Menú Buscar
Joan Puigcercós, Iñaki Anasagasti y Felip Puig en el programa "FAQS", de TV3, moderados por Cris Puig / CCMA

La banalización de la violencia en TV3 campa a sus anchas

Ni el CAC ni la CCMA controlan la “hispanofobia” que la oposición ve en las intervenciones de Puigcercós, Paluzie, Cabré o Arran; este jueves se debatirán en pleno del Parlament

9 min

Llueve sobre mojado. Si el pasado día 4 era el escritor y activista Jordi Cabré quien encendía las redes con sus comentarios sobre las diferencias culturales y democráticas entre Cataluña y España, este fin de semana era el exdirigente de ERC Joan Puigcercós quien provocaba una tormenta mediática asegurando que “España aguanta uno, dos, tres, cien muertos”. Se trata, en ambos casos, de manifestaciones hechas en programas de TV3 --Més324 y FAQS, respectivamente-- que, a juicio de los partidos de la oposición, abundan en el sesgo ideológico de una cadena pública y que incumplen el libro de estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Un incumplimiento que hacen extensivo a los moderadores de esos programas.

Ni la CCMA ni el Consejo de lo Audiovisual de Cataluña (CAC) --instituciones cuyos mandatos están caducados-- han tomado medidas en la cuestión. Ni ahora ni antes. Desde la Corporación aseguran a Crónica Global que “la opinión de los invitados de un programa no es la opinión de TV3”. Por su parte, desde el CAC aseguran que no está previsto analizar las palabras de Puigcercós. Fuentes de este órgano que controla los contenidos audiovisuales precisan a este medio que la libertad de expresión ampara a los invitados. “Otra cosa es la composición de las mesas o si el conductor toma partido”, añaden.

Las explicaciones de Puigcercós

El propio Joan Puigcercós ha explicado a este medio que “corría una leyenda según la cual, si las cargas de la policía española provocaban muertos, Cataluña sería independiente. Y yo lo que digo es que eso no es cierto. El Estado aguanta uno y cien muertos. Yo lo que digo es que no quiero ningún muerto, ni aquí ni en ningún lugar”.

Sin embargo, la oposición no opina lo mismo, y el próximo jueves está previsto que se debata en el pleno del Parlament la “banalización de la violencia”, según reza la interpelación que el diputado de Ciudadanos, Ignacio Martín Blanco, presentará a la consejera de Presidencia, Meritxell Budó --de quien depende el negociado de medios públicos--.

“Hace semanas que TV3 se ha quitado la careta. Hay una evidente estrategia sistemática de hispanofobia. De presentar a España como un Estado autoritario”, explica Martín Blanco. Denuncia, tanto las declaraciones de Puigcercós como las de la portavoz de Arran, Núria Martí, quien también en FAQS, aseguró a mediados de noviembre que “nuestro límite no son nunca los derechos individuales ni la ley impuesta, nuestro límite es la razón, porque la tenemos”, en referencia a la violencia radical posterior a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O.

"Emponzoñan la convivencia"

El diputado de la formación naranja critica la “banalización de la violencia” y la “inmoralidad” que supone “programas donde los moderadores no corrigen a quienes coquetean con la fractura social, emponzoñan la convivencia entre catalanes y se muestran tolerantes con el discurso del odio”.

Para el portavoz del PP, Alejandro Fernández, “a Puigcercós se le nota aún su militancia juventil en organizaciones como el MDT, una retórica de inspiración batasuna”.

Lo que dice el Libro de Estilo

La diputada del PSC-Units, Beatriz Silva, afirma que “la misión de nuestros medios públicos es fomentar la cohesión social y no aumentar la división posicionándose en debates sociales como éste. Esto lo dice el Libro de Estilo de la CCMA y nuestra ley de comunicación, que les encomienda como misión promover de forma activa la convivencia y la cohesión”.

Recuerda que, “con motivo de los disturbios que vivió Cataluña, vimos numerosos ejemplos de cómo se ha dejado explicar un relato que relativiza la violencia y en el que los presentadores no hacen nada por matizar ninguna de las declaraciones o afirmaciones de los invitados”. Alude, en este sentido, a la entrevista a la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, que en Els Matins de TV3 “valoró de forma positiva los disturbios violentos porque, según su peculiar punto de vista, dan visibilidad a la causa de la independencia. 'Permiten que estemos en la prensa internacional de una manera continuada', dijo con toda tranquilidad. Y la presentadora no replica nada. Como si lo que estuviera diciendo Paluzie fuera lo más normal del mundo”.

El humor de Toni Soler: Los Mossos son "perros de mierda"

Silva se pregunta “¿por qué no se exige el cumplimiento del Libro de Estilo en los contratos con productoras externas que detallan incluso quién peina a las invitadas en programas como FAQS y Està Passant? Esto es algo que debería estar en el pliego de condiciones. Pero no está, según la copia de los contratos que me ha remitido la presidenta de la CCMA, Núria Llorach. Estos contratos sí contemplan que la CCMA puede rescindirlos en el momento que estime oportuno. Sin embargo, Llorach no se ha planteado hacerlo con Està passant, a pesar que es objeto de una demanda por un gag en que llama "putos perros de mierda" a los Mossos d'Esquadra y les compara con perros”. Se refiere al programa dirigido por Toni Soler.

Magí Modgi, colaborador del programa de TV3, dirigido por Toni Soler, que llamó "perros rabiosos" a los Mossos / CG
Magí Modgi, colaborador del programa de TV3, dirigido por Toni Soler, que llamó "perros rabiosos" a los Mossos / CG

Según Llorach se trata de humor, y el presentador se ha disculpado. “Pero no es así. Una sátira puede ser más o menos afortunada. Pero comparar a policías con perros está fuera de contexto, porque no tiene nada que ver con la actividad policial. Es simplemente un insulto gratuito. No lo digo yo, lo dice el CAC, el organismo que regula la actividad de nuestros medios públicos, en dos informes muy extensos en donde se especifica qué puede ser considerado una sátira y qué no lo es. Y en el caso de este gag no lo es. Por lo que deberían adoptarse sanciones”.