Menú Buscar
Las nuevas tecnologías, como disponer de wifi y poder cargar el móvil, son el valor añadido más exigido en los restaurantes / PIXABAY

Wifi y cargar el móvil, el mejor valor añadido de un restaurante

A los españoles nos gusta salir a comer fuera de casa y lo hacemos en un alto porcentaje, por eso el sector demanda continuamente más profesionales cualificados

25.11.2019 00:00 h.
7 min

Comer no es nuevo, desde luego, pero gracias a las nuevas tecnologías no nos basta con acudir a los restaurantes con mejores platos o que están más de moda. Lo que más tenemos en cuenta ahora los españoles de un restaurante ni se sospechaba hace unas décadas porque era imposible, y nos lo han traido las nuevas tecnologías. Ni un buen primer plato ni un gran vino o un postre suculento. Lo más valorado a la hora de elegir un restaurante es que tenga wifi y que se pueda cargar el móvil.

Así lo pone de manifiesto el estudio Radiografía del comensal en la era digital de OpenTable, que asegura que las tecnologías que más agradecemos en un restaurante son el wifi (44%), que se pueda cargar el móvil en el local (22%) y que el establecimiento disponga de una web intuitiva (20%).

El 64% va al menos una vez en semana

El informe menciona igualmente que casi el 64% de españoles sale a comer fuera de casa al menos una vez por semana, llegando al 72% en el caso de los millennials y siendo la cocina local tradicional la clara favorita, con un 67% de preferencia, seguida de la italiana (53%), las tapas o pintxos (50%), la cocina mexicana (19%) y la china (18%).

“Si ves los cerca de 280.000 establecimientos de hostelería que hay en España, entre restaurantes y bares, está claro que es cierto que lo que más se lleva es la cocina local tradicional siempre, eso es indudable", señala al respecto el aragonés José Luis Yzuel, presidente desde junio de 2017 de la Federación Española de Hostelería (FEHR) y del grupo Horeca, que no tiene "tan claro lo de la comida italiana en segundo lugar, aunque también abunda mucho, como los pintxos”.

El problema del sector

El presidente de FEHR apunta cuál es el problema de la hostelería en España, donde existe continuamente una alta demanda de restaurantes por parte de todo tipo de clientes: la falta de profesionales cualificados.

“Aunque en la hostelería hay 1.700.000 empleados, necesitamos más personal formado. Cada vez hay más escuelas pero también menos profesionales". Un dato curioso y un tanto contradictorio que tiene que ver con la evolución del sector hostelero:  "Esto no quiere decir que haya menos profesionales que antes, pero los modelos han cambiado y en el sector hay una demanda continua porque también está cambiando la hostelería”, señala Yzue, que apunta en qué dirección deben ir: “Hay una tendencia a hacerlo mejor y no hay otro camino que ese: apostar por la calidad con más profesionales y gente formada”.

fehr

José Luis Yzuel, presidente de la Federación Española de Hostelería / FEHR

Salud de la hostelería

En todo caso, la salud del sector hostelero es buena a juicio de José Luis Yzue, que afirma que “sigue ofreciendo datos positivos porque continúa creciendo en empleo y en cifra de negocio y, por lo tanto, entendemos que la salud es positiva, es buena”.

De hecho, Yzue le augura un futuro prometedor a la hostelería española, a pesar de que “es verdad que hay una desaceleración en los crecimientos” que, en todo caso, ha de paliarse apostando por la calidad: “Ese es el camino, pero creo que los datos hasta ahora siguen siendo positivos, y esperemos que así sigan". Y en esa apuesta por la calidad, la tecnología sería secundaria: "Las nuevas tecnologías todo lo cambian y ayudan, pero siempre que haya calidad, y esa es la apuesta”.

¿Le haces fotos a los platos?

Al margen de que nos gusta que haya wifi en los restaurentes y que podamos cargar el móvil, el informe de OpenTable menciona, por otra parte, un dato también relacionado con las nuevas tecnologías que no pasa desapercibido en los establecimientos de hostelería, como es el hecho de que cada vez más clientes le hagan fotos a los platos que piden. Nada menos que el 70% de los comensales españoles fotografía su comida cuando sale de casa a algún restaurante.

Además, las mujeres son en esto más persistentes, ya que hace fotos de sus platos el 74% de ellas frente al 64% de hombres, aunque son los millennials, sean hombre o mujeres, quienes más fotos toman de los platos en un establecimiento, en un porcentaje del 80%.

"Un poco exagerado"

Los datos pueden parecer un poco elevados, pero así se plasma en este estudio que muestra las preferencias y comportamientos de los españoles desde que reservan en un establecimiento hasta después de visitar el restaurante.

Cuestionado por esta cifra, a José Luis Yzuel le parece, efectivamente, “un poco exagerado” que tantos comensales se decidan a hacer fotos de todo lo que comen fuera de casa: "Es verdad que hay mucha gente que lo hace, pero no sé si tanta". Aunque sí admite que hay un cambio de tendencia: “Los hábitos van cambiando, como todo, y más ahora que hay redes y plataformas nuevas en internet; de hecho seguirán cambiando porque ahí están las nuevas tecnologías y no hay que ponerle puertas al campo".