Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una pancarta independentista en la sede de TV3 / CG

Plataforma per la Llengua pide que los catalanes paguen el doble a TV3

La entidad independentista pretende que cada ciudadano pague 60 euros a la CCMA, reclama más producciones para niños y jóvenes y pone como ejemplo un programa de Jair Domínguez

8 min

Entidades afines al Govern independentista reclaman a la Generalitat que duplique su dotación presupuestaria a la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisuals (CCMA) --el ente público que integra a la televisión y la radio autonómicas--, de forma que cada ciudadano pague el doble de lo que ya aporta en la actualidad, pasando de 32 euros por persona hasta los 60.

Ese es uno de los puntos que recoge el decálogo de la Plataforma per la Llengua en plena crisis sanitaria, social y económica del coronavirus. La asociación nacionalista, subvencionada por el Ejecutivo autonómico y ayuntamientos como el de Barcelona, ha hecho públicas sus diez propuestas para el audiovisual en Cataluña, con la intención de que los partidos políticos se comprometan a garantizar una mayor presencia del catalán en este ámbito, algo que ven "imprescindible" en una iniciativa que también apoyan la Acadèmia del Cinema Català (ACC) y el Clúster Audiovisual de Catalunya, entre otras entidades.

Más dinero público en plena crisis

Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa la vicepresidenta de Plataforma per la Llengua, Mireia Plana; la presidenta de la ACC, Isona Passola, el exconseller de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, y el presidente del Clúster, Miquel Rutllant.

A pesar de la grave crisis sanitaria y económica actual, Plana considera que la CCMA está infrafinanciada, de manera que la Plataforma pide que cada catalán pague 60 euros, frente a los 32 que ha explicado abonan ahora. Su decálogo apunta que "hay que conseguir de forma inmediata una dotación como la actual" de Dinamarca, que asciende a 100 euros anuales por persona, "teniendo en cuenta las diferencias en el nivel de precios". Y añade que este incremento "tiene que servir estrictamente para el crecimiento y la difusión de contenidos audiovisuales en catalán". Su objetivo, según afirman, es que la CCMA sea "el motor" de esta industria y no hacer sólo producción, "sino también otras actividades" como "plataformas digitales, telecomunicaciones, infraestructuras, servicios audiovisuales, etc"

Plataforma per la Llengua también considera crucial el "acercamiento" del audiovisual a todos los territorios de habla catalana: "Hay que recordar que tenemos un mercado potencial de 10 millones de personas", ha asegurado Plana, en alusión a las comunidades limítrofes de Baleares y Valencia. En este sentido, cabe recordar que el coste de TV3 y Catalunya Ràdio para las arcas públicas catalanas en 2019 fue de 238 millones de euros.

Plataforma per la Llengua, pidiendo el doble de dinero para la CCMA en plena crisis del coronavirus
Plataforma per la Llengua, pidiendo el doble de dinero para la CCMA en plena crisis del coronavirus

"Más inversión" en programas para niños

Tras aportar ese dato, la dirigente de Plataforma per la Llengua ha lanzado un mensaje alarmista sobre la supuesta mala situación de la lengua catalana, algo que considera particularmente grave en el caso de los jóvenes --según su entidad, el 19,6% de la población barcelonesa de entre 15 y 29 años usa hoy el catalán como lengua habitual, mientras que en 2013 era el 30%--, y ve al audiovisual como un sector "estratégico" para acercarse a los jóvenes.

En este sentido, el decálogo de la entidad independentista dedica un apartado dedicado a reclamar la "apertura de un canal juvenil" de TDT y multiplataforma y aún más "inversión de recursos de la CCMA en contenidos para niños, adolescentes y jóvenes".

Ponen como ejemplo a Jair Domínguez

En este sentido, en su decálogo  ponen como ejemplo a seguir para la audiencia joven el programa diario de los canales digitales de TV3 Bricoheroes de Jair Domínguez, presentador célebre por su ultranacionalismo y que en su edición del pasado 1 de noviembre dijo "puta España" en antena.

Plataforma per la Llengua, poniendo como ejemplo a seguir el programa 'Bricoheroes' de Jair Domínguez
Plataforma per la Llengua, poniendo como ejemplo a seguir el programa 'Bricoheroes' de Jair Domínguez

Plana, por otra parte, ha destacado que el decálogo reclama una ley de cine actualizada, aunque por el momento por lo menos "querrían hacer cumplir la que tienen", que determina que la cuota de cine en catalán que se exhibe en las salas tiene que ser del 50% --una cuota que el Tribunal Constitucional redujo al 25%--, pese a que en 2018 este porcentaje fue del 2,1%, según sus cifras.

Treserras, exconseller de ERC, ha lamentado que en Cataluña no se ha estado lo bastante atento a la relevancia del audiovisual ni a lo que su juicio es una descapitalización en el sistema de información, comunicación, educación y cultura.

"Resolver el tema de TV3 y los Presupuestos"

Passola, por su parte, ha dicho sentirse indignada y avergonzada por la situación de la lengua catalana --la cuota de cine producido en catalán ha pasado del 7% al 0,3% en diez años, según ella-- y ha dicho que el decálogo para ella se resume en dos ideas principales: "Hay que resolver el tema de TV3 y hay que resolver el tema de los presupuestos".

La directora cinematográfica y de documentales como L'Endemà opina que TV3 ya no funciona como "un motor de normalización lingüística", y que el audiovisual catalán no está lo suficientemente financiado.

Creación de un parque audiovisual

A su vez, Rutllant ha destacado el papel que a su juicio debe tener el desarrollo de la industria del audiovisual en catalán: "Si hay industria, habrá contenido en catalán", ha dicho.

En este sentido, destaca dos iniciativas del decálogo: la creación de un parque audiovisual en el que "se puedan hacer producciones de gran nivel", y la de un parque tecnológico para que la industria sea más competitiva en las nuevas tecnologías.

Presión a los partidos políticos

Al ser preguntados por la respuesta que han obtenido de momento de los partidos políticos, Plana ha respondido que en las formaciones que, a peculiar modo de ver, "son de tradición democrática", la respuesta ha sido positiva, exceptuando el PSC, que todavía no se ha decidido.

Tresserras ha cerrado el acto diciendo que aunque el decálogo presente una lista de problemas y sea un grito de alerta, también "existe la posibilidad de revertir las cosas si se consiguen amplios consensos políticos".