Menú Buscar
torra talamanca

Torra se pone bélico y bombardea las negociaciones de ERC con Sánchez

El ‘president’, quien ya abrazó la vía eslovena, apela ahora al sacrificio y el martirio mientras sus socios republicanos apuestan por el diálogo para desbloquear el conflicto secesionista

29.11.2019 00:00 h.
6 min

Que Quim Torra usa y abusa de las tesis bélicas es algo que, por sabido, no deja de sorprender. En esta ocasión, el presidente de la Generalitat ha dado una vuelta de tuerca a esa estrategia de la confrontación asumiendo las tesis del gurú independentista Paul Engler, un escritor defensor del martirio que, como no podía ser de otra manera, ha sido entrevistado en TV3.

“Morir como un mártir es inherente a los movimientos ganadores”, dice el autor de Manual de desobediencia civil. Y como en política, aseguran los expertos, no existen las casualidades, no es gratuito que el neoconvergente haya hecho esas reflexiones horas antes de que ERC se reuniera con el PSOE para negociar una investidura. Estos contactos, que los republicanos afrontan con voluntad de diálogo, son el embrión de una posible salida al embrollo secesionista.

Pero está claro que Torra se resiste al pactismo e insiste en otras vías mucho más cruentas, como la eslovena. O la del referéndum de independencia de Bougainville, que pertenece el Estado de Papúa Nueva Guinea, que viene precedido de un conflicto armado con 20.000 muertos y 15.000 desplazados.

Más polarización

La autodeterminación de esta isla es el nuevo referente del núcleo duro de Carles Puigdemont. Torra ha querido sumarse a esa apuesta por la confrontación, por la “polarización” que defiende Engler.

“No es nuestra guerra”, ironizan desde Esquerra, aunque no esconden que las reflexiones del president, lanzadas en su perfil de Twitter, no ayudan a su proceso de negociación. Los republicanos le ponen voluntad, aunque superar las presiones que está recibiendo el PSOE, tanto internas como externas, va a ser difícil. Pero los socialistas ya no consideran a Torra como interlocutor válido. Lo es el vicepresidente Pere Aragonès. De ahí que el republicano se permitiera el lujo de decir que en la reunión bilateral entre Gobierno y Generalitat que piden para después de la investidura no es imprescindible que esté Torra. Y menos con las posturas que maneja.

Revolcón en las redes

Éstas son que el independentismo "debe entender que debe polarizar, y protestar, aunque haya represión y sacrificio. Los primeros cristianos decían que la semilla de la iglesia era la sangre de los mártires”. Engler dixit. Y Torra es su profeta.

El revolcón recibido en las redes sociales ha sido notorio. También lo fue, incluso a nivel parlamentario, el recibido a finales de 2018, cuando Torra apeló a la vía seguida en Eslovenia, donde el proceso de secesión conllevó una guerra de diez días que provocó decenas de muertos.

“Los catalanes hemos perdido el miedo. No nos dan miedo. No hay marcha atrás en el camino hacia la libertad. Los eslovenos decidieron seguir adelante con todas las consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo para vivir libres", dijo el president durante la presentación del Consell per la República en Bruselas.

¿Quien es Paul Engler?

Ahora insta a tomar nota de las palabras del escritor, quien la semana pasada presentó su libro en Barcelona acompañado por la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri. Predicó entre creyentes, pues denunció la "represión" de un Estado español que comparó con una dictadura.

"Ya las han escuchado atentamente. Y ya han decidido. Convirtiendo a ERC, que apuesta por otra cosa, en el partido más fuerte del soberanismo", respondía el exsecretario general de Comunicación, Josep Martí Blanch. Hubo más zascas.