Menú Buscar
Quim Torra, presidente catalán, durante el discurso de Fin de Año / CCMA

Un Quim Torra desafiante llama a los catalanes a prepararse para "la libertad"

El presidente de la Generalitat de Cataluña lanza una soflama independentista sin contenido social desde TV3 en la víspera de Fin de Año

30.12.2018 21:12 h.
6 min

Un Quim Torra desafiante. Así ha aparecido el presidente de la Generalitat de Cataluña, que ha llamado a los catalanes a prepararse "para el año de la libertad, que ya se acerca". En su primer discurso de Fin de Año, el jefe del Ejecutivo autonómico ha recitado un monólogo en TV3 dedicado casi íntegramente a la causa independentista y sin anunciar medidas políticas concretas en el plano social.

El president, hablando desde el Salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat en Barcelona, ha tratado de trufar de perlas sociales su discurso, pero no ha podido evitar finalmente que su alocución tuviera un tono monocolor: se ha hablado casi y exclusivamente de independencia y sus derivadas. Las ideas-fuerza que ha querido dejar Torra sobre la mesa de los catalanes han sido todas referentes a la cuestión terrorial. La principal es que los ciudadanos "deben prepararse para el año de la libertad, que ya se acerca". Ello lo harán "derribando muros de opresión", bajo su punto de vista.

Monólogo

Como ya describió Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, tras el último Consejo de Ministros del año, Torra ha vuelto a recuperar su monólogo de propuestas. Ha pedido "ser y ejercer como republicanos", el "fin de la represión" y "el derecho a la autodeterminación de Cataluña". Ha asegurado que dichas propuestas las comparten "el 80% de los catalanes", por lo que tienen que ser negociadas por Moncloa "en un diálogo creíble y sincero". Para apuntalar esas conversaciones, el exactivista ha vuelto a exigir "mediación internacional" entre su equipo y el Gobierno.

Quim Torra, presidente catalán, durante el discurso de Fin de Año / EFE

Quim Torra, presidente catalán, durante el discurso de Fin de Año / EFE

Sin hacer referencia alguna a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), una cuestión que ha desgarrado hoy en público a su partido, el president ha invitado a Pedro Sánchez a hallar "una solución democrática y política" para la región, sin especificar cuál. Esta vía debería zanjar, ha agregado el jefe del Ejecutivo autonómico, la situación "gravísima" en el capítulo político que deja 2018.

Abrazo del oso a ERC

De nuevo y como en muchas otras ocasiones, Quim Torra ha aprovechado su primer mensaje televisado de Fin de Año para exigir "unidad" a los actores independentistas, en un claro guiño a ERC, partido al que el espacio neoconvergente ha tratado en los últimos meses de abrazar para concurrir juntos al ciclo electoral que viene, con los comicios municipales y europeos como pistoletazo de salida.

Esta estrategia conjunta debe llegar "exigiéndose más a unos mismos en la unidad" y debe vehicularse en torno a unos principios fundamentales. Éstos serían la liberación de los presos independentistas investigados por orquestar y ejecutar el procés independentista en Cataluña y el combate "contra la extrema derecha". Quizá para ampliar ese perímetro de acción ha colocado Torra una cuña de Josep Pallach, uno de los padres fundadores del socialismo en Cataluña. "No hay libertad individual sin libertad colectiva", ha manifestado en tono grandilocuente.

Sin anuncios políticos

Más allá de las soflamas políticas por la secesión, como "hacer cumplir el mandato del 1 de octubre", "derribar los muros de la opresión" o de buscar complicidades internacionales "desde la democracia, la justicia y la no-violencia --una referencia a las algaradas de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR)--", el presidente catalán apenas ha lanzado propuesta política alguna. Sí se ha acordado nada más iniciar su alocución de las personas en situación de pobreza o enfermedad, pero no ha ido más allá.

El único anuncio en el plano político en un mandato desierto en el campo legislativo en el Parlament ha sido la de que el Consejo Ejecutivo del Govern recuperará las llamadas leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC), un anuncio, que, de hecho, ya había hecho el Gobierno catalán anteriormente. Sí ha citado el president los derechos sociales, sin abundar en cómo los garantizará, y al senador de EEUU Robert Kennedy, asesinado el 5 de junio de 1968. "Solo los que se arriesgan mucho consiguen mucho", ha recordado Torra parafraseando al también Fiscal General de los Estados Unidos, sin concretar qué objetivos ni qué senda seguirá hacia esas metas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información