Menú Buscar
Empleados de la Consejería de Justicia reciben con un gran lazo amarillo a Ester Capella tras tomar posesión del cargo / JUSTICIA

La consejera de Justicia planta una reunión laboral para recibir a los políticos presos

Capella tenía una reunión con los sindicatos para abordar las carencias de una administración resistente a la penetración independentista, pero la ha pospuesto hasta el 30 de julio

05.07.2018 00:00 h.
3 min

La consejera de Justicia, Ester Capella (ERC), suspendió ayer una reunión con representantes de los funcionarios judiciales debido al traslado de los políticos independentistas presos a las cárceles catalanas.

El plante de Capella, que se desplazó por la tarde a la cárcel de Lledoners --donde ingresaron Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart--  junto al director general de Servicios Penitenciarios, Amand Calderó, ha causado indignación en este colectivo, que se siente castigado por la falta de recursos y por los repetidos intentos del Govern de politizar una administración que siempre se ha resistido a la penetración independentista.

Capella y sus apariciones mediáticas

Según ha podido saber Crónica Global, la reunión con los sindicatos de empleados judiciales estaba prevista a las 16 horas, pero la consejera desconvocó el encuentro y lo ha pospuesto para el 30 de julio. Que Capella haya priorizado el recibimiento de los políticos presos a abordar los problemas laborales de estos trabajadores, no solo ha provocado malestar, sino también alarma respecto a la posibilidad de que la Generalitat proporcione un trato de favor a estos reclusos. Capella niega esa posibilidad.

Lo hizo en las apariciones mediáticas previas al plante a los sindicatos de Justicia. “Los mismos presos me han pedido que no se les dé ningún trato especial”, dijo la consejera. El martes, los sindicatos de funcionarios de prisiones exigieron a la Generalitat que no dé ningún privilegio y actúe con "neutralidad absoluta" en el trato a los nueve políticos independentistas presos.

El colectivo peor pagado

El plante de la consejera supone un mal comienzo en una administración cuyo personal es uno de los peor pagados de todo el Estado. Sufrieron los recortes de las pagas extra de 2013 y 2014 y la implantación de la nueva oficina judicial implicó la eliminación de complementos que los funcionarios percibían desde 2008.

Asimismo, la Consejería de Justicia creó un Equipo de Evaluación y Mejora Continua, una especie de grupo de “comisarios políticos”, cuya finalidad era reforzar los mecanismos de sanción del Área de Inspección del Departamento. Sin embargo, el Consejo General del Poder Judicial obligó a eliminar esa figura por entender que invadía competencias estatales relacionados con la inspección.