Menú Buscar

El alzamiento armado de Joan Maria Piqué

Alejandro Tercero
5 min

El llamamiento a usar las armas para lograr la secesión de Cataluña lanzado por Joan Maria Piqué Fernández --jefe de prensa del consejero de Interior, Miquel Buch, y excolaborador de Artur Mas y de Carles Puigdemont-- deja claras algunas cosas que sería bueno que nadie olvidase.

“Tal vez es un enfoque que todavía no hemos planteado y funcionaría”, indicó el activista en Twitter para comentar una imagen de un cartel con los años 1808 y 1936 junto a una bandera de la II República, un fusil y el lema “de nuevo por nuestra independencia”. El mismo tipo que hace unos años tildaba de nazis a los que se resistían a aceptar el plan rupturista de la ANC.

La invocación a pegar tiros para reventar la legalidad democrática por parte del polémico asesor del jefe de los Mossos d’Esquadra confirma que la violencia es un rasgo intrínseco del nacionalismo catalán. Al parecer, las enseñanzas de San Josemaría Escrivá de Balaguer no calaron en Piqué Fernández tan hondo como dicen en su entorno. O quizás sí, y este es precisamente el resultado. Quién sabe.

De lo que no cabe ninguna duda es de que los episodios violentos del nacionalismo catalán hace tiempo que dejaron de ser residuales. Basta recordar cómo ardió la ciudad de Barcelona durante semanas en octubre pasado --incluyendo ataques salvajes contra las fuerzas y cuerpos de seguridad-- para protestar por la sentencia de los líderes del procés.

Últimamente hemos sido testigos de intentos de asaltos por la fuerza al Parlament y a las sedes de la delegación y subdelegaciones del Gobierno, de asedios a comitivas judiciales, del acoso y apaleamiento de participantes en manifestaciones a favor de la Policía Nacional y la Guardia Civil, de enfrentamientos con los antidisturbios --con decenas agentes brutalmente agredidos, como ocurrió el 1-O--, de ataques a sedes de partidos políticos contrarios a la independencia --incluidas amenazas de muerte--, de hostigamiento a medios de comunicación de corte constitucionalista, de intimidaciones sistemáticas a plataformas universitarias que se oponen al secesionismo, e incluso de persecuciones a jueces y fiscales, entre otros muchos incidentes. Por no hablar de los habituales gritos a favor de la extinta banda terrorista Terra Lliure en no pocas concentraciones.

La justificación de Buch de la apuesta de Piqué Fernández por el alzamiento armado tampoco deja en muy buen lugar al consejero. Ha dicho que la apelación de su subordinado a la rebelión escopetera forma parte de la “libertad de expresión” y que la controversia generada se debe a una “malinterpretación” de sus palabras. Ni una disculpa. Con la retirada del tuit, considera el tema “resuelto y muerto”.

Estos son los personajes que dirigen el discurso político del Govern, pero también del independentismo en general. Son los que un día aseguran que “lo volveremos a hacer” y al siguiente hablan de levantamientos violentos.

Creer que con el nacionalismo catalán se puede establecer algún tipo de diálogo es un error mayúsculo. Plantear que ofreciéndole más competencias se calmará es un despropósito. Sugerir que aumentando el autogobierno se contentará es de una candidez insultante. Pensar que seguir tendiéndole la mano no tendrá repercusiones nefastas para la convivencia en Cataluña es un disparate.

Las señales de que el radicalismo más rancio es consustancial al independentismo catalán son constantes y evidentes. Ignorarlas tendrá un coste muy alto para todos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Alejandro Tercero?
Alejandro Tercero

Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Barcelona (UB) y Agente de la Propiedad Inmobiliaria (API). Ha realizado estudios de Periodismo Digital en la UOC. Ha desarrollado su labor profesional en el ámbito del periodismo político y de la comunicación empresarial. Dirigió el digital La Voz de Barcelona -diario del que fue cofundador en 2008- hasta su fusión con Crónica Global, en 2013. Ha presentado y dirigido el programa 'Voces', en Radio Intereconomía Cataluña. Ha participado o participa en tertulias sobre actualidad política en TV3, Catalunya Ràdio, RNE-Radio 4, TVE-Cataluña, RAC1, BTV, Televisió Badalona, Radio Intereconomía Cataluña, Canal Català TV y Cuatro. Es coautor del libro 'Cataluña. El mito de la secesión'.