Menú Buscar
Joan Maria Piqué, jefe de comunicación de Miquel Buch / YOUTUBE

Joan Mª Piqué, 'dircom' de la Generalitat, ataca a la prensa no independentista

El responsable de comunicación de Interior califica de "vergüenza" un reportaje que informa sobre el sesgo favorable a la Generalitat de TV3

4 min

Joan Maria Piqué, director de comunicación de la Consejería de Interior de la Generalitat de Cataluña, ha protagonizado un nuevo patinazo en sus redes sociales demostrando cuál es su concepto de la pluralidad y de la libertad de información y de expresión.

Piqué, hombre de la máxima confianza del consejero del ramo, Miquel Buch (JxCat), ha utilizado su cargo para criticar en tono insultante a los profesionales del diario El País por un artículo en el que se denuncia el sesgo ideológico favorable al Govern independentista de TV3.

"Se me caería la cara de vergüenza"

"A mí se me habría caído la cara de vergüenza de encargar una pieza así, de escribirla, de editarla, de maquetar la página, de editarla y de publicarla", ha espetado Piqué en su perfil de Twitter.

El artículo en cuestión, titulado "El virus agudiza el sesgo ideológico de TV3", se limita a constatar la línea informativa claramente favorable a las tesis del Govern independentista de Quim Torra con algunos casos escandalosos recientes. Entre ellos, el de haber señalado a Madrid como "lugar de origen" del coronavirus en un rótulo que se mantuvo durante 14 minutos en pantalla en uno de sus Telenotícies.

Apeló a la lucha armada... y Buch le defendió

"Los principales programas asumen el discurso del Govern y las duras críticas al Ministerio de Sanidad, con continuas apariciones de Quim Torra", apunta el antetítulo del reportaje. El todavía presidente de la Generalitat ha llegado a hablar del coronavirus hasta en programas infantiles de TV3.

El artículo se hace eco, además, de otras cuestiones como los abundantes mensajes ultranacionalistas de algunos presentadores y colaboradores más célebres de la cadena, como Pilar Rahola o Jair Domínguez, así como de las quejas del comité de la propia televisión autonómica catalana, que denuncia la "colonización" ideológica del canal y pide a sus profesionales ser más "escrupulosos" en un medio que debería estar al servicio de la pluralidad y de todos los catalanes que lo sufragan con sus impuestos.

Piqué, alto cargo de la Generalitat, protagonizó la semana pasada otra polémica por alentar la lucha armada por la independencia en un mensaje de Twitter que posteriormente eliminó. Lejos de condenar su grave conducta, el consejero Buch le defendió públicamente en rueda de pensa defendiendo su "libertad de expresión". Una libertad de expresión que, a tenor de lo visto, el propio Piqué no respeta cuando la prensa no independentista se dedica simplemente a informar.