Menú Buscar
Un auxiliar cortacalles contratado por el Ayuntamiento de Barcelona / CG

Los 300 cortacalles 'low cost' del Ayuntamiento de Barcelona

El gobierno de Colau paga a 6 euros la hora a personal sin convenio ni formación para sus polémicos cortes de tráfico

6 min

Son los cortacalles low cost que emplea el Ayuntamiento de Barcelona. Cerca de 300 auxiliares con sueldos que no pasan de los seis euros la hora vigilan los polémicos cortes de tráfico diseñados por el gobierno municipal. El personal, sin formación ni convenio, está subcontratado a Brothers Control SL, la firma multiservicios a la que el consistorio ha asignado un contrato a dedo --sin concurso por la vía de urgencia--- por valor de 1,2 millones de euros. Lo ha hecho con la oposición del sector de la seguridad.

Fuentes de la industria, estupefactas por la licitación [consultar aquí], han recordado que el Ejecutivo local "ha recurrido a la categoría laboral más baja para ahorrarse dinero". ¿A qué se refieren? "Al ser cortes de calles --hasta siete grandes vías los fines de semana--, son puntos sensibles. Puede haber accidentes de tráfico, discusiones, peleas o urgencias. Pues bien: ha optado por contratar a gente que no es ni vigilante de seguridad ni siquiera controlador de acceso titulado", han lamentado. Ello ha abaratado la campaña municipal de cortes de tráfico, sí, pero redunda en un servicio de peor calidad. "Guardia Urbana corta una calle y les deja allí doce horas. Son gente de la pie con un peto. ¿El requisito? Ser mayor de edad. Esa es toda su preparación", se quejan.

Alerta a Antifraude

ADN Sindical, mayoritario en el sector de la seguridad privada, ha alertado a la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) del dedazo --contrato público con arreglo al estado de emergencia y, por lo tanto, sin concurso-- con la seguridad de los cortes de calle. Otras voces del sector, más comedidas, alertan de que la contratación de 300 auxiliares "es poco ética, como poco, e irregular, como máximo". Según ellos, Brothers Control SL "no figura en el registro de la Dirección General de Policía [consultar registro aquí]", por lo que no es una empresa de seguridad. "En este caso tampoco emplea a controladores de acceso, pues el Decreto autonómico 112/2010 de Espectáculos establece condiciones claras del servicio. Aquí no se cumplen" , agregan.

Imagen de uno de los cortes de tráfico que comandan auxiliares sin convenio ni formación: perciben 6 euros la hora por ello / CG
Imagen de uno de los cortes de tráfico que comandan auxiliares sin convenio ni formación: perciben 6 euros la hora por ello / CG

Qué ha pasado para que el Ayuntamiento de Barcelona se gaste 1,2 millones de euros en personal para cortar calles, excluyendo las horas extra de la Guardia Urbana, si quien los hace cobra seis euros la hora? "Han ido a reventar precio. El gobierno municipal ha buscado el servicio más barato posible y lo ha asignado por el procedimiento de urgencia a una empresa que ya conoce". Ello se ha producido pese a que Barcelona en Comú se comprometió a introducir criterios sociales en la contratación pública cuando llegó a la alcaldía de la ciudad en 2015. También salariales. En este caso, no obstante, primó la urgencia y el precio, por lo que dichos criterios quedaron en agua de borrajas. Desde el sector tampoco se explican que Ecología Urbana lanzara una primera contrata cerrada para después ampliar la adjudicación con otra licitación de menor cuantía, esta vez abierta [consultar aquí].

Empresa: "Nos contrataron en 24 horas"

Brothers Control, la empresa multiservicios que se ha beneficiado del polémico contrato para cortar las calles de Barcelona, se defendió ayer en conversación con este medio. Admitió su gerente que la remuneración "limpia" son 6 euros la hora, y que el personal "trabaja sin convenio", con arreglo al Estatuto de los Trabajadores. Pero alegó que "ello no era su culpa y que está buscando la manera de juntarse con otras firmas similares para aprobar un acuerdo laboral común". Su dirección negó haber cometido irregularidad alguna con el contrato de 1,2 millones de euros, aunque reconoció que el Ayuntamiento de Barcelona se lo concedió en apenas 24 horas. "Me llamaron un jueves, el viernes me aprobaron el presupuesto y el sábado ya estaba en la calle", ha recordado su fundadora.

La enseña "comprende" que las empresas de seguridad estén en franca rebelión por el contrato público sin concurso, pero recuerda que es "para un fin sanitario: asegurar el distanciamiento social en la calle al final de una pandemia". La compañía, que se define como familiar, recuerda que "estaba con despidos temporales (ERTE) por la situación actual", y añade que la adjudicación "ayudará a crear 257 puestos de trabajo más las reservas". Recuerda que "tiene experiencia" trabajando con el Ayuntamiento, pues lleva los festivales de la zona del Fórum, como el Primavera Sound. "Tenemos solvencia y somos un proveedor habitual y certificado. No entendemos la polémica", apostillan.