Menú Buscar
La Torre Glòries, en Barcelona, uno de los edificios de oficinas propiedad de la socimi Merlin / CG

El éxito de la Torre Glòries: solo quedan dos plantas por alquilar

La rehabilitación del edificio, que estuvo vacío durante algo más de tres años, ha coincidido en un momento de máximo interés del mercado de oficinas de Barcelona

4 min

La Torre Glòries está a punto de colgar el cartel de completo. Merlin Properties inició la comercialización de espacios de oficinas en el emblemático edifico diseñado por Jean Nouvele en febrero de 2018. Cuando no ha pasado ni un año de esa fecha, ya sólo quedan en el mercado dos plantas de las 27 para las que se buscaban inquilinos.

Hay más espacios disponibles, pero la socimi liderada por Ismael Clemente no ha adecuado todos los espacios para acoger a empresas. Además, los intermediarios del sector dan por descontado que se acabarán de alquilar en las próximas semanas.

Tecnológicas que aterrizan en la ciudad

Las compañías que se ubicarán en el rascacielos más icónico de Barcelona tienen todos un punto en común, tal y como indica la firma Savills Aguirre Newman en su último informe de tendencias del sector que pone la lupa en este inmueble. Se trata de compañías del sector tecnológico que aterrizan en Barcelona o que tienen, hasta la fecha, una presencia muy limitada en la ciudad.

Las instalaciones albergarán grandes grupos como Competence Call Center, una firma que trabaja para Facebook y que fue la primera en anunciar que alquilaba 9.000 metros cuadrados (ocho plantas) en el edificio que se podrán ampliar a 4.000 más. También estará la estadounidense Dynatrace, que se instalará en los 1.250 metros cuadrados que arrendó en verano y tendrá como vecinos a otras firmas como Oracle, la multinacional británica Beazley, la agencia de viajes Travel Perk o el propio coworking de Merlin, Loom.

Subida de precios

El alto interés por la Torre Glòries también ha propiciado un incremento del coste por metro cuadrado arrendado. Se ha llegado a niveles "impensables" en años anteriores, tal y como indica Aguirre Newman, que oscilan entre los 21 y los 27,50 euros el metro cuadrado. Una cifra que contrasta con los más de tres años que el edificio ha estado vacío y los dos proyectos fracasados que debía albergar, un hotel de lujo (se estrelló contra las normativas municipales) y la Agencia Europea del Medicamento.

Estas cifras se sitúan algo por encima del coste medio del metro cuadrado en el barrio 22@, la zona donde se concentran la mayoría de las firmas tecnológicas en Barcelona y que vive ahora su época más dorada desde la perspectiva de la demanda. En los últimos 12 meses, el coste por metro cuadrado ha subido el 12,9% hasta situarse en los 17,40 euros de media. Una revalorización por encima de la media de la ciudad, que se ha situado en el 9,9%. La firma internacional de intermediación de oficinas, liderada en Barcelona por Anna Gener, asegura que la buena racha del sector continuará en el ejercicio en curso. Por ahora, no espera ningún impacto de los signos de una desaceleración económica internacional.