Menú Buscar
Imagen de un sanitario informado a una paciente en un ambulatorio de la conurbación durante el rebrote de Barcelona / EFE

El riesgo vírico en el Vallès es seis veces inferior al del pico de Lleida

La nueva zona cero del coronavirus en Cataluña sufre alta velocidad de transmisión, pero sigue lejos de las áreas más devastadas

7 min

Cifras para la esperanza. El riesgo de rebrote en el Vallès, la nueva zona "preocupante" del coronavirus en Cataluña, queda aún muy lejos de los peores registros del pico de verano de la pandemia. El territorio presenta siete veces menos posibilidades de contagio comunitario masivo que el Segrià cuando el Govern decretó el cierre de la capital provincial, Lleida, y otras seis poblaciones el 15 de julio. Los números de Sabadell, Terrassa y Ripollet, las tres ciudades más afectadas por el repunte de positivos, son aún mucho mejores que los de L'Hospitalet de Llobregat y Barcelona, zonas en las que también se decretaron restricciones sociales y económicas.

Datos de los focos del coronavirus cuando el Govern interviene
  Riesgo rebrote Reproducción (Rt) Tasa casos confirmados Positivos sobre test
Vallès Occidental-31/07 138,25 1,56 54,81 5,92
Lleida (Segrià)-14/07 1005,45 1,14 481,45 29,96
L'Hospitalet de Llobregat-14/07 843,83 2,09 270,28 21,16
Barcelona-17/07 284,62 1,73 105,86 9,93
Figueres-19/09 865,18 1,87 300,59 21,10

Es la conclusión que se desprende de los datos abiertos del portal del Departamento catalán de Salud [consultar aquí]. El Vallès Occidental, territorio donde la Generalitat de Cataluña hará cribajes masivos contra el coronavirus, presenta una riesgo de rebrote de 138,25 enteros. La misma cifra era de 1.160 en Lleida y entorno cuando el Govern decidió cerrar la ciudad en julio. En el área metropolitana de Barcelona, el virus se expande a un ritmo de 1,83 nuevos contagiados por cada positivo, algo superior a la de la capital provincial (1,13) cuando la Generalitat la aisló el 15 de julio. Lo que no son comparables son las tasas de confirmados, mucho menores en el Vallès que en Lleida (54,81 frente a 562,39) y el porcentaje de positivos por test PCR (5,92% contra 33,14%).

Mejor que L'Hospitalet y Barcelona

En el campo de ingresados y defunciones, el enclave que preocupa al Gobierno catalán presentó cinco admisiones en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y dos fallecimientos la pasada semana. La zona del Segrià tuvo 14 nuevas altas en críticos y cinco óbitos cuando el Govern cerró la ciudad y las colindantes. Si el Vallès "preocupa" pero aún está lejos de llegar a ser una nueva Lleida, sus cifras son también aún mejores que las que muestran Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat. En la segunda, el Ejecutivo autonómico impuso restricciones al contacto social y la vida económica el 15 de julio. En la Ciudad Condal, tres días después.

Municipios del Vallès con mayor incidencia de SARS-CoV-2 (semana 31/07)
  Riesgo rebrote Reproducción (Rt) Tasa casos confirmados Positivos sobre test
Ripollet 174,50 1,86 57,29 6,79
Terrassa 129,45 1,61 51,19 6,16
Sabadell 188,41 1,64 70,49 7,03

Cuando el Procicat, el ente de coordinación de las emergencias catalanas, recomendó cerrar barrios de L'Hospitalet, la segunda mayor ciudad catalana presentaba un riesgo de rebrote de 888,05 puntos y una tasa de reproducción de 1,98, superior a la actual en el Vallès. En Barcelona, el riesgo alcanzaba los 284 puntos. Cada infectado transmitía la enfermedad a 1,73 personas de media. ¿Qué preocupa en el Vallès, pues? En algunas zonas, como Ripollet, la expansión es rápida (1,86) y el riesgo de rebrote, mayor de lo deseable: 174,50 puntos sobre una base de 100. El foco se concentra en la zona del Pont Vell de esta localidad. Lo mismo ocurre en algunas áreas básicas de salud (ABS) de Terrassa y Sabadell, como Sabadell Sud o Creu de Barberà. La crisis sanitaria no es (aún) alarmante, peró sí exige tomar medidas.

 

 

Marta Farrés, alcaldesa de Sabadell, comenta los datos de casos de Covid-19 / TWITTER

Vecinos: "Afectados por los recortes sanitarios"

En conversación con este medio, los líderes vecinales de la zona han llamado a la calma, pero también a la "responsabilidad" de la ciudadanía. Una de los que lo ha hecho ha sido Dolores Lladó, presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de Terrassa (FAVT). "Mantenemos contacto directo con el ayuntamiento. Lo que no entendemos es que la gente se relaje, cuando toca trabajar hombro con hombro para evitar que se reactive la pandemia", ha alertado la activista. La primera mujer en dirigir la federación vecinal ha recordado que la tercera ciudad catalana "aún espera inversiones del Departamento catalán de Salud". ¿Cuáles? "El nuevo CAP de Can Roca está aún en obras, cuando llevamos años pidiéndolo", ha subrayado. Cabe recordar que el nuevo cribaje masivo en esta ciudad y el resto del Vallès lo coordinarán los ambulatorios.

Por su parte, Manuel Navas, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Sabadell (FAVS), ha criticado también el olvido histórico al que ha sometido la Generalitat de Cataluña esta comarca metropolitana. "Tenemos una tasa de camas de hospitalización muy inferior a la media catalana. La atención primaria está infradotada y faltan 1.300 médicos. Prometieron un nuevo hospital en Ripollet y Cerdanyola, el Ernest Lluch, para descongestionar el Parc Taulí. Lo estamos esperando desde 2002", ha criticado el activista. Navas ha recordado que "del virus nadie tiene la culpa, pero de la gestión de la crisis sanitaria sí hay responsables". Según el activista vecinal, el combate contra la pandemia se libra a medio gas en Cataluña por la falta de recursos en la sanidad pública, el hecho de que la Generalitat priorice otros temas --como los identitarios-- y por la pugna entre JxCat y ERC, socios en el Govern. "Ya les va bien desgastarse a meses de las elecciones", ha concluido Navas.