Menú Buscar
Imagen de la Conferencia Nacional de Transportes, que ha tratado de frenar la huelga del taxi / EFE

El Gobierno propone a las autonomías y ayuntamientos gestionar juntos los VTC

El Ministerio de Fomento plantea a los gobiernos regionales un acuerdo para frenar el paro indefinido del taxi que bloquea las ciudades y aeropuertos españoles

01.08.2018 22:08 h.
5 min

La presidió el propio ministro, José Luis Ábalos, y perseguía zanjar la huelga de taxistas. La Conferencia Nacional de Transportes entre el Gobierno y las comunidades autónomas, celebrada en Madrid hoy miércoles, 1 de agosto, ha terminado con una propuesta de pacto: que el Gobierno, las comunidades autónomas (CCAA) y los ayuntamientos gestionen juntos las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC). La iniciativa busca frenar el paro indefinido del taxi que bloquea las ciudades y el acceso a los aeropuertos españoles contra el exceso de estos permisos, que usan rivales del taxi como Uber o Cabify.

El encuentro sectorial se convocó para atender una de las principales peticiones de los huelguistas: el traspaso de las competencias de la concesión de licencias VTC a las comunidades autónomas. Al inicio del contacto entre Fomento y los directores generales de Transportes, algunos de ellos han subrayado que no aceptarían asumir el poder sin que el Gobierno lo acompañara de una dotación económica. Cabe recordar que si finalmente se levanta la suspensión del reglamento metropolitano, lo que motivó la primera protesta del sector del taxi en Barcelona, se tendrían que pagar compensaciones millonarias a las empresas.

Habilitará a las CCAA y éstas, a ayuntamientos

Finalmente, la solución que ha propuesto Fomento frena las intenciones del ministerio y se queda a medio camino. El departamento de Ábalos "habilitará" a las comunidades autónomas que lo deseen para que puedan legislar en materia de permisos VTC. Los gobiernos regionales, a su vez, podrán crear un marco para que los ayuntamientos también legislen. Con ello, se persigue que las regiones en las que el desequilibrio entre el taxi y los vehículos que operan con este título habilitante es más grave, los ejecutivos autonómicos o gobiernos locales puedan corregir la situación.

La salida que ha encontrado el Gobierno para enderezar el entuerto de los permisos VTC, que los taxistas quieren limitar, permite al Ejecutivo legislar dentro del margen de la ley. En la reunión que mantuvo ayer el Ministerio de Fomento con la patronal del sector de los vehículos de alquiler con conductor, la organización le entregó un estudio jurídico en el que advertía que ceder la competencia a las autonomías era ilegal. El texto, que firmaba Santiago Muñoz Machado, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, advertía además de que la doble licencia contra Uber o Cabify "chocaría con el ordenamiento jurídico español y el de la Unión Europea (UE)".

A la espera del taxi

El compromiso del Gobierno con las comunidades autónomas y ayuntamientos "que lo deseen" y los taxistas queda ahora a la espera de éstos últimos. Los conductores, en huelga indefinida, decidirán si el arreglo planteado por el Ministerio de Fomento se acerca lo suficiente a sus demandas --traspaso de competencias-- para levantar un paro que, en el caso de Barcelona, dura ya ocho días. Los encargados de decidirlo serán las asambleas callejeras que se celebrarán esta misma noche en Madrid y la Ciudad Condal.

Desde que se iniciara la primera protesta de conductores en defensa de la doble licencia urbana contra Uber y Cabify en Barcelona el miércoles 25 de abril, las alteraciones en ciudades y aeropuertos han sido constantes. En la capital, el colectivo ha tomado una parte del Paseo de La Castellana y ha acampado allí. En Barcelona, a su vez, los profesionales han ocupado la Gran Vía y parte del paseo de Gràcia. En esta última ciudad, comerciantes, restauradores y hoteleros han denunciado caídas de recaudación del 30% y la degradación de la imagen de la ciudad.