Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
u

DomusVi: el Govern tenía denuncias de maltratos desde 2018

Una familiar alertó a la Generalitat de que su madre presentaba moratones dos años atrás; se suspendió a empleados del geriátrico y se les recomendaron cursillos

7 min

El Govern sabía de las denuncias de presunto maltrato a personas mayores en DomusVi Can Buxeres, una residencia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), desde 2018. Una familiar alertó "a principios de aquel año" de que su madre "había sido golpeada", o al menos presentaba graves moratones, en el geriátrico. La ciudadana se dirigió al Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias y al ambulatorio local. El primero realizó una inspección, y hubo suspensiones de empleo y sueldo. El Centro de Atención Primaria (CAP) no dio importancia a los hematomas y recomendo cursillos sobre cómo agarrar a ancianos al personal, ya que lo atribuyó a un error humano en los cambios posturales.

Quien lo denuncia tiene nombre y apellido. No se esconde, aunque su madre siga estando en el equipamiento. M.E. se dirige a este medio para alertar de que sí, hay denuncias anteriores por supuestos malos tratos en DomusVi Can Buxeres, tal y como ha preguntado Ciudadanos al Govern. "Yo misma lo llevé a Asuntos Sociales a finales de 2017, principios de 2018. Lo hice cuando, un día, descubrí que mi madre presentaba un hematoma muy grande en la zona de los senos. Dijeron que era de golpearse con la barandilla, pero no dí crédito a su explicación", explica en conversación con este medio.

Trabajo y Salud lo sabian...

M. insiste y no se oculta. "No. No me puedo llevar a mi madre de la residencia porque tiene una plaza pública y la perdería. ¿Puedo pagar 2.200 euros por una plaza privada? No, no puedo. Tengo que dejarla allí.  Pero les he denunciado por mala praxis en diversas ocasiones", recuerda. ¿Cuándo y a quién? "A Asuntos Sociales a principios de 2018, con el primer episodio del hematoma. Otro día --la visitaba cada día-- mi mamá presentaba lo que parecía un golpe en el ojo. Un tercer día, una herida en la frente que requirió siete puntos de sutura", asegura. "Todo ello lo comuniqué a la Consejería. Sé que hicieron inspecciones y que hubo suspensiones de empleo y sueldo. Pero al final cerraban los expedientes asegurando que se había tratado de un error humano, un golpe fortuito durante un cambio postural". "También presenté reclamación, como es lógico, a la dirección del centro [que pilota Montserrat Muntsa Cervera, directora técnica de DomusVi]", añade.

domusvi residencia valoraciones
Imagen de una de las reclamaciones interpuestas por presunta mala praxis en DomusVi Can Buxeres / CG

M. no se rindió. "Acudí también al Centro de Atención Primaria. Llegué a hablar con la directora y les conminé a que tomaran medidas. Me dijeron que harian cursillos a los trabajadores sobre cómo agarrar adecuadamente a los residentes para evitar heridas", señala. ¿No les convenció para denunciar? "Me respondieron que el riesgo cero con las personas muy mayores no existe. Que pueden lastimarse. Pero yo veía que, cada cierto tiempo, mi madre presentaba moratones", lamenta. La vecina de L'Hospitalet de Llobregat fue tan arriba que habló hasta con la inspección de Asuntos Sociales y Famílias, que dirige Rosa Llor. "No me solucionaron nada. Pero cuando se publicó lo de la señora Paquita --Francisca López Valentín, que también ha denunciado malos tratos a su madre-- se me abrió el cielo. Mi lucha de tantos años, al fin, hallaba eco en otra familia", admite.

...pero callan, igual que DomusVi

Este medio se ha dirigido al Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias y al de Salud para preguntarles si les constan quejas o denuncias de presuntos malos tratos en DomusVi Can Buxeres. Las consejerías de Chakir el Homrani y Alba Vergés no han contestado a los requerimientos informativos de este medio. Tampoco lo ha hecho la portavocía de prensa de la empresa que dirige Josefina Fernández. Debido a este silencio, la versión que puede ofrecer Crónica Global es la de los familiares. Éstos, además de presuntos maltratos, denuncian que la residencia presenta un virulento brote de coronavirus. ¿De qué proporción? "Al menos dos plantas --con capacidad para unos 50 residentes cada una-- están o infectados o contagiados. La tercera la han sectorializado para ancianos sanos. La cuarta está vacía de tantos mayores que han fallecido", aostienen. ¿Cuántos? "Mínimo 45 muertes", indican.

¿Tienen razón? ¿Hubo maltrato a mayores en DomusVi en L'Hospitalet? ¿Cuántos mayores se les han muerto? Todo ello queda en el aire ante la opacidad de la empresa, líder en el sector de los geriátricos en España, y de la Generalitat. Lo factual es que las denuncias de familiares de residentes se añaden a otras que ya llegaron anteriormente, en este caso en el geriátrico Premià Ca n'Amell DomusVi, el mayor de la compañía en Cataluña. La institución asistencial, con más de 300 plazas, ha encajado unos 80 exitus u óbitos durante la pandemia y cerca de un 90% de contagios, según datos del Ayuntamiento. Ha sido intervenida dos veces por la Generalitat de Cataluña. Se enfrenta también a una investigación de la Fiscalía de Área de Mataró. Los familiares se han organizado para, también, denunciar penalmente a la empresa.