Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto en Madrid esta semana / EP

Colau construirá vivienda social con Cevasa y Neinor

El Área Metropolitana de Barcelona se alía con la la gestora patrimonialista y la promotora inmobiliaria cotizada para elevar 4.500 pisos de alquiler asequible

4 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que preside Ada Colau, se aliará con Cevasa y Neinor Homes para construir vivienda social. La Administración supramunicipal ha preseleccionado a la gestora de alquileres y a la promotora inmobiliaria para elevar conjuntamente hasta 4.500 pisos sociales en la Ciudad Condal y conurbación. Para ello, los privados pondrán 58 millones de euros

Lo ha comunicado la propia AMB en una nota este mediodía tras la celebración del consejo de administración de Habitatge Metrópolis Barcelona (HMB) celebrado hoy. La sesión del ente de gobierno ha concluido con la clasificación de las ofertas de los privados para aliarse con la sociedad mixta al 50%. la unión temporal de empresas (UTE) Cevasa-Neinor es la ganadora, por delante de Visoren. 

Consejo a medias y 12 millones cada uno

¿Qué pasará ahora? Cevasa y Neinor tienen 30 días para presentar la documentación al Área Metropolitana. Si la licitación concluye de forma satisfactoria, se constituirá un nuevo consejo de administración de ocho representantes. Cuatro serán nombrados por el AMB (dos) y el Ayuntamiento de Barcelona (dos). Otros cuatro los nombrará la UTE. 

Un aspecto nuclear es quién pagará las promociones que totalizarán hasta 4.500 pisos de alquiler asequible en Barcelona y poblaciones del entorno. Los dos privados han ofrecido hasta 58 millones de euros, de los cuales tendrán que avanzar 12 millones, como hará el AMB. Tras ello, se quedarán el 3% del valor total de cada promoción, suelo excluido, y el 6% de los alquileres derivado de la facturación de las rentas netas. La patrimonialista y la promotora han rechazado cobrar dividendos, pese a que la licitación lo contemplaba.

Procedimiento bronco

La preselección de Cevasa y Neinor como socios del AMB para construir vivienda social no ha estado exenta de polémica. El Área lanzó un primer concurso en 2019 que quedó desierto. Solo hubo una oferta, la de Cevasa en solitario, y no cumplía los requisitos. Procedió la Administración supralocal a lanzar un nuevo concurso. Hubo cuatro interesados. 

El procedimiento encajó un duro golpe por la retirada de uno de los cuatro licitantes: Habyco-Construccions Rubau. El grupo social y la constructora retiraron su oferta subrepticiamente al detectar que el gerente de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, Javier Burón, que también participa en HMB, había sido socio en Habyco. Surgieron dudas sobre un posible conflicto de interés y las dos firmas renunciaron a la adjudicación. 

Colau se abraza a los privados

Sea como fuere, la noticia de hoy causa un pequeño seísmo en el inmobiliario barcelonés. La propia AMB lo tilda de "experiencia pionera" en España en promoción de vivienda de alquiler social. Lo factual es que el Área, presidida por Colau, se apoya en el Ayuntamiento de Barcelona y el sector privado para agregar oferta al mercado de los alquileres, muy tensionado en la Ciudad Condal. 

La petición de ayuda al inmobiliario privado llega después del fracaso de Colau en materia de vivienda. Desde que la alcaldesa asumió la vara de Barcelona en 2015, los alquileres han continuado escalando y solo se han atemperado con la pandemia del coronavirus. En paralelo, la munícipe ha incumplido su promesa de construir 4.000 viviendas de alquiler social asequible y movilizar otras 4.000 a finales del primer mandato, en 2019. Se acercará al objetivo a final de su segunda legislatura como jefa de corporación, en 2023.