Menú Buscar
Imagen del acoso a un albergue de menores extranjeros no acompañados (mena) en El Masnou / CG

El Govern 'pierde' el dinero de los centros mena de Masnou y Canet

La Generalitat de Cataluña rechaza explicar en qué se gasta 4,1 millones; el sector denuncia "opacidad" de Eduvic, la cooperativa que recibe los fondos públicos

09.07.2019 00:00 h.
6 min

¿Dónde gasta el Govern el dinero de los centros de menores extranjeros no acompañados (mena)? La respuesta a esta pregunta es que nadie lo revela. La Generalitat de Cataluña inyectó 4,1 millones de euros a dedo --sin concurso, por medio de un encargo de servicio-- a una cooperativa para que abriera centros de acogida. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha perdido el control o fiscalización de estos recursos. Eduvic, la entidad que los gestiona, prefiere no aportar su versión.

Fuentes del sector han criticado la "opacidad" con la que gestiona la asociación-empresa los dos equipamientos, que están en la diana por las protestas a favor y en contra --en El Masnou-- y por ser propiedad de la alcaldesa, Blanca Arbell Brugarola --el de Canet de Mar--. En ambos municipios se han producido recientemente violaciones de mujeres por parte de jóvenes tutelados por la Generalitat. Ello ha generado quejas, protestas e incluso un asalto ultra que ahora está siendo investigado por los Mossos d'Esquadra por hasta cinco tipos penales, incluido el delito de odio. Centenares de personas se manifestaron ayer en El Masnou para defender al colectivo de niños y adolescentes y contra el racismo y la xenofobia.

Dinero 'perdido'

Las protestas a favor y en contra de la tutela de los mena en los municipios no esconde una gestión más que discutible del sistema de acogida. El Departamento de Trabajo inyectó 4,1 millones en los centros de El Masnou y Canet de Mar en enero. Lo hizo en virtud del expediente E-01/2019-5 o Resolución de encargo de servicio social parab la provisión de hasta 205 plazas del servicio experimental de primera acogida y atención integral de menores de edad extranjeros no acompañados en Cataluña. Hubo un reparto de 8,4 millones de euros, casi el 50% de ellos (4,1 millones) a Eduvic. Suara Serveis SCCL se llevó 1,3 millones; Fundació Diagrama Intervenció Psicosocial arañó 1,8 millones y Intress (Institut de Treball i Serveis Socials), 207.000 euros.

Plazas Nombre del servicio Entidad Importe (euros)
50 Balquer (El Masnou) Eduvic 2,069M
15 Terres de l'Ebre (Amposta) Fundació Diagrama 620.700
11 Mas Pinyols Suara Serveis SCCL 455.180
11 Mirabolà 1 (Sant Feliu) Suara Serveis SCCL 455.180
11 Mirabolà 2 (Sant Feliu) Suara Serveis SCCL 455.180
22 Pedraforca (Gironella) Fundació Diagrama 910.361
5 Rigel (Altafulla) Intress 206.900
50 Xatrac (Canet de Mar) Eduvic 2,069M
30 SPAAI Vent de Dalt (Juneda) Fundació Diagrama 1,1M
205     8,4M

Y hasta aquí la información. El Govern no tiene control alguno de este dinero, salvo por el hecho de que conoce que el presupuesto para acoger a un menor son 113 euros por día, incluyendo alojamiento, manutención, educación, transporte y los bienes necesarios para que el niño o adolescente pueda desarrollarse. Subraya una portavoz de la consejería que comanda Chakir el Homrani (ERC) que, habitualmente, cerca del 70% del presupuesto entregado a las entidades sociales lo consumen los recursos humanos. "Y son centros que necesitan personal las 24 horas del día", señala. No obstante, nada se sabe de en qué se gastan el dinero las cuatro empresas. "No hay memorias ni desglosado de los tramos [que cobra cada entidad]", admite la misma fuente, que matiza que "la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) certifica que los centros cumplen con las mínimas condiciones y realiza inspecciones".

"Abren a bajo presupuesto"

Con el reconocimiento del Govern de que no hay desgloses de gasto ni informes de retorno del dinero público y Eduvic prefiriendo no contestar a los requerimientos informativos de este medio, los educadores sí han hablado. Empleados de la cooperativa que gestiona los centros de acogida de jóvenes mena en El Masnou, Canet de Mar y Calella han recordado que esta compañía "ofrece aperturar centros de acogida a al Generalitat de Cataluña a muy bajo presupuesto". Ello ayuda al Govern a paliar la crisis de los menores no acompañados en la autonomía catalana, pero genera serias disfunciones. "Las condiciones de trabajo son precarias y deplorables. Los que trabajamos para ellos nos quejamos", han indicado en conversación con este medio. Quizá por ello, por los ajustes a la baja de Eduvic, esta entidad cooperativa laboral se llevó la mayoría del presupuesto para acogida de menores en enero: 100 plazas de un total de 205.

Asimismo, la falta de claridad en los pagos al sistema de tutela de los mena, que ya apuntó Crític en junio de 2018 citando datos del portal de Transparencia de la Generalitat de Cataluña, ha provocado críticas contra Blanca Arbell, la alcaldesa de ERC de Canet de Mar, por lucrarse con la casa de colonias de su familia con el proyecto Xatrac. También ha generado todo tipo de rumores sobre presuntos privilegios de los menores y de presunta falta de fiscalización del presupuesto público y de calidad en el sistema de acogida. "La mitad de los cursos que prometen al Govern no los hacen", ha lamentado anónimamente un educador a este medio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información