Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Salvador Illa, primer secretario del PSC / PSC

Salvador Illa, 'seny' para reconciliar las dos Cataluñas

Aficionado al 'running', el ensayo histórico y trabajar en el huerto de su padre, el socialista coge las riendas de un PSC dispuesto a recuperar la presidencia de la Generalitat

5 min

Incluso en los peores momentos de la pandemia, cuando ostentaba el cargo de ministro de Sanidad, Salvador Illa (La Roca del Vallès, 1966), nunca se negó a resolver los problemas internos del PSC, incluso los personales que afectaban a sus allegados, por pequeños que fueran. Resolutivo, como todo político con experiencia municipal, y paciente, como se espera de un dirigente, pues como ha dicho hoy Raimón Obiols en el congreso de renovación socialista, no solo de carisma y cesarismo vive un partido.

De ahí que este licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona y MBA en el IESE por la Universidad de Navarra, se haya ganado fama de político que lo resuelve todo. Que no el hombre para todo, pues tras vencer en las elecciones catalanas del 14F, su nombre comenzó a circular el círculos empresariales y mediáticos como candidato a la alcaldía de Barcelona. Illa lo niega y acaba de ungir a Jaume Collboni, actual teniente de alcalde en la ciudad, como uno de los hombres fuertes de su nueva ejecutiva, paritaria y territorial, con caras nuevas, pero también con la veteranía que requiere un partido que, de nuevo, sale a ganar con el objetivo, esta vez sí, de recuperar la presidencia de la Generalitat.

Viajar, leer, cultivar el huerto

Celosísimo de su vida privada y muy madrugador, Illa es aficionado al running y a cultivar el huerto de su padre. Le encanta el ensayo histórico, viajar y la Costa Brava. Su discreción le ha valido la etiqueta de soso o gris. Y, sobre todo, de hombre tranquilo. Y assenyat. Pero su ascendente en el PSC no ha parado de crecer --"lo que diga Salvador" se ha convertido en un lema de sus compañeros--, así como su resistencia a las provocaciones. Que desde el mundo independentista, son continuas. Pero él, a lo suyo. Firme en sus convicciones sobre la lengua, ha utilizado el castellano y el catalán en el Parlament porque, reitera, Cataluña es plural y mestiza. Los CDR hicieron pintadas amenazadoras en su domicilio particular. Fue en balde.

Salvador Illa comenzó a militar en el PSC en 1995, en la agrupación de La Roca del Vallès con diferentes responsabilidades orgánicas, participando desde 1999 en la ejecutiva de la federación del Vallès Oriental, donde fue secretario de organización y primer secretario. En 1995 se convirtió en alcalde de La Roca del Vallès, cargo que ocupó hasta 2005. A partir de ese año y hasta el 2009, fue director general de Gestión de infraestructuras del departamento de Justicia de la Generalitat durante el gobierno tripartito.

Vuelta al sector público

Tras un breve paso por el sector privado, fue director de Gestión Económica del Ayuntamiento de Barcelona (2010-2011), coordinador del Grupo Municipal Socialista en este consistorio (2011-2016) y jefe de gabinete de Collboni (2014 a 2016). Fue el actual teniente de alcalde de Barcelona quien le trajo de vuelta al ámbito público, a lo que Illa ha respondido con lealtad, despejando --al menos de momento-- cualquier duda sobre la candidatura de Collboni.

En mayo de 2016, coincidiendo con la incorporación del PSC al equipo de gobierno de Barcelona, ​​fue nombrado gerente de Empresa, Cultura e Innovación del Ayuntamiento. Desde noviembre de 2016, era secretario de Organización del PSC. Hay quien asegura que, de facto, seguirá ejerciendo ese papel en la sombra. Pero lo cierto es que, oficialmente, Illa es, desde hoy, el nuevo primer secretario de los socialistas catalanes, tras un congreso extraordinario sin sorpresas, bendecido con la presencia de Pedro Sánchez. El presidente español siempre ha contado con el apoyo del PSC, incluso en los peores tiempos.