Menú Buscar
Primeras planas

Depresión, deflación e imprevisión con las mascarillas

Los economistas alertan sobre los efectos perversos de la caída de precios. El Gobierno todavía no ha hecho acopio de material de protección para un rebrote. Derrota de Puigdemont en Perpiñán

15 min

Un fantasma recorre Europa: la deflación. El personal del común saluda con satisfacción la caída de precios, traducida de momento en el aumento de ofertas y de dos por uno. La propensión a considerar que las rebajas son buenas oculta el peligro de caer en una suerte de carrusel destructivo. La economía ama la inflación y teme la deflación, según los expertos. Si ya de por sí son malas las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los bancos centrales en relación al PIB y el empleo, con el término depresión a la orden del día, el riesgo de deflación agudiza las tensiones y flaquezas de una economía que recién arranca al ralentí tras el parón del coronavirus.

En El País alertan del caso en una media columna de portada que firma Luis Doncel. "La deflación acecha a Europa" es el titular de un texto que arranca así: "Tras hundir la inflación de la eurozona al mínimo en cuatro años, la crisis amenaza con provocar una espiral de caídas de precios de graves consecuencias al estilo de la que sufre la economía japonesa desde hace lustros. Es ya todo un clásico de las últimas crisis. No hay fenómeno que asuste más a los economistas que la deflación. Japón ya probó lo duro que resulta una caída generalizada y prolongada de precios, un proceso en el que los consumidores posponen sus decisiones de compra, las empresas sufren para mantener beneficios y tratan de rebajar salarios y la deuda se convierte en una carga cada vez más pesada para familias, empresas y Administraciones. La crisis del euro desempolvó el fantasma la década pasada, pero el Banco Central Europeo (BCE) de Mario Draghi impidió que se materializara. Ahora, la pandemia y la crisis mutante que la acompaña han devuelto el temor a los precios alicaídos".

Todo esto sin contar que un rebrote podría endurecer a peor las previsiones y agudizar las tensiones relativas a los precios. Lo que no ha bajado mucho de precio tras subir previamente hasta la estratosfera son los equipos de protección individual, mascarillas, guantes, batas y demás. En La Razón se alerta de que el Gobierno no ha acaparado material para una hipotética segunda oleada. Escribe Sergio Alonso: "La falta de mascarillas, guantes de nitrilo, trajes especiales, test o dispositivos de ventilación mecánica para los enfermos críticos ingresados en las unidades de cuidados intensivos (UCI) multiplicó el caos aquellos días y llevó a España a figurar en la lista negra de los países peor parados de todo el planeta. A día de hoy, ocupa el tercer lugar en tasa de mortalidad por millón de habitantes --sin contar los fallecidos en residencias y domicilios--, figura entre los seis estados con más ciudadanos contagiados y es el que registra un mayor número de profesionales de la salud que han dado positivo en las pruebas de detección".

planas portada
Portada de 'La Razón' del 29 de junio

Sigue Alonso: "Ahora, la historia puede volver a repetirse. A pesar de la multiplicación de los rebrotes en esta nueva fase de 'normalidad' y de que no son pocas las voces científicas que prevén una segunda oleada de contagios y muertes a la vuelta del verano, cuando desciendan de nuevo las temperaturas y el SARS-CoV-2 recobre la carga viral perdida en estos meses, el Gobierno sigue sin contar con materiales suficientes para hacer frente a la nueva amenaza. El acopio que demandaba la OMS allá por febrero todavía no se ha producido al ritmo que requiere la evolución de la pandemia. De hecho, pese a los anuncios formulados de manera pública por el presidente del Gobierno y por el ministro de Sanidad, nuestro país no ha creado la tantas veces citada reserva estratégica de materiales, en previsión de que vuelvan de nuevo la carestía, los desabastecimientos y las tensiones comerciales en los mercados internacionales por la demanda de todos los países".

Política. En El Mundo, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, protagoniza una entrevista en la que trata de marcar el terreno al Gobierno y le avisa de que retomar la mesa de diálogo con los independentistas alteraría los frágiles nexos que vinculan a la formación liberal con el sustento del Gobierno. Ahí van las preguntas y respuestas alusivas a la cuestión: 

"P. ¿Esa votación (la del decreto de "nueva normalidad") abre la puerta a unos presupuestos de consenso?

R. Ese debe ser el camino para conseguir unos presupuestos de reconstrucción nacional. El Gobierno debe ser responsable, alejarse de las políticas populistas y del independentismo. Y fijarse en los partidos que creemos en España. No en los que pretenden que a España le vaya mal porque consideran que eso es bueno para ellos. El Ejecutivo tiene que presentar unas cuentas moderadas, pragmáticas y útiles para sacar a España de la crisis. Si lo hace, los que creemos en España tendremos que estar en ese acuerdo de consenso.

P. Pues Pedro Sánchez ha dicho que puede convocar en julio la mesa con el Govern de Quim Torra.

R. Nosotros repudiamos absolutamente la mesa de la vergüenza y del chantaje, que está dentro de los acuerdos del Gobierno Frankenstein. Es una mesa inconstitucional. Para tratar lo que dicen que van a tratar existen las instituciones democráticas elegidas por el pueblo.

P. ¿Han pedido al Gobierno que no la reúna?

R. Al Gobierno le hemos exigido igualdad en todas las negociaciones. La mesa es desigualdad y privilegio identitario. Siempre al Gobierno le hemos exigido que respete esa igualdad si nos quiere tener de su lado.

