Menú Buscar
Imagen de las Tres Chimeneas tras el río Besòs, al norte de Barcelona / iStock

El timo de la pirámide en las Tres Chimeneas saca los colores a Barcelona

Janet Sanz, al frente del Consorcio del Besòs, cedió al Govern el planeamiento de la antigua central térmica y se quedó con un proceso participativo inútil y abierto a charlatanes

7 min

El timo del proyecto de construir una pirámide de cristal en las Tres Chimeneas de Sant Adrià del Besòs ha aflorado la dejadez del Ayuntamiento de Barcelona en su frontera norte. El Consorcio del Besòs, que preside la teniente de alcalde de Urbanismo de la Ciudad Condal, Janet Sanz, entregó al Govern la potestad de redactar el Plan director urbanístico (PDU). Sanz se quedó con un proceso participativo que ha resultado inútil.

Lo han denunciado fuentes cercanas al proyecto que urbanizará la pastilla litoral al norte de Barcelona, donde se elevan las icónicas chimeneas de la antigua central térmica de Endesa. "Venía todo hecho del Departamento de Territorio", han alertado, en referencia a la elaboración del PDU, que el Govern aprobó inicialmente en agosto. ¿Qué hicieron los ayuntamientos implicados? "Poco. Lanzar un proceso participativo cuyos resultados dependen de la financiación europea. Lo sustantivo, la construcción de 1.700 pisos, la impulsó la Generalitat", recuerdan.

"Hospitalet y Núria Marín sí velaron por sus intereses"

Las fuentes conocedoras del proceso afean al Ayuntamiento de Barcelona --que preside el Consorcio del Besòs-- sí, pero también a los de Sant Adrià de Besòs y Badalona, que "no velaran por sus intereses" en la zona. Contraponen esta desidia al empeño que ha puesto L'Hospitalet de Llobregat, capitaneado por Núria Marín, por defender el parecer local en el desarrollo del entorno de plaza Europa y la Gran Via, recogidos por el PDU Gran Via-Llobregat.

 

 

El proyecto de las tres chimeneas / AMLAAK

Ello pasó al sur de Barcelona. ¿Y en la frontera norte? "Cabe preguntarse por qué los ayuntamientos de la zona, con el de Barcelona al frente por el hecho de presidir el Consorcio del Besòs, pasaron de implicarse en la reurbanización de esta franja. Delegaron en el Govern. En qué gastaron el ingente dinero en consultoría, por ejemplo, es una incógnita", se preguntan las voces consultadas.

"No decidieron nada: todo depende de la UE"

Esta es precisamente la pregunta que Crónica Global ha trasladado al Consorci del Besòs. El ente que agrupa a distintosa ayuntamientos no ha contestado a las preguntas de este medio. Quien sí lo ha hecho son profesionales que participaron en los talleres de participación. "Desde el principio quedó claro que lo importante era la construcción de las 1.700 viviendas --que impusan Metrovacesa y Endesa en una sociedad mixta--. El resto era secundario".

tres chimeneas

 

 

Vista general de la zona de las Tres Chimenas de Sant Adrià de Besòs / CG

El resto eran, por ejemplo, los usos de la antigua central térmica con tres chimeneas, que cerró en 2011 y ahora es Bien Cultural de Interés Local (BCIL) recortada en el skyline de Barcelona. "La pirámide de cristal de Mohamad Aly se presentó, pero casi por cortesía. Otros proyectos más realistas, como la propuesta de elevar un barrio residencial para la tercera edad, una ciudad de servicios similar a las que operan en otros países, no han visto la luz", se quejan. ¿Qué se aprobó? Un equipamiento museístico en la sala de turbinas de las Tres Chimeneas y usos terciarios, como oficinas o museos. Para todo ello no hay presupuesto y habrá que esperar al maná comunitario.

Territori: "Participación"

A preguntas de este medio, el Departamento catalán de Territori ha señalado que "el funcionamiento de los PDU es idéntico". Según el departamento que comanda Damià Calvet, "para su redacción y seguimiento hay constituidas una comisión técnica y otra ejecutiva del PDU que se reúnen periódicamente". En las mismas, los ayuntamientos de Badalona, Sant Adrià de Besòs y el Consorcio "están representados".

En el mismo sentido, "más allá de la participación ciudadana se han organizado jornadas informativas con los grupos municipales de ambos ayuntamientos". Con respecto al AMB, "también se ha contado con esta institución". ¿De qué manera? "Cabe recordar que el AMB es propietaria de una parte importante de los suelos incluidos en el PDU", ha apostillado la Consejería.

El fraude de la pirámide

Es en este escenario de dejadez municipal en el que se coló Mohamad Aly como actor no invitado en el PDU de Las Tres Chimeneas. El magnate egipcio propuso construir un gran centro cultural con una pirámide de cristal transparente similar a la del Museo del Louvre de París (Francia). Su proyecto era humo, ya que el apoderado de su empresa había sido denunciado por robo por él mismo y la obra no contaba con ningún apoyo inversor: solo con tres contratos de asesoría y marketing.

Lo mollar, sin embargo, ya había sido repartido cuando Aly, huido de Egipto y reclamado por su gobierno, aterrizó en las Tres Chimeneas. Los alcaldes y alcaldesas de Barcelona, Sant Adrià y Badalona habían entregado la redacción del planteamiento al Govern, que, afanoso por urbanizar una de las últimas zonas disponibles del litoral barcelonés, lo asumió gustosamente. Los rumores hablan de oscuros intereses en el Departamento de Territorio. Lo factual es que la desidia de los ayuntamientos dio pábulo a charlatanes como Mohamad Aly.