Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau / EFE

La Generalitat ve una "operación de Estado" para evitar un alcalde independentista en Barcelona

Quim Torra, inquieto ante la posibilidad de que Ada Colau repita como alcaldesa, reclama una "respuesta de país" para tener ayuntamientos secesionistas

04.06.2019 17:19 h.
3 min

Los dirigentes de la Generalitat de Cataluña continúan sin digerir el resultado de las pasadas elecciones en el Ayuntamiento de Barcelona. La posibilidad de que Ada Colau repita como alcaldesa suscita enormes recelos en el gobierno nacionalista catalán. La suma de diputados independentistas en el consistorio barcelonés (ERC y JxCAT) tan sólo llega a 15 de sus 41 concejales. Y la edil de Barcelona En Comú, con 10, tiene en sus manos repetir: si se presenta a la investidura, llegará a la mayoría absoluta con el apoyo de los 8 del PSC y de por lo menos tres del grupo de Manuel Valls, que se los ofrece sin contraprestación alguna para evitar que los republicanos, con Ernest Maragall al frente, se hagan con el control de la ciudad.  

Esta posibilidad genera desasosiego al otro lado de la plaza Sant Jaume, donde causa pavor la idea de que Barcelona no esté en manos de los independentistas. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha llegado a afirmar este martes que existe una "operación de Estado" para evitar que el alcalde de Barcelona lo sea. Así lo ha indicado durante su rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu, donde ha pasado balance de su primer año de mandato al frente del Govern.

"Respuesta de país"

Torra ha interferido en el debate sobre la próxima constitución del Ayuntamiento barcelonés reclamando a las fuerzas independentistas que, ante propuestas como la de Valls u otras alternativas, trabajen para constituir tantos gobiernos municipales secesionistas como puedan: "Ante esto, respuesta de país. Alcaldes independentistas y gobiernos independentistas", ha dicho, ignorando así a la amplia mayoría que, en Barcelona, no los vota.

Sobre el hecho de que ERC haya ofrecido a los comuns un gobierno que incluya tan sólo a Barcelona En Comú --ambos obtuvieron diez concejales en los pasados comicios--, descartando a JxCAT (penúltima de las seis fuerzas municipales, con sólo 5), ha insistido en la necesidad de evitarlo y apostar por gobiernos municipales independentistas: "Vale para mi coalición, JxCAT, para ERC y para la CUP. No puedo verlo de ninguna otra manera". La CUP no tiene ni un solo concejal en Barcelona.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información