Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los médicos del Hospital de Mataró durante un descanso / EFE

Cataluña pide médicos jubilados tras 'fugarse' 1.400 en dos años

La región moviliza a estudiantes y facultativos retirados tras liderar la fuga sanitaria en España en 2018 y 2019, según la Organización Médico Colegial

7 min

Cataluña pide ayuda de nuevo a médicos jubilados y a estudiantes de Medicina y Enfermería para hacer frente al coronavirus. Las autoridades sanitarias de la región realizaron ayer una llamada pública a incorporar más personal contra la pandemia, soslayando que el territorio ha vivido una auténtica fuga de facultativos en los últimos dos años: hasta 1.383 peticiones formales para marcharse. Más allá de esta cifra, esta medida ha sido tachada de "irresponsable" y potencialmente "ineficaz" según Simecat, el sindicato médico no nacionalista catalán. 

En el terreno de los números, los últimos datos cerrados de la Organización Médico Colegial (OMC) son concluyentes: Cataluña lidera la clasificación de regiones de España de la que más médicos quieren irse. Lo calcula la corporación de derecho público mediante las peticiones de certificados de idoneidad a los colegios provinciales para marcharse a trabajar a otro lugar. En Cataluña fueron 792 en todo 2018 --un repunte tras la fase dura del procés independentista-- y 591 en 2019. En ambos ejercicios, la región lideró la fuga de médicos en el país.

 

 

Manifestación de sanitarios del Hospital Clínic contra el recorte del 5% del salario (abril 2020) / METRÓPOLI ABIERTA

Simecat: "Vergonzoso e irresponsable"

Desde Simecat, el Sindicato Médico de Cataluña, Alex Ramos, secretario general, ha señalado que la movilización de compañeros jubilados y estudiantes es una medida "vergonzosa e irresponsable". Según la agrupación, supone un "parche inadmisible que juega con vidas". Añade el doctor Ramos que "hablar ahora de estudiantes de sexto y poner en riesgo a médicos mayores es una medida temeraria. Y si cubren puestos de poca exposición y responsabilidad resultará ineficaz".

"Hace muchos años que se habla de falta de profesionales en Cataluña --ha continuado el representante de Simecat--, y ahora toca improvisar leyes mal hechas, por no haber tomado las medidas oportunas en su tiempo. Formar a un médico no se hace de un día para otro". En opinión del galeno, la movilización de Salud aflora "un déficit estructural terrible". Ante ello, se impone "saber dónde los van a ocupar, a qué puestos concretos. Porque puede ser un fiasco total y peor el remedio que la enfermedad".

"Faltan 7.000 especialistas en toda España"

Por lo pronto, Simecat calcula que "nos hacen falta un mínimo de 7.000 médicos especialistas en España, mientras se quedan cada año más de 7.000 médicos formados y acreditados --con costo importante para el erario publico-- sin poder completar su formación como especialistas por falta de las correspondientes plazas".

Esta situación empeora por la admisión de extracomunitarios, que "genera una bolsa de médicos colgados, evidente mano de obra barata, sin voz, hipotecada y vendida". Globalmente, el llamamiento del Departamento catalán de Salud es un "parche" que, "pudiendo ser económicamente barato, supone aumentar la inseguridad del paciente y a la larga carísimo por el aumento de complicaciones, errores y los fallecimientos".

Críticos con el colegio: "Hay fuga de médicos"

A su vez, el doctor Joan Gené, que ha liderado la oposición en las dos últimas elecciones al Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), ente de colegiación obligatoria para ejercer, ha admitido que "existe la fuga de médicos", algo que la institución que optó a presidir ha negado históricamente. "Nuestros médicos se van a Europa, donde les pagan mejor", lamenta.

Según Gené, los facultativos se marchan de la región "por motivos de formación, ya que en hospitales de Estados Unidos, por ejemplo, los proyectos profesionales son mucho más atrayentes". Y, también, por los bajos sueldos. "También para labrarse un mejor futuro profesional", admite.

Faltan enfermeros y personal de administración

No obstante, Gené matiza que "en estos momentos lo que más urge es más personal de enfermería, rastreadores y administración". Recuerda que los test PCR y rápidos "se han multiplicado", lo que ha derivado en una gran sobrecarga de trabajo que precisa de mayor personal enfermero, auxiliar y el llamado GIS, de gestión y servicios. "El 80% de contagios son leves y los lleva la primaria", recuerda el profesional.

De hecho, su apreciación encuentra eco en las redes sociales, ya que facultativos y activistas prosanidad pública llevan días alertando de las carencias del sistema regional de rastreo del virus SARS-CoV-2 en los ambulatorios con la etiqueta de Twitter #jodenuncio.

¿Quién gestionará los cinco hospitales satélite?

Sobre el terreno, el "déficit estructural" que cita Simecat se deja notar en efecto en la atención primaria, pero también en el segundo nivel, el hospitalario. Prueba de ello es que el Hospital Vall d'Hebron, el mayor de Cataluña, ha cerrado su unidad de enfermedades infecciosas en la zona de Drassanes de Barcelona. La ha centralizado en la ciudad sanitaria por motivos de "optimización".

En paralelo a ello, los hospitales catalanes ya empiezan a aplazar intervenciones no urgentes y han aprobado los turnos 12/12, los que rigieron durante la primera ola del coronavirus, para hacer frente a la mayor presión asistencial que se espera en las próximas semanas. En estas condiciones, se ha abierto de nuevo el debate de quién gestionará los cinco hospitales satélite que construye el Departamento catalán de Salud en Barcelona y Lleida, con capacidad total para unas 500 camas

Destacadas en Vida