P. ¿Han pedido que no reúna la mesa hasta que pase la crisis? ¿Seguirán negociando si la convoca?

R. Si el Gobierno reúne la mesa de la vergüenza y del chantaje con los independentistas nos lo va a poner muy difícil. Queremos que el destino de 47 millones de españoles no lo decidan ni ERC, ni los nacionalistas, ni Otegi. Nosotros queremos que no estén en las instituciones porque nunca toman decisiones en beneficio de todos, sino sólo de una parte del territorio. El Gobierno tiene también la responsabilidad de procurar acuerdos con nosotros y no dificultarlos con la mesa de la vergüenza.

Noticias catalanas. María Peral informa en El Español sobre el intento de engaño de Jordi Sànchez para que la juez de vigilancia penitenciaria autorice sus salidas de la cárcel para dedicarse a la política. Escribe la referida Peral: "Jordi Sànchez, condenado a nueve años de prisión por su papel en el proceso unilateral de independencia de Cataluña, pretende salir de prisión de lunes a viernes de 8 de la mañana a 21 horas para trabajar como director gerente de la Crida Nacional per la República, el nuevo partido de Carles Puigdemont. La petición del expresidente de Asamblea Nacional Catalana y exdiputado de Junts per Catalunya contradice las garantías que dio al equipo de tratamiento de la cárcel de Lledoners y que fueron determinantes para que la junta de la prisión propusiera --y la jueza de vigilancia penitenciaria aceptara-- los permisos de salida y el régimen de semilibertad del que disfruta desde el 7 de febrero. Todas esas concesiones han sido recurridas por el fiscal".

planas espanol
Noticias de portada de 'El Español' el 29 de junio

Sigue la nota: "El jurista, el psicólogo y la trabajadora social del centro penitenciario se mostraron en sus informes a favor de la salidas de Sànchez de prisión porque 'el interno, a consecuencia de los hechos [por los que ha sido condenado], se ha desvinculado de toda entidad dedicada a la movilización y no tiene intención de continuar este camino'. 'Sus expectativas actuales ya no están en la política activa, ni tampoco en la presidencia de la ANC, ya que actualmente ya no lo es, ni tiene intención de volver a liderar ninguna entidad ni movimiento social', añadían los miembros del equipo de tratamiento, según los cuales Sànchez 'manifiesta que sus inquietudes políticas serán enfocadas de otra manera, que por descontado no será la de activismo social'".

En La Vanguardia publican una carta de Oriol Junqueras y Pere Aragonès en la que se vincula la recuperación tras la pandemia con la proclamación de la república. Algo así como que sin independencia no habrá reconstrucción. Ahí van unos párrafos: "Porque ante la disyuntiva del inmovilismo, ante los cantos de sirena de una segunda Transición que todos sabemos que pretende acabar apuntalando de nuevo el Régimen del 78, tenemos que optar por construir los cimientos de la República catalana. Porque la salida de la crisis determina el futuro del país a todos los niveles".

Siguen Junqueras y Aragonès: "Por eso la agenda de la reconstrucción no se puede entender sin la agenda para resolver el conflicto entre el Estado y Cataluña. Como país tenemos la necesidad de dar respuesta colectivamente a la reactivación económica y a la voluntad de la ciudadanía de Cataluña de decidir libremente su futuro político. Y ninguna de estas prioridades puede quedar supeditada a la otra. Ni la crisis nos puede hacer olvidar la amnistía y la autodeterminación, ni podemos esperar la República para empezar a transformar el país. La mesa de negociación es imprescindible. Hace falta fijar una fecha con urgencia y especialmente acordar el orden del día. No hay excusa que valga. Sánchez no puede esconderse más y creer que el tiempo --o cualquier otra argucia-- resolverá el conflicto".

Reorganización del espacio posconvergente. David Bonvehí encuentra bolsas de aguda oposición a su plan de salvaguardar las siglas del intento de disolución de Puigdemont. En El Nacional escribe al respecto Núria Casas: "Cap de les setze sectorials del PDECat s'ha posicionat, de moment, a favor de seguir amb la proposta de la direcció encapçalada per David Bonvehí. En canvi, el comunicat Junts signat pels 'consellers presos, a l'exili i al govern' ha rebut en menys de 24 hores el recolzament públic de nou d'elles, més de la meitat: Relacions Internacionals, Institucions Públiques, Social i Diversitat, Gent Gran, Dret i Justícia, Cultura, Seguretat i Defensa i les últimes en fer-ho, Feminisme i Igualtat i Polítiques Digitals. Totes elles aposten pel lideratge del president Carles Puigdemont i la constitució de Junts per Catalunya com a organització polítics. L'objectiu és assolir la independència de Catalunya i aquesta és la prioritat que marquen".

Decepción nacionalista en Francia. El amigo de Puigdemont Jean-Marc Pujol ha perdido la alcaldía de Perpiñán. Del e-notícies: "Louis Aliot, del partit ultradretà Reagrupament Nacional, s'ha imposat a Jean-Marc Pujol, alcalde de la ciutat des del 2009 pel partit UMP, amb el 54% dels vots. Aliot ja havia guanyat la primera volta al març. L'expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, va demanar el vot per a l'alcalde de Perpinyà, Jean-Marc Pujol, després de la rebuda institucional que va fer Pujol al Consell per la República el 29 de febrer. (...) 'Per Catalunya, Perpinyà ha de continuar sent el que sempre ha estat al llarg dels segles XX i XXI; és a dir, la gran capital de les llibertats democràtiques i del republicanisme català', va manifestar".

El partido de Macrón ha sufrido un gran retroceso. Se habla de una posible remodelación del Gobierno para recuperar el pulso político. Por su parte, la gaditana Anne Hidalgo revalida la alcaldía de París.

29 de junio, santoral: Casio, Enma, Pablo, Pedro y Siro.