Menú Buscar
Personal del Parlament acompaña a agentes de la Guardia Civil durante el registro del caso 3% / EFE

El protocolo de acceso policial al Parlament, un gesto gratuito

La prohibición de que los agentes entren armados y encapuchados tras el registro del caso 3%, apoyada por PSC y C,s y que indigna al PP, ya se cumple 'de facto': la policía ve intencionalidad política

4 min

Hasta ahora no ha habido tramitación parlamentaria de la ley del referéndum, pero sí la aprobación en pleno mes de agosto de un protocolo que impide la entrada a policías armados y encapuchados en la Cámara catalana. El documento, impulsado por los independentistas tras el registro efectuado hace varias semanas por el caso 3%, provocó una gran agitación parlamentaria, mientras que fuentes policiales confiesan su “sorpresa”, pues esas instrucciones ya se cumplen de facto. De ahí que no descarten intencionalidad política.

Se trata del “Protocolo de actuaciones a seguir respecto al acceso de la policía judicial a la sede del Parlament y sus dependencias en el marco de investigaciones judiciales”. Para el PP, son los párrafos 5 y 6 los más “escandalosos”, pues a su juicio, suponen una obstrucción a la justicia que se produce  pocas semanas después de que la Guardia Civil se personara en la Cámara catalana dentro de la investigación del caso 3% sobre la financiación irregular de CDC. Tras esos registros, tanto la CUP como la Assemblea Nacional Catalana (ANC) instaron a elaborar un protocolo de estas características. La operación dejó imágenes de los policías con la cara cubierta al entrar y al salir del Parlament para esquivar a las cámaras.

“El secretario general, o quien le sustituya, informará a la presidencia del Parlament para que autorice la entrada en el edificio, excepto si los agentes personados no aportan autorización u orden judicial. En este caso, el responsable de seguridad informará de que no tiene autorización para permitir el acceso. Si, pese a ello, los agentes comparecientes persisten en su pretensión, el secretario general o letrado en quien delegue les informará personalmente, y dará cuenta de su actitud a la presidencia, para que informe, si lo considera oportuno, al jefe superior de los agentes personados”, indica el documento.

PSC y C,s quitan hierro al asunto

PSC y Ciudadanos votaron a favor de la aprobación del mismo, lo que fue duramente criticado por el líder de los populares catalanes, Xavier García Albiol, quien les acusa de complicidad con las obstrucción independentista a las investigaciones judiciales sobre corrupción. Ni el primer secretario socialista, Miquel Iceta, ni el secretario general de C,s, José Manuel Villegas, ven intencionalidad política y, tras quitar hierro al asunto, afirman que el acuerdo, sugerido por los letrados de la Cámara autonómica e impulsado por una Mesa con mayoría independentista, solo pretende facilitar el trabajo de los cuerpos policiales.

Añade el protocolo que si éstos “aportan una orden judicial, la presidencia debe autorizar la entrada, depositarán las armas en un armario correspondiente y se les debe acompañar a la sala de espera habilitada a tal efecto. Mientras permanecen en el interior del edificio, los agentes de la policía judicial deben mantener el rostro descubierto”.

Fuentes policiales consultadas por Crónica Global también quitan importancia al protocolo. “¿A alguien se le ocurre pensar que los agentes nos pondremos pasamontañas para entrar en el Parlament”, ironizan estas fuentes, que confiesan una cierta sorpresa ante esas nuevas instrucciones, pues asegura que lo establecido en el protocolo ya se cumple. No descartan, por tanto, que determinados grupos parlamentarios busquen una intencionalidad política en el mismo.