Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Quim Torra, expresidente de la Generalitat de Cataluña

Torra explica en sus memorias cómo su mujer mediaba con el 'conseguidor' de las mascarillas

El expresidente de la Generalitat apunta que dio su visto bueno al pago de 35 millones de euros en una operación bajo la lupa de la Oficina Antifraude

5 min

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (JxCat), reconoce en uno de sus dietarios de memorias las gestiones que llevó a cabo a cabo su esposa, Carola Miró, con el comisionista Roger Parellada, que obtuvo un contrato de 35 millones de euros del Govern catalán para comprar mascarillas en 2020 con la empresa Basic Devices, y que ha generado una gran controversia en las últimas semanas al trascender que el conseguidor y sus asociados se embolsaron un margen de unos 24 millones de euros.

Torra detalla en su libro Les hores greus cómo estos empresarios llamaban a su mujer con el objetivo de que mediara para que la Generalitat desbloqueara una cuenta del Banco Sabadell donde había congelado el pago de esos 35 millones de euros, después de que el Govern temiera de que la operación podría tratarse de una estafa.

Torra también desvela en el libro cómo hizo gestiones con altos cargos como Josep María Argimon (JxCat), entonces director gerente del Institut Català de Salut (ICS), o el en aquellas fechas conseller de Economía, Pere Aragonès (ERC), ahora presidente de la Generalitat. Días después, esos fondos se desbloquearon.

"Se ponen en contacto con ella para no comprometerme"

“Recibo un mensaje de Carola. Hay un grupo de empresarios catalanes que están haciendo una gestión delicada para fletar un avión desde Shanghai con material sanitario. La llamo. Me explica que se han puesto en contacto con ella para no comprometerme. Quieren a su país y están ayudando de esta manera. Informo al Dr. Argimon y le avanzo que le doy mi visto bueno y que firmaré lo que sea. La operación es de muchos millones de euros”, explica Torra en la página 52 de su libro. Es una de las numerosas referencias que hay en a la operación, detalladas día a día.

El Confidencial desveló la semana pasada el margen millonario obtenido por Roger Parellada y sus asociados --unos 24 millones de euros--, el contacto estrecho que mantenía Parellada con la mujer de Torra, y las gestiones que hizo este último con Argimon y Aragonès para que se desbloqueara la cuenta de la empresa Basic Devices SL donde a Roger Parellada se le depositaron los 35 millones de euros para pagar por adelantado, así como las dudas de que se haya pagado el IVA que abonó la Generalitat en la factura.

En manos de Antifraude

La Oficina Antifraude de Cataluña ha advertido de que la investigación sobre el caso no se ha archivado --en contra de lo que dieron a entender la semana pasada tanto el presidente Aragonès en el Parlament como la portavoz del Govern secesionista, Patrícia Plaja--, sino que “sólo se había cerrado a través de un informe razonado”, por lo que la investigación ahora había entrado en “fase de seguimiento”. En ese informe, Antifraude ya alertaba del “riesgo tributario” de que Roger Parellada hubiera encontrado una ventana de oportunidad para no pagar el IVA.

Tras conocerse los nuevos datos, incluyendo comunicaciones de WhatsApp y de audio del propio Roger Parellada presionando a altos cargos de la Generalitat, también ha trascendido que las propias sociedades del empresarios habían ejercido como avalista de la compra, algo del todo irregular, según informó El País.

Oferta "temeraria"

En febrero, Antifraude ya había calificado de “temeraria” la oferta, que además “carecía de cobertura legal” para hacerse por el trámite de urgencia el día 19 de marzo de 2020.

La Oficina Antifraude, un organismo independiente que responde ante el Parlament, tendrá que averiguar si en esa operación de compra de mascarillas por 35 millones de euros existen indicios razonables de delitos como blanqueo, fraude fiscal, tráfico de influencias, organización para delinquir o manipulación para alterar el precio de las cosas, entre otros. Si así fuera, tendría que trasladar el informe resultante a la fiscalía para que actúe.