Menú Buscar
Algunos de los integrantes de las brigadas durante la retirada lazos amarillos en la localidad de La Bisbal d'Empordà, Girona / EFE

La ‘secreta’ de los Mossos, ‘a la caza’ de los que quitan lazos amarillos

El subinspector de Información de Girona Sergi Escutia, que junto al comisario Manel Castellví coordinó el 1-O, participó anoche en la identificación de ‘antilazos’

6 min

Un mando del área de Información de los Mossos d’Esquadra participó anoche en la identificación de personas que retiraban lazos amarillos en Girona. Se trata del subinspector de Información de Girona Sergi Escutia, conocido activista independentista.

Portavoces oficiales de la Consejería de Interior han rehusado confirmar o desmentir a Crónica Global que la Brigada de Información haya intervenido en esta “guerra de los lazos” y han subrayado que el martes por la noche se levantó acta en Girona porque “se trataba de un grupo superior a ochenta personas que no habían pedido autorización para hacer la concentración”. Han insistido en que este tipo de actuaciones se llevan a cabo “cuando se recibe una denuncia o cuando se detecta una situación de peligro”. Según estos portavoces “ni se persigue ni se investiga a nadie solo por quitar lazos”.

Desacato y concentración sin autorización

Fuentes policiales, por su parte, amplían los detalles del operativo desplegado ayer en Girona y aseguran que se abrieron tres actas por supuesto desacato a los agentes que identificaron a los miembros del Grupo de Defensa y Resistencia (GDR). Confirman también la falta de autorización para realizar la concentración. Los GDR, integrados por activistas constitucionalistas, se crearon como respuesta a la actuación de los Comités de Defensa de la República (CDR), que ahora controlan las movilizaciones sociales del independentismo.

Sin embargo, según han informado a este medio agentes conocedores de ese operativo, en el mismo participó el subinspector de Información de Girona, Sergi Escutia, uno de los hombres de confianza del jefe de la Comisaría de Información de los Mossos, Manel Castellví. Ambos formaron parte del dispositivo habilitado por la Policía Autonómica en la comisaría de la calle Bolivia de Barcelona el 1 de octubre de 2017 con motivo de la celebración del referéndum.

Unidad polémica

Castellví es uno de los tres mandos de los Mossos d’Esquadra que en junio del año pasado, dos meses antes de que se cometieran los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, viajaron a Washington para reunirse con los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Entre las competencias de la  Comisaría General de Información figura investigar y perseguir las redes criminales ---bandas organizadas y terrorismo--, así como realizar la recogida y el tratamiento de toda información correspondiente. También se ocupa de obtener datos de carácter operativo sobre conflictividad laboral y social. Esta Comisaría de Información se ha visto en vuelta en varias polémicas, entre las que destaca el seguimiento de activistas del 15M y, más recientemente, de periodistas y entidades contrarias al independentismo. Hace tres meses, Junts per Catalunya, ERC y CUP vetaron la creación de una comisión de investigación en el Parlament sobre este supuesto caso de espionaje, pero Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya en Comú-Podem hicieron valer sus votos para forzar en julio la constitución de este órgano de control de la Cámara catalana.

Activismo en redes sociales

Sergi Escutia, subinspector de Información en Girona, forma parte del sector más independentista de los Mossos y hace activismo de ello en las redes sociales. Previamente a la intervención contra las personas que quitaban lazos, las citadas fuentes policiales han informado de que se abrió un “incidente” relativo a “grupos unionistas con intención de retirar lazos en alguna población de la Región Policial que harán seguimiento para ver a qué poblaciones van”. Añaden que no es habitual que los jefes de las unidades trabajen por la noche.

La presencia de Escutia en este operativo contra los antilazos ha provocado un profundo malestar entre los agentes destinados en Girona, que hacen valer las instrucciones de Fiscalía en las que se avisa de que poner o quitar lazos no puede considerarse delito. Acusan a determinados mandos de actuar como “policía política” para hacer méritos ante la cúpula de Interior.

Como se sabe, la Fiscalía superior de Cataluña ha abierto una investigación para determinar si los Mossos d'Esquadra actuaron de forma arbitraria en la identificación de 14 personas hace una semana que retiraban lazos amarillos en varias poblaciones de Tarragona. Las diligencias responden a una denuncia de la asociación Impulso Ciudadano contra el consejero de Interior, Miquel Buch; el Director de la Policía, Andreu Joan Martínez, y el comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius.