Menú Buscar
Las tres mujeres que combaten el nacionalismo en Europa: Maite Pagazaurtundúa, Beatriz Becerra y Teresa Giménez Barbat

Las tres mujeres que combaten el nacionalismo en Europa

Las eurodiputadas han encabezado algunas de las iniciativas más exitosas a escala comunitaria con el objetivo de contrarrestar el relato de la Generalitat y del Diplocat en Bruselas

08.03.2019 00:00 h.
7 min

La batalla en Bruselas contra el nacionalismo catalán la libran, principalmente, tres mujeres. Estas son las eurodiputadas liberales Maite Pagazaurtundúa, Teresa Giménez Barbat y Beatriz Becerra.

El objetivo de los sucesivos gobiernos de la Generalitat ha sido internacionalizar el llamado procés independentista para tratar de forzar una mediación de la comunidad internacional entre el Estado y la Administración catalana. A través de órganos como el Diplocat y la apertura de delegaciones en el exterior han ido creando su propia diplomacia nacionalista sin casi encontrar interlocución española en Europa para confrontar su relato nacionalista.

En los últimos años, sin embargo, con el aumento de la tensión política, el constitucionalismo se ha organizado para contrarrestar la propaganda. Es así como han nacido iniciativas como Foro de Profesores en el ámbito académico. En el parlamentario, tres de las figuras que, con su trabajo, más han combatido el nacionalismo son estas tres eurodiputadas.

Pagazaurtundúa: "Era necesario refutar las mentiras"

Maite Pagazaurtundúa explica que en su llegada a Bruselas fueron “descubriendo que era muy necesario hacer un trabajo de defensa de la reputación de la España democrática” así como "refutar las mentiras de los nacionalistas”.

Para ello tuvieron que “que tejer complicidades con eurodiputados de distintos grupos”. Lamenta, no obstante, que los sucesivos gobiernos españoles no han tenido “una estrategia sistemática” ni “eficaz” para combatirlo.

La eurodiputada trabajó en un informe sobre la naturaleza de los autodenominados comités de defensa de la república (CDR) e insistió en que estos colectivos vulneran los derechos consagrados en los artículos 1, 13, 16 y 23 de la Constitución y en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea relativos a la defensa del Estado de Derecho y del respeto a las minorías: “Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres”, esgrimía el informe.

Otro de los análisis que presentó ante la comunidad internacional, titulado La vulneración de los derechos del niño y ataques a la diversidad en las aulas, exponía algunos casos de adoctrinamiento escolar y de la negativa de las instituciones catalanas de educar en la lengua materna de los estudiantes castellanohablantes.

Barbat: “Logramos convencer a los eurodiputados”

Teresa Giménez Barbat admite que “hasta ahora nadie se había tomado en serio la necesidad de elaborar un contrarrelato” que, por una parte, “desmintiera, punto por punto, la propaganda que los nacionalistas han ido inoculando en las instituciones europeas” y, por el otro, pusiera en “valor la democracia española; sin falsos triunfalismos, pero también sin complejos”.

Se sincera al explicar que “los nacionalistas llevan ventaja”, pero que lograron “convencer a los eurodiputados” con el “fruto” de su trabajo. Y es que la eurodiputada catalana y su equipo han tirado adelante el think tank Euromind para que Europa se dote de argumentos humanistas, científicos y racionales para atajar la amenaza y el auge del populismo. Por él han pasado científicos de la talla de Steven Pinker, el economista e historiador Gabriel Tortella o la historiadora Elvira Roca para desmentir la España de la leyenda negra.

En la misma línea, esta semana han preguntado a la Comisión sobre la irrupción de Carles Puigdemont en el Parlamento y sobre las informaciones que apuntan a que el Govern contrató con T-Systems servicios vinculados al procés. También han enviado una petición de explicaciones a la eurodiputada Catherine Bearder que autorizó la exposición que propició que Puigdemont se colara en el Parlamento, y una carta al buró en referencia a este mismo episodio.

Becerra: "Europa hizo suya la causa constitucionalista"

La eurodiputada Beatriz Becerra fue quien, durante los días del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, escribió al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, para que se pronunciara. La respuesta del italiano de que "cualquier ataque a la Constitución de un Estado miembro es un ataque al marco jurídico de la Unión" pasó a ser una de las declaraciones más importantes desde la Unión Europea contra el plan secesionista. “Creo que conseguí la respuesta más contundente que ha habido hasta ahora. Así, Europa hacía suya la causa constitucionalista”, apostilla Becerra.

La eurodiputada procedente de las filas de UPyD también fue la protagonista de un vídeo que tuvo mucho impacto en las redes sociales en el que entraba a rebatir al técnico Josep Guardiola sobre el llamado “derecho a decidir”. “Hacer política también es explicar la realidad y desmentir los bulos y la desinformación de los secesionistas”, sostiene.

Su próximo objetivo –explica– es que Europa no termine financiando los “chiringuitos de Puigdemont ni su criptorrepública” mediante el lobby CatGlobal que el exmandatario catalán trató de inscribir en Bruselas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información