Menú Buscar
Maties Serracant, alcalde de Sabadell (Crida per Sabadell-CUP), durante un pleno municipal / EFE

El alcalde imputado de Sabadell (CUP) incumple el código ético al no dimitir

Maties Serracant está siendo investigado por prevaricación en relación al contrato del servicio de recogida de basura de la ciudad

20.04.2018 17:38 h.
4 min

El alcalde imputado de Sabadell (CUP) incumple el código ético al no dimitir. Maties Serracant vulnera los principios de buen gobierno de su formación por no cesar de su puesto de primer edil pese a que está siendo investigado por un presunto delito de prevaricación en relación al contrato del servicio de recogida de basura de la ciudad.

Cabe recordar que la coalición de izquierdas Crida per Sabadell, vinculada al partido radical, establece en el punto 1.f de su guía de principios de buen gobierno que "en el supuesto de que un miembro de la Crida fuera imputado por algún delito en un caso de corrupción dejará automáticamente su cargo orgánico o electo" [consultar aquí]. En este sentido, cabe recordar que Serracant está siendo investigado junto a dos ediles más, técnicos municipales y el asesor Jordi Colomer Missé, el rey de las municipalizaciones, por reclamar seis millones de euros en presuntos sobrecostes a Smatsa, la empresa de la recogida de basura de la ciudad, algo que la firma niega.

Cinco expedientes

El equipo de gobierno de Juli Rodríguez (ERC), antecesor en el cargo de Serracant por rotación, anunció en enero de 2017 la apertura de cinco expedientes a Smatsa por presunta sobrefacturación de "seis millones de euros" desde 2012. Para justificar esos presupuestos hinchados, el Ejecutivo local citó "salarios por encima de los establecido" o "gastos de vestuario" que no se corresponderían con los reales.

Smatsa negó las acusaciones en todo momento, entregó un informe que las rebatía a la oposición municipal e interpuso un recurso contencioso-administrativo contra una de las acciones civiles. Finalmente, la empresa entró una querella que admitió la juez de Instrucción de la sala número 3 de Sabadell. En enero de este año, el gobierno local rectificó a medias e informó de que los sobrecostes reclamados ascendían a sólo 3,5 millones, al no existir pruebas de los ejercicios 2012 y 2013.

Cuatro electos imputados

Ello no fue óbice para que la acción judicial por supuesta prevaricación interpuesta por la empresa siguiera su proceso. Ayer jueves, 19 de abril, se conoció que la magistrada ha citado a declarar en calidad de investigados al propio Maties Serracant; al exedil Albert Boada y a los concejales Lluís Perarnau y Xavier Guerrero. Además, hay tres técnicos más que tendrán que explicar su versión en sede judicial, además del asesor de Presidencia Jordi Colomer.

Este último ya recibió un revés legal cuando, en calidad de asesor del gobierno municipal de Badalona, controlado por Guanyem Badalona en Comú, también afín a la CUP, apuntó a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) por sobrecostes de más de 10 millones de euros presuntamente generados durante el contrato de recogida de basura. La fiscalía archivó la denuncia, que se basaba en informes de Colomer, en enero de este año.