Menú Buscar
Quim Torra, durante una reunión del gobierno catalán / EFE

Quim Torra pide "sacrificio" a los catalanes y defiende las sesiones del 6 y 7 de septiembre

El presidente de la Generalitat pone como ejemplo a seguir las leyes de ruptura con el Estado de hace un año y sostiene que "nadie le ha de decir a ningún catalán qué tiene que hacer"

21.11.2018 12:23 h.
5 min

Quim Torra insiste en "desobedecer" y "combatir" al Estado español para conseguir la independencia. El presidente de la Generalitat reclama "el sacrificio de la ciudadanía" catalana para alcanzar su objetivo, y se muestra partidario de impedir que le llamen "supremacista" en el Parlament a pesar de sus numerosos escritos y tuits de corte xenófobo.

Torra pone como ejemplo a imitar las sesiones del 6 y 7 de septiembre de 2017, fechas en las que la cámara catalana aprobó dos leyes de ruptura con el Estado: la de transitoriedad jurídica y la de referéndum, contrarias a la Constitución y al criterio de los letrados del Parlament.

"No aceptaré las sentencias"

El presidente de la Generalitat considera que ese es el camino a seguir, al ver "imposible" llegar a un acuerdo con el Gobierno español para realizar un referéndum independentista. Según declara en una entrevista a El Món, "apelaremos a la comunidad internacional", y cree que "este país se debe plantear un eje fundamental en términos de la desobediencia civil e institucional al Estado, o lo que es lo mismo, en términos de obediencia civil e institucional al Parlament y al pueblo de Cataluña, como hicimos el 6 y 7 de septiembre y el 1-O".

Torra da a entender que ese momento de desobediencia llegará después de las sentencias a los dirigentes independentistas en prisión preventiva por el referéndum ilegal del 1-O y por declarar la independencia. Y subraya que, si son condenatorias, "yo he dicho que no aceptaría las sentencias, y me reafirmo". "Ante un hecho tan grave y trascendente como puede ser condenar a compatriotas porque pusieron urnas para expresar la voluntad del pueblo de Cataluña, esperamos que haya una respuesta de altura".

"Sacrificio" y "catalanofobia"

Sobre en qué consistirá esta respuesta, pide "trabajarla desde ahora y de forma unitaria" y apela "a la esperanza y al sacrificio de la ciudadanía", porque "estoy totalmentente convencido de que saldremos adelante porque estamos en el lado correcto de la Historia. La ciudadanía se ha de organizar, porque somos un pueblo adulto y ya no depende de aquello que el presidente de la Generalitat pueda decir. Nadie le ha de decir a ningún catalán qué tiene que hacer".

Torra, por otra parte, acusa a "la política española" de haber "llegado muy lejos en esta catalanofobia". Y le "sabe mal que incluso partidos de izquierda hayan caído en eso".

"Supremacismo"

El autor de tuits como "los españoles sólo saben expoliar", o de artículos como "La lengua y las bestias", por otra parte, lamenta ser tildado de "supremacista". Una palabra cuyo uso considera "perverso" en su caso: "Da escalofríos pensar que alguien se pueda imaginar que yo soy así. Es terrible para mí, para mi familia y para la gente que me conoce", sostiene. En su opinión, se trata "la construcción falsa de un personaje negro". "Cada vez que me lo dicen a mí o a la consejera de Cultura, pienso que en el Parlament no estábamos acostumbrados a oírlo, ni a permitir que se oyera". Y se muestra partidario de impedir que no se lo digan: "Desde el primer día se tendría que haber actuado para que estas expresiones no se oyeran en el Parlament".

Torra, asimismo, reconoce que "no hay ningún" hilo de contacto entre él y la líder de la oposición, Inés Arrimadas. Y critica al PSC por no querer negociar los Presupuestos de la Generalitat, después de que él diera portazo varias veces a apoyar los de Pedro Sánchez en el Gobierno español. "Mi última preocupación es quién gobierna España. No me da miedo nada de lo que pueda venir del Estado español, ni políticamente ni judicialmente".