Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La protesta de Marea Blanca, CGT y Tancada Clínic ante el hospital en Barcelona hoy lunes / CG

Marea Blanca denuncia "especulación" en la fusión Clínic-Plató

La plantilla del mejor hospital de Cataluña critica la "opacidad" de la absorción, que se sostendrá con dinero público

3 min

Marea Blanca ha salido a la calle en Barcelona para aflorar las anomalías que detecta en la fusión de los hospitales Clínic y Plató. Los activistas pro sanidad pública han alertado de "especulación" en torno a la operación, sobre la que la plantilla del mejor hospital catalán ve "opacidad". 

 

 

Protestas por la opaca fusión Clínic-Plató

La plataforma paraguas ha unido esfuerzos con Resistència Clínic y la CGT para dar el aldabonazo de alerta sobre lo que describe como "operación inmobiliaria, ecológica y urbanística". Según la entidad social, el Clínic debe ser puesto bajo control público, así como los hospitales de influencia de la región sanitaria de Barcelona. 

Plantilla del Clínic: "Opacidad"

Por su parte, desde la parte social del Clínic han alertado de la "opacidad" con la que las dos gerencias de Hospital Clínic Barcelona y Hospital Plató están conduciendo la absorción. "La documentación nos llega tarde, y nos la entregan con cuentagotas y, a veces, de forma solo verbal. Nos tratan como a niños", ha lamentado Nayelly Faura, de CGT

Según Faura, la dirección del complejo sanitario situado en el Eixample "ha vinculado la integración de Plató con el nuevo convenio, hasta el punto de que ha amenazado a la plantilla con pasar al convenio del sector [el Siscat] si no había acuerdo".

El Clínic asumirá la deuda de Plató

Sean cuales fueren las interioridades de la unión de los dos hospitales, lo factual es que esta se producirá con polémica. Lo que a priori sería una alianza rutinaria entre un centro sanitario de referencia y su satélite, ha terminado por convertirse en una operación de la que apenas se dan detalles. Lo que se conoce hasta ahora es que el Clínic asumirá 36 millones de euros de deuda financiera contraída por Plató. La mayor parte corresponde a una hipoteca suscrita con un banco para comprar el inmueble a una sociedad vinculada a los médicos que fundaron la clínica: Plató SA

A cambio, los patronos del hospital satélite retendrán una pastilla de más de 2.000 metros cuadrados en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi. Estos, que forman parte de una fundación privada, han visto como las auditorías previas a la fusión elaboradas por Deloitte afloraban irregularidades e incluso nepotismo