La cúpula de los Mossos d'Esquadra, imputada por desobediencia

Un juez de Barcelona cita como investigados a siete altos mandos, incluido a Ferran López, por el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña

Ferran López, comisario de los Mossos (i), junto al antiguo mayor, Josep Lluís Trapero (c) / EFE
11.10.2018 15:57 h.
4 min

Un juez ha imputado a la cúpula de los Mossos d'Esquadra por desobediencia por el referéndum ilegal de secesión en Cataluña del 1 de octubre de 2017. El magistrado ha citado en calidad de investigados a siete altos mandos, incluido a Ferran López, que dirigió la policía catalana durante la intervención de la autonomía en virtud del artículo 155 de la Constitución, al entender que fueron "pasivos" durante la consulta ilícita del 1-O.

El titular del juzgado de Instrucción número 3 de Cornellà de Llobregat (Barcelona) ha notificado las imputaciones después de que la magistrada del Tribunal Supremo Carmen Lamela rechazara asumir la causa por desobediencia que le remitió el magistrado. El juez pretendía unir el procedimiento de desobediencia con el de sedición que pende sobre el exmayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, pero Lamela declinó. Ahora, el proceso judicial de los agentes discurrirá en la sala de Cornellà.

Altos mandos

Cabe recordar que el juez abrió diligencias tras la cita electoral prohibida por el Tribunal Constitucional "ante la posible comisión de delitos de desobediencia y otros" el 4 de octubre de 2017. El magistrado se centró en investigar la actuación de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O. 

A raíz de estas indagaciones y en las primeras diligencias el juez halló "indicios fundados de criminalidad por cuanto el dispositivo policial pareciera haberse organizado con la intención de no dar cumplimiento a las órdenes judiciales recibidas". En el auto resultante de las pesquisas, el magistrado rechaza que las responsabilidades se circunscriban a Josep Lluís Trapero. "Las decisiones [de la cúpula policial] --argumenta-- de naturaleza conjunta y colegiada, y no meramente jerárquica con un único decisor en la figura del major que ejerciera su poder unilateral".

Siete altos mandos

A raíz de estas actuaciones han sido citados a declarar el próximo 13 de diciembre el propio Ferran López, a quien el Ministerio del Interior nombró jefe de la policía autonómica cuando cesó Josep Lluís Trapero con la aplicación del artículo 155 el 27 de octubre.

También deberán comparecer los comisarios Joan Carles Molinero y Emili Quevedo; la jefa de asesoramiento jurídico de la dirección general de los Mossos, María Paz Martí; el comisario Francisco Javier Gámez y los intendentes Amadeu Domingo y Antoni Verger.

Trapero, imputado