Menú Buscar
Jordi Martí, concejal de Presidencia y Territorio del Ayuntamiento de Barcelona, presentando el Barómetro Semestral / AjBCN

El miedo a la inseguridad en Barcelona pulveriza todos los récords

Más del 27% de barceloneses y barcelonesas cree que es el principal problema de la ciudad, 6,4 puntos más que hace seis meses

28.06.2019 11:48 h.
5 min

Los habitantes de Barcelona siguen destacando que la inseguridad es el mayor problema de la ciudad. El Barómetro Municipal presentado esta misma mañana por el ayuntamiento refleja que el 27,4% de los barceloneses y barcelonesas creen que es el mayor reto al que se enfrenta la capital catalana, lo que supera en 6,4 puntos la valoración obtenida en la última encuesta, en diciembre de 2018 (21%).

Las cifras han sido detalladas por Jordi Martí, teniente de alcaldía de Trabajo, Economía y Planificación Estratégica del consistorio, y Màrius Boada, director de la oficina municipal de datos. Martí ha reconocido, respecto al crecimiento que vive la falta de seguridad a vista de los residentes de la ciudad, que Barcelona tiene "problemas" en este ámbito sobre los que "hay que trabajar", pero insiste, como ya hizo tras los datos del barómetro del pasado diciembre, en que estos datos "no quieren decir que estemos en una ciudad insegura". 

"Percepción" de los barceloneses

El teniente de alcalde ha puntualizado que estas respuestas son generadas de forma "espontánea" por los participantes de la encuesta, es decir, que refleja "la percepción de la ciudadanía" respecto a los problemas de la ciudad. Lo que no tiene por qué reflejar, a su parecer, la realidad de la metrópoli. "No estamos en una ciudad insegura", ha dicho literalmente.

El también concejal de Barcelona en Comú ha achacado el resultado del barómetro al "problema de los hurtos" que sufre Barcelona, lo que genera una "preocupación" agravada por la falta de efectivos policiales tanto de la Guardia Urbana como de los Mossos d'Esquadra. Ha aprovechado este apunte para asegurar que el equipo consistorial "está trabajando" para resolver estas cuestiones y se ha respaldado tanto en el aumento de agentes de la policía municipal que se incorporaron al cuerpo hace unos días como en la creación de un nuevo juzgado para resolver casos de delitos leves en la ciudad.

Falta acceso a la vivienda

La inseguridad es, con diferencia, el mayor problema de Barcelona para los vecinos, ya que el segundo tema que más les preocupa --el acceso a una vivienda-- recibe el 14% de las respuestas. Esto es, 13,4 puntos por detrás del miedo al crimen. Tener un hogar también se situó como el segundo problema más importante para los barceloneses en el anterior barómetro, aunque ahora, seis meses después, la preocupación ha aumentado en casi dos puntos porcentuales.

El podio de las mayores problemáticas municipales lo completa el nacionalismo catalán, que en el barómetro se refleja como "el encaje de Cataluña en España". Este problema preocupa al 8,9% de los encuestados, un punto y medio más que hace seis meses. El top 3 no cambia respecto a la encuesta ciudadana de diciembre pero sí lo hace, sin embargo, la problemática que se sitúa en cuarta posición. A finales de 2018 eran las dificultades en la circulación y el tránsito por la ciudad (6,3%); en la actualidad es el turismo, que pasa del 5,2% al 7,2%.

La ciudad empeora, según sus vecinos

Otra de las valoraciones incluidas en estos barómetros semestrales es la evolución de la ciudad en el pasado y las perspectivas de futuro. En el último presentado, más de la mitad de los barceloneses --concretamente, el 54% de la ciudadanía-- cree que la capital catalana ha empeorado en el último año, frente al el 27% que piensa que está mejor y el 15% que la ve igual. Respecto a los meses venideros, el 59% confía en que Barcelona mejorará en el futuro, mientras que el 26% cree que empeorará y el 12% que se mantendrá como está. 

En este punto, hay que destacar que las preguntas a los barceloneses y barcelonesas fueron realizadas entre el 28 de marzo y el 7 de junio, es decir, desde el día después de las elecciones hasta semanas antes del plenario que hizo a Ada Colau alcaldesa de la ciudad por segunda vez. En esta encuesta se realizaron 799 entrevistas a residentes en la urbe con derecho a voto y cuenta con un margen de error del 3,6%.