Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), junto al director de TV3, Vicent Sanchis (d) / CCMA

El sudoku que impide renovar TV3

El pulso entre Junts y ERC, el pasado de Sanchis en el Barça y sus relaciones con Roures, así como el rechazo de la oposición a entrar en esas guerras independentistas, obstaculiza los cambios

6 min

Conjugar los intereses políticos en la renovación de los órganos gestores de TV3 y Catalunya Ràdio no es tarea fácil. Porque, a fin de cuentas, es el partidismo el que impide aplicar la nueva ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), aprobada hace ocho meses, precisamente, con el objetivo de poner fin a la politización de los medios públicos catalanes. Si a este pulso entre partidos se añaden factores colaterales como la campaña electoral del Barça o la influencia del empresario Jaume Roures, la posibilidad de nombrar nuevos cargos antes de las elecciones catalanas se vuelve muy remota.

Vicent Sanchis, director de TV3, riéndose en la sesión de control a la CCMA / CANAL PARLAMENT
Vicent Sanchis, director de TV3, riéndose en la sesión de control a la CCMA / CANAL PARLAMENT

El pasado martes, el comité de empresa de TV3 emitía un contundente comunicado en el que "aseguraba que la renovación del consejo de gobierno y de la dirección es una urgencia, pero la falta de voluntad de los partidos del gobierno lo aplaza al menos hasta después de las elecciones catalanas por razones de control político. Y, mientras tanto, el tiempo pasa, y nuevas tribulaciones añaden a los problemas de siempre".

Lo que dice la nueva ley

La nueva ley eleva las mayorías necesarias para elegir a los cargos de los medios catalanes y las exigencias profesionales de los mismos. Sin embargo, los socios de gobierno, Junts per Catalunya y ERC, ya se habían repartido los cargos. Los nombres de los candidatos salieron a la luz, con el consiguiente enfado de los profesionales de las cadenas. Así, ERC pasaría a presidir la CCMA y dirigir TV3, ahora en manos de Junts mediante la figura de Vicent Sanchis, un hombre vinculado a la vieja guardia convergente y, como se verá más adelante, al Barça.

Sanchis comenzó muy mal su mandato, pues fue reprobado por el Parlament. Y todo apuntaba a que su gestión acabaría igual, con su cargo sometido al debate en Pleno.

Pulso ERC-JxCat

Pero no ha sido así. La última Comisión de control de la CCMA se saldó con la petición de dimisión de Sanchis por parte de PSC. Pero no pasó de ahí. ERC no ha ido más allá de sus reproches sobre los contenidos de TV3, cuyo control es fundamental en unas elecciones, a la espera de que fuera la oposición la que tomara la voz cantante. Pero Ciudadanos no quiere hacerle el juego a los independentistas, conscientes de que detrás de esos retrasos en la renovación de la CCMA está el pulso entre JxCAT y ERC.

Hay que tener en cuenta que tanto Cs como PSC aspiran a tener un cargo en la Corporación. Hay, por tanto, negociaciones soterradas. Así, mientras Cs se debate entre entrar en el ente gestor o mantenerse como voz crítica desde fuera, los socialistas aspiran a tener dos consejeros en la CCMA. Pero los comunes piden paso, pues como se sabe, en los últimos meses han estrechado complicidades con ERC. Los presupuestos de la Generalitat para 2020 es resultado de ello.

El director de Deportes de la CCMA, Christian Garcia, ha renunciado al cargo tras el polémico documental sobre el 'caso Rosell' de TV3 / CCMA
El director de Deportes de la CCMA, Christian Garcia, ha renunciado al cargo tras el polémico documental sobre el 'caso Rosell' de TV3 / CCMA

Documental sobre Rosell

Pero es que, además, la oposición no ha querido entrar en el pulso que también se vive en TV3 respecto a la campaña del Barça. Una cuestión que afloró tras el polémico documental El caso Rosell, por el que Sanchis tuvo que dar explicaciones en el Parlament.

Acusado de censurar ese reportaje, obviando las alusiones a los casos judiciales que afectan al dueño de Mediapro --el director y guionista Víctor Lavagnini retiró su firma--, Sanchis se defendió asegurando que él no habría emitido ese documental, y que Roures es el único que no le presionó.

Las ramificaciones deportivas

El director de TV3 echó balones fuera asegurando que era el jefe de Deportes de la CCMA, Christian Garcia, el responsable de los recortes. Garcia presentó su dimisión, y en breve comparecerá en la Cámara catalana para dar explicaciones.

Los medios deportivos han puesto el foco en el pasado de los protagonistas de esta historia: Roures supuestamente enfrentado con Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu después de que Mediapro perdiera los derechos de emisión; Sanchis director de Barça TV durante la etapa de Joan Laporta como presidente del club, y Jordi Finestres, el exjefe de prensa de Laporta, fichado por Carles Puigdemont.