la Generalitat encargó a la multinacional tecnológica IBM un programa para arañar datos de las declaraciones de renta autonómicas. Coincidió la acción del Ejecutivo autonómico de CiU --ahora PDeCAT-- con la campaña de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Declara't a Catalunya (Declárate a Cataluña, en catalán), en la que la entidad pseudocivil emplazaba a liquidar las rentas del trabajo en la Agencia Tributaria de Catalunya (ATC), la llamada Hacienda catalana. El objetivo era pues y según la cita textual del plan "obtener de forma unilateral la mayor cantidad posible de información relativa a un impuesto, el IRPF, cuya competencia correspondía en exclusiva a la administración estatal".

El CTTI, de nuevo

Según el instituto armado, la operación tuvo de nuevo al Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) en un papel organismo central gestor de datos. El ente, que agrupa el aparato informático de la Generalitat de Cataluña, y que fue la sede del recuento frustrado del referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, dirigió un proyecto que contó con un presupuesto de 511.720,95 euros. Esta cantidad la suma la Guardia Civil a toda la posible malversación de fondos públicos por el procés independentista.

Imagen de la sede de la Agencia Tributaria de Catalunya (ATC) / CG

Imagen de la sede de la Agencia Tributaria de Catalunya (ATC) / CG

Al parecer, el plan de Artur Mas no funcionó por la falta de colaboración ciudadana. La aplicación encargada a IBM, pues, acabó siendo desmantelada en 2016 por el Govern de Carles Puigdemont, su sucesor en el cargo. No obstante, el ahora líder independentista prófugo en el exilio ideó una iniciativa aún más ambiciosa. Quiso centralizar en la ATC todos los impuestos que se pagan en Cataluña, incluidos los de competencia estatal. Lo justificó el también exalcalde de Girona con el pretexto de aumentar la "eficiencia en la recaudación de tributos". La realidad era que el Gobierno catalán de Puigdemont quería pasar a controlar entre 4.500 y 5.000 millones de euros anuales. La cifra sostendría la nueva administración catalana una vez el equipo del prófugo declarara la independencia de Cataluña.

IBM se vuelve a llevar el contrato

El nuevo intento de la Generalitat de Cataluña, esta vez con el expresident Puigdemont al frente, volvió a confiar en IBM para arañar datos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). El proyecto contemplaba la creación de un módulo back office SAP TRM que sirvió a la ATC para gestionar de forma masiva los impuestos del Estado. Este ejercicio excedía las competencias propias de la llamada Hacienda catalana. Satisfecho con la labor de la multinacional informática, el Govern camufló el sistema en el programa eSPRIU de recaudación de tributos autonómicos y pagó otros 241.382,20 euros a la firma estadounidense, según la Guardia Civil.

Sede central de IBM en Madrid / CG

Sede central de IBM en Madrid / CG

A esta partida se le suman otras dos de 6.287 euros que el Govern declaró en enero de 2016 y enero de 2017 para viajes de altos cargos que estudiaron las haciendas de países y regiones como Eslovenia, Noruega, Irlanda, Flandes (Bélgica) y Londres (Reino Unido). El instituto armado, según la documentación que figura en la operación Anubis, cree que el propio Pere Aragonès, actual vicepresidente del Gobierno catalán, viajó él mismo a Eslovenia para recibir instrucciones sobre la creación de un hipotético Banco Central de Cataluña.

El nuevo informe de la Guardia Civil sobre los contratos de la Generalitat de Cataluña con IBM para alimentar la Hacienda catalana de forma irregular elevan la presunta malversación de caudales públicos en el procés de 3,2 millones de euros a 4,02 millones. Ello incluye la publicidad institucional; envío de tarjetas censales; sobres de la consulta; las obras en la sala anexa del CTTI para el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y la cobertura de los autodenominados observadores internacionales de la consulta.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información