Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de residentes tomando el sol en la azotea de la residencia DomusVi Bonanova / DV

Las otras residencias: 8.000 euros al mes, mayordomo y test al momento

Un geriátrico de la zona alta de Barcelona, DomusVi Bonanova, pasa dos brotes de coronavirus sin despeinarse; cuando lo necesitó, tuvo pruebas al instante

5 min

Es una de las otras residencias, las que cuestan 8.000 euros al mes y tienen mayordomo casi todo el día. Un geriátrico de la zona alta de Barcelona, DomusVi Bonanova, ha pasado dos brotes de coronavirus sin despeinarse. Cuando lo ha necesitado ha pedido dinero para test para sus residentes, que lo han recibido sin apenas demora. También ha recibido la donación de una acaudalada familia para pagar pruebas a todos los usuarios y trabajadores.

domusvi coronavirus
DomusVi Bonanova en Barcelona: la residencia de 8.000 euros al mes que ha lidiado con dos brotes de coronavirus sin casi problemas / CG

Lo explican familiares de ancianos de este centro, inaugurado en 2014 en las antiguas instalaciones de un hospital privado. "DomusVi ha tenido especial cuidado con este asilo. Sabe que es su joya de la corona --en su página web se define como de alto standing-- y por ello ha sido muy cuidadosa. A los servicios premium especiales se ha añadido un cuidado especial durante la pandemia", aseguran. ¿A qué se refieren? "Ayuda del ambulatorio, sí, pero también de Médicos del Mundo, el Ejército, los Bomberos y empresas de desinfección. A la mínima que un usuario tenía síntomas, derivado al Hospital Plató [centro concertado de la zona alta de la Ciudad Condal]", han precisado.

 

 

Instalaciones de DomusVi Bonanova / GOOGLE

"Un usuario pagó test para todos"

De hecho, la residencia no ha sorteado la pandemia por sus propios recursos --ha encajado un aluvión de bajas de trabajadores, por ejemplo--, sino gracias a sus residentes. "Piensa que aquí tenemos a mayores de familias de joyeros, grandes comerciantes y de nombres conocidos de la alta sociedad catalana", ilustran. De hecho, uno de ancianos de apellido ilustre, un expublicista que murió el 23 de abril en DomusVi Bonanova, pagó la primera ronda de test PCR para todos.

domusvi bonanova
Fragmento de una comunicación de DomusVi Bonanova con las familias de los residentes durante la pandemia / CG

"Cuando necesitaron más pruebas, no tuvieron reparo en pedir 150 euros por prueba a cada familia. La mayoría dieron su consentimiento, claro está, pues para ellos ese dinero es calderilla", explican. Un correo interno al que ha accedido este medio así lo atestigua: DomusVi pidió a las familias de su residencia más pija de Barcelona dinero para test contra el coronavirus. Preguntada por la cuestión, la firma de Josefina Fernández no lo ha confirmado.

'Suites' y mayordomos

Así, se dio la casuística que mientras otras residencias de DomusVi y marcas rivales se desesperaban para hacer pruebas a sus trabajadores y se desangraban por la pandemia, en la Bonanova de la crisis sanitaria se vivía de forma relajada. "Es que antes el ambiente ya era así. Los residentes que más pagan tienen acceso a lujosas suites, mayordomos/cuidadores casi todo el día, gimnasio y jardín. Pudieron hacer uso de las instalaciones toda la pandemia hasta que un segundo brote sí obligó a compartimentar las plantas", han explicado las mismas fuentes. Cuando pase la crisis sanitaria, todo volverá a la normalidad en este geriátrico: pícnics en el jardín, conciertos de piano, salidas a conciertos de música clásica y el cuidado de los mejores médicos en paliativos de Cataluña.

domusvi bonanova residencia
¿Residencia u hotel de lujo? Un baño del geriátrico DomusVi Bonanova / CG

Ello contrasta con el caos vivido en otras residencias de este mismo grupo y de otros operadores. De hecho, DomusVi lidia con una cascada de fallecimientos en dos geriátricos de menos alcurnia en Cataluña: Ca n'Amell de Premià de Mar y Can Buxeres de L'Hospitalet de Llobregat. En la primera ha intervenido la Fiscalía, que investiga si hubo mala praxis tras 80 muertes y más de 180 contagios. En la segunda hay quejas por presuntos malos tratos y hacinamiento de mayores. Pese a ser de la misma empresa, las dos tienen plazas concertadas y, por lo tanto, pagadas con dinero público. En el global de Cataluña, más de 4.000 personas han perdido la vida con Covid-19 en centros de mayores entre falta de personal y material, escasez de pruebas y quejas y denuncias. No ha ocurrido en DomusVi Bonanova. Es una de las otras residencias.

Destacadas en Vida