Menú Buscar
Imagen de la huelga de taxis de Barcelona / EFE

Los taxistas de Barcelona se inclinan por no boicotear el Mobile

Los 'duros' del sector atornillan a Generalitat de Cataluña y AMB con poco respaldo de los conductores para iniciar protestas durante la feria del móvil

4 min

El sector del taxi de Barcelona se inclina por no boicotear el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. Los duros de la industria está atornillando hoy lunes a representantes de la Generalitat de Cataluña y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) sin el respaldo de la mayoría del colectivo, tal y como han indicado fuentes conocedoras.

Una parte de los conductores se han reunido hoy con Isidre Gavín, secretario de Infraestructuras y Movilidad, y Rosa Alarcón, presidenta del Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona. Al encuentro han asistido Élite Taxi, Sindicat del Taxi de Catalunya (Stac), Anget, que representa a taxistas de origen magrebí y Taxistas Latinos Unidos (TLU). No obstante y pese a esta representación, un volumen importante del colectivo rechaza iniciar protestas durante la feria del móvil, que tendrá lugar del 24 al 27 de febrero en la ciudad condal.

Iniciativa de la junta actual de Élite Taxi

Cabe recordar que el cónclave de hoy con el Gobierno catalán y el AMB parte de una asamblea de taxistas celebrada en el local de Élite Taxi el viernes. Durante la misma, que los conductores tildaron de I Cumbre Catalana del Taxi, esta asociación propuso dar un ultimátum de una semana a las administraciones para que redoblen sus esfuerzos contra la "captación ilegal" de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que utilizan, entre otros, Uber y Cabify, rivales del taxi.

Pese a ese llamamiento, asistentes a la reunión han explicado que durante la misma algunas de las asociaciones que están hoy presentes en la reunión con Generalitat y AMB se oponen firmemente a emprender nuevas movilizaciones en la calle. Es el caso, por ejemplo, de Anget y TLU, que no están en la línea de torpedear el Mobile World Congress, una de las épocas del año de mayor recaudación para los conductores.

El trasfondo: 'pinchazo' de Taxi Project y elecciones en Élite

Cualquiera que sea la decisión que tomen los taxistas entre hoy y el lunes 13 de enero, fecha en la que vence el ultimátum que darán a Govern y AMB para que estrechen el cerco a los VTC, lo cierto es que el anuncio de movilizaciones tiene otras aristas que los convocantes no explican. Son, por ejemplo, la próxima celebración de elecciones a la junta de Élite Taxi, el sindicato más representativo del sector en Barcelona, al copar la mayoría de la Taula Tècnica del Taxi (TTT). El equipo actual que comanda Alberto Tito Álvarez se encuentra con una creciente oposición por parte de sectores de la capital catalana, como la llamada Nueva Élite.

Al mismo tiempo, la amenaza de protestas de conductores durante la feria del móvil de Barcelona --que tendrían un impacto muy grave sobre la movilidad-- tapa también el pinchazo de Taxi Project, el proyecto de lobi paneuropeo de defensa del sector que impulsa el propio Álvarez con otros compañeros. En Barcelona, por ejemplo, solo hay apuntados que pagan cuota unos 220 conductores de un total de más de 10.000 licencias.