Menú Buscar
Alba Vergés, consejera catalana de Salud, que ha dado la polémica contrata a Ferrovial / EFE

ERC "trabaja" para quitar a Ferrovial el rastreo de casos de Covid-19

Los republicanos inician el proceso para arrebatar a la empresa del 'caso Palau' la externalización del seguimiento de positivos por 17,7 millones de euros

4 min

Mazazo a la empresa salpicada por el caso Palau. ERC ha anunciado hoy que "trabaja" para revertir la externalización del rastreo de los contactos de los casos de Covid-19 en Cataluña. Los independentistas han informado de que mantienen contactos con el Govern para quitar a Ferrovial el contrato de seguimiento de positivos, que se ha adjudicado por un importe de 17,7 millones de euros a la empresa implicada en el caso judicial por las mordidas de CDC en la institución cultural, cuyas sentencias ha confirmado recientemente el Tribunal Supremo.

La noticia la ha avanzado la portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, quien ha anunciado en rueda de prensa que el partido "se ha puesto a trabajar para que se pueda revertir" la contrata pública con Ferrovial. Para ello, ERC mantiene conversaciones con el Departamento catalán de Salud, cuya titular es Alba Vergés, diputada autonómica y militante republicana.

Críticas de la oposición...

La información avanzada por Vilalta responde a las críticas vertidas desde el estamento médico y sanitario contra el contrato a Ferroser, filial de Ferrovial, para controlar los contactos de los ciudadanos que han dado positivo con SARS-CoV-2 o tienen síntomas de Covid-19. Se han opuesto al contrato público el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) y la Camfic, sociedad catalana de Medicina Familiar y Comunitaria o Favb, amén de sindicatos como Satse, mayoritario en enfermería.

Por su parte, formaciones de la oposición parlamentaria como Ciudadanos, el PSC y Catalunya en Comú-Podem habían anunciado que pedirían explicaciones a Vergés por la externalización del rastreo de los contagiados con coronavirus. Lo habían hecho apelando a la necesidad de preservar la transparencia y buenas prácticas en gestión pública, la seguridad clínica o fortalecer la atención primaria, la gran olvidada en la crisis sanitaria del Covid-19.

...y Ferrovial salva el 061

La decisión de iniciar el proceso para revertir la contrata pública supone un mazazo para Ferrovial, que perderá un nuevo contrato con el Departamento catalán de Salud por valor de casi 18 millones de euros. Una adjudicación que, además, era susceptible de ampliarse. La derrota de la empresa que pilota Ignacio Madridejos como consejero delegado no es total, pues retendrá el contrato de operadores telefónicos del 061 durante un año más.

Según han avanzado fuentes del sector a este medio, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha ampliado la licitación al conglomerado de servicios durante 12 meses más, hasta el 30 de septiembre de 2021. Ello es así pese a las quejas ante Inspección de Trabajo de la plantilla, que denuncia condiciones de trabajo draconianas y fraude en la contratación, algo admitido por el propio exgerente del SEM, Joan Sala.