Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las oficinas de Caixabank durante el estado de alarma / EP

La banca comenzará el nuevo curso con 270 oficinas menos y una oleada de despidos

Las entidades financieras continúan con su plan de reestructuración, tal y como sugiere el Banco de España

5 min

Acudir a nuestro gestor más cercano es más complicado que hace una década. La gran banca española continúa cerrando sus establecimientos y la crisis del coronavirus ha acelerado los planes. En concreto, el sector comenzará el nuevo curso con 271 oficinas menos, según los datos ofrecidos por los bancos más importantes de nuestro país. 

Además, las empresas más importantes siguen reorganizando sus plantillas y en los próximos meses se esperan numerosos despidos. De hecho, entidades financieras como BBVA o Santander no dudaron en explicar a sus inversores en las últimas presentaciones de resultados que habrán importantes ajustes.

La digitalización, una de las grandes razones

Fuentes del sector bancario apuntan a este periódico que una de las razones por las que las grandes entidades se han lanzado a acometer dichos cierres de oficinas es la digitalización. BBVA, Santander o Caixabank destinaron algo más de 3.000 millones de euros en dotarse de plataformas de calidad para encabezar la modernización del sector en España. 

No obstante, las mismas fuentes consultadas resaltan que dichos cierres también tienen que ver con el ahorro de costes, tanto de alquiler de los espacios y como de personal. Además, añaden que la crisis del coronavirus acelerará los planes de las entidades a partir del mes de septiembre.

Sabadell y Caixabank, a la cabeza en cierres

La banca catalana es la que más sucursales ha clausurado durante este 2020. Banco Sabadell encabeza la lista, con un total de 94. Además, la cúpula directiva ya anunció en su plan estratégico que a finales de 2020 se contará con 230 emplazamientos menos.

Respecto a Caixabank, según se extrae de la documentación presentada en los resultados semestrales, la entidad cerró 106 sucursales y ya tiene un total de 4.012 oficinas, un 2,5% menos que a final de 2019. Y en el plan estratégico de la empresa cotizada figura que a finales de 2020 deberá cerrar otras 300 sedes, aunque el coronavirus podría trastocar sus planes.

Bankinter no cierra sucursales

En el lado opuesto se encuentra Bankinter, que no ha clausurado ningún establecimiento y se mantiene en las 365 oficinas. Por su parte, Banco Santander cerró hasta el 31 de junio un total de 13 sucursales e intensificará esta estrategia, tal y como confirmó Ana Botín recientemente. 

De la información ofrecida por BBVA se extrae que la compañía bajó la persiana a 50 establecimientos y se sitúa en las 2.592. Y los planes del banco pasan por cerrar otras 100 más a final de año. Bankia, por su parte, abandonó ocho oficinas entre enero y junio, hasta quedarse con 2.267 (-0,35%).

Despidos

Respecto a los despidos, la banca se prepara para una nueva oleada de ajuste de personal. De hecho, BBVA ha despedido en lo que va de año a más de 850 empleados, Santander tiene 369 personas menos y Caixabank empezará septiembre con 124 trabajadores menos.

Cabe resaltar que ninguna de las entidades españolas se acogieron a un ERTE, puesto que el Gobierno de España declaró al sector como esencial y el 98% de las sucursales, según datos de la patronal bancaria, se mantuvieron abiertas durante el estado de alarma para que los clientes pudieran agilizar los trámites a ayudas ofrecidas por los organismos nacionales y europeos. 

Ajuste de 5.000 millones de euros

Esta reorganización en la gran banca española se debe a la sugerencia del Banco de España, que pidió al sector un ajuste que permitiría ahorrar 5.000 millones de euros. El supervisor aconsejó mejorar su eficiencia a niveles de hace una década, es decir, por debajo del 45%. En la actualidad se sitúa en el 53%.

En el mismo informe, el Banco de España también explicaba que la banca española debería acometer fusiones entre empresas para mejorar la rentabilidad.