Menú Buscar
Imagen de los CDR en una protesta anterior / EFE

Los CDR piden "salir a la calle" pero siguen de puente

Los radicales independentistas exigen "rebelarse" y convocar una huelga general, pero aparcan las movilizaciones hasta después de los días de fiesta

4 min

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) llaman a "salir a la calle" contra la petición prisión de la Fiscalía para los líderes del procés en Cataluña. No obstante, aparcan esa movilización hasta que acabe el puente de Todos los Santos. Los grupos radicales emitieron ayer a última hora de la noche un duro comunicado en el que instaban a "rebelarse" contra los escritos de calificación del ministerio público y la Abogacía del Estado y llamaron a la "huelga general".

No obstante y a diferencia de otras ocasiones, la red de grupos radicales independentistas no ha pasado de las palabras a los hechos. No ha convocado movilización alguna pese a los cuatro días festivos encadenados del 1 de noviembre al 4 de noviembre. Se remitieron simplemente a convocar a sus fieles a los actos ante las prisiones de Lledoners (Barcelona), Mas Enric (Tarragona) y Puig de les Basses (Girona) celebrados el viernes. Quizá por ello, la respuesta independentista a los escritos de calificación de la Fiscalía fue un sonoro fracaso.

Gesticulación

El domingo y quizá para salvar la cara del pinchazo secesionista tras conocerse los escritos de acusación de la Fiscalía y Abogacía del Estado contra los líderes del procés en Cataluña, los CDR han enviado otra comunicación pública en la que llaman a "abrir las cárceles". Agregan los Comités que abogan por "salir a la calle, desobedecer y dar pasos hacia una huelga general". No concretan, no obstante, ninguna convocatoria específica, a diferencia de ocasiones anteriores.

Extracto del comunicado público de los CDR de este fin de semana, puente de Todos los Santos / CG

Extracto del comunicado público de los CDR de este fin de semana, puente de Todos los Santos / CG

Horas antes, la red radical había emitido un comunicado público en el que cargaba contra el "autonomismo" del Gobierno de Quim Torra. Según los extremistas, "solo la implementación de la república catalana conseguirá la libertad de los presos. ¿A qué estáis esperando?". Por ello, emplazaron a usar las "llaves de las cárceles" y de nuevo, a "salir a la calle, a desobedecer y a dar pasos hacia una huelga general".

'Pinchazo' independentista

Los dos comunicados de los CDR llegan después de que el secesionismo desfalleciera en uno de sus días más complicados: el viernes, jornada en la que se conoció la calificación del ministerio público y la Abogacía del Estado de los delitos que habrían cometido los líderes independentistas que orquestaron y acometieron el proceso independentista en Cataluña. Los separatistas reunieron apenas a 10.000 personas --según sus propias fuentes-- ante la cárcel de Lledoners (Barcelona), donde están en prisión preventiva la mayoría de los exconsejeros del anterior Govern y los llamados Jordis, los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

La cifra fue inferior a la aportada por ERC el día anterior, cuando los republicanos conmemoraron el primer año de la entrada en prisión del ex vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, y del exconsejero de Interior, Quim Forn. Aquel día y siempre según fuentes de parte, unas 15.000 personas se acercaron hasta el campo cercano a la penitenciaría barcelonesa.