Menú Buscar

Pelea tras la protesta 'indepe' por el juicio del 1-O en Barcelona

Trompazos entre secesionistas y constitucionalistas en la Rambla de Catalunya tras la concentración contra el macroproceso en el Tribunal Supremo

13.02.2019 08:28 h.
4 min

Pelea en Barcelona entre independentistas y constitucionalistas tras la protesta secesionista contra el juicio del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI) frustrada del mismo mes. Secesionistas y partidarios de la unidad de España se enzarzaron a trompazos en la Rambla de Catalunya tras la concentración de ayer tarde en la Ciudad Condal.

Según ha denunciado la CUP en un vídeo y ha recogido CatalunyaSuccesos, dos grupos antagónicos intercambiaron insultos y golpes tras la movilización separatista en la plaza de Catalunya, que reunió a unas 6.000 personas. Al término de la misma y sobre las 21:00 horas, personas de ideología contraria se enfrentaron a golpes cuando los independentistas se alejaban de la marcha ondeando banderas. Los antisistema han detallado que los implicados en la reyerta serían radicales secesionistas de la zona de Clot-Camp de l'Arpa de la capital catalana. Se desconoce la identidad de la otra parte.

Dos detenidos

El violento intercambio se saldó con escenas de alta tensión en el bulevar semipeatonal. Intervinieron efectivos de la Guardia Urbana y la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra. Los primeros aislaron a uno de los grupos, que siguió lanzando insultos contra la otra parte, Tras ello, se procedió a la detención de dos personas, sin que constaran heridos de gravedad.

La pelea entre grupos de ideología contraria llegó después de la concentración unitaria del independentismo en la plaza de Cataluña, que no llenó como en otras ocasiones y se quedó en 6.000 personas, según cifras del Ayuntamiento de Barcelona. Más problemático, los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) organizaron tres marchas para colapsar algunas de las céntricas arterias de Barcelona. En una de ellas, los antidisturbios de los Mossos disolvieron una de las columnas que se dirigía a la sede de la Fiscalía de Barcelona.

Violencia de los CDR

Precisamente, la oficina del ministerio público en la capital catalana fue el escenario de una de los episodios de algaradas que protagonizaron los CDR ayer martes, día del inicio del juicio del 1-O en el Supremo. Por la mañana, los antisistema apuntaron al edificio con un escrache ante la entrada que obligó a intervenir a los Mossos d'Esquadra. Entre los desalojados se encontraba Carles Riera, líder parlamentario de la CUP.

Horas antes y en hora punta, los radicales trataron de entorpecer el tráfico rodado en varias vías en Barcelona y su conurbación. Levantaron una barricada con fuego en la autopista AP-7, cortaron el Eix Transversal o la C-35 e interrumpieron la circulación en tres puntos en Barcelona en la Gran Via y la avenida Diagonal. Los cortes de tráfico, no obstante, fueron menos virulentos que en otras ocasiones, ya que los antisistema los levantaron tras crear colas kilométricas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información