Menú Buscar
El jefe de informativos de TV3, David Bassa / 324.CAT

TV3 denuncia ser víctima de "campañas de intoxicación y difamación"

La cadena autonómica evita la autocrítica a pesar de que las últimas polémicas protagonizadas han generado múltiples reproches por sus enfoques sesgados y su falta de neutralidad

02.09.2018 15:43 h.
4 min

La televisión autonómica de Cataluña, TV3, asegura estar sufriendo "campañas de intoxicación y difamación". Así lo ha denunciado el jefe de informativos de la cadena pública catalana, David Bassa, en unas declaraciones para analizar los últimos datos de audiencia.

"Es muy reconfortante comprobar cómo, pese a las campañas de intoxicación y difamación que estamos sufriendo, los informativos de TV3 no solo no bajan sino que no paran de subir en prestigio, en credibilidad y en audiencia", ha señalado.

2,2 millones a la empresa de análisis

TV3 ha cerrado el mes de agosto con una cuota de pantalla del 11,2% --superando en nueve décimas a Antena3 y en 2,7 puntos a Telecinco--, lo que, según un comunicado de la propia cadena en base a datos de Kantar Media, la sitúa como líder en cataluña por 13º mes consecutivo.

El nivel de "prestigio" y "credibilidad" de los informativos al que hace referencia Bassa --así como los positivos datos de valoración hechos públicos por la cadena-- se apoya en los informes realizados por la empresa alemana de análisis audiovisual GFK. Se trata de una compañía a la que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) ha abonado más de 2,2 millones de euros en los últimos diez años para realizar este tipo de estudios, lo que ha generado los reproches de la oposición por considerar que se trata de análisis sesgados y poco fiables.

Críticas por el sesgo nacionalista

A pesar de este supuesto "prestigio" y "credibilidad" de los que alardea TV3, en los últimos tiempos se han intensificado las críticas desde los partidos de la oposición contra la cadena autonómica precisamente por lo contrario.

Basta recordar algunos de los episodios polémicos más recientes, como el enfoque sesgado que dio al ataque a la mujer que quitaba lazos amarillos en la Ciutadella, el trato de favor a conocidos activistas independentistas como Jaume Roures, la dulcificación​ del terrorismo de ETA y Terra Lliure, las vejaciones impunes a líderes no nacionalistas --como el expresident José Montilla y el exdirigente de Cs Jordi Cañas--, los intentos de vincular el constitucionalismo en Cataluña con la extrema derecha, y el hiperactivismo secesionista exacerbado de buena parte de las estrellas de la cadena --como Pilar Rahola, Toni Albà, Toni Soler, Empar Moliner y Laura Rosel--.

Sin rectificación

Sin embargo, desde la dirección de la cadena no se ha realizado ningún ejercicio de autocrítica y todo apunta a que mantendrá el mismo rumbo.

"En agosto, que siempre es un mes de bajo consumo televisivo, difícil para algunas televisiones como la nuestra, hemos vuelto a ser líderes. Hemos ganado con un margen muy amplio y estamos contentísimos. Y la única cosa que esperamos es que toda la programación que estamos preparando con una estima especial y con muchísimas ganas para este mes de septiembre, para el próximo trimestre, tenga el mismo éxito y el mismo seguimiento por parte de la audiencia televisiva en general", ha declarado el director de TV3, Vicent Sanchis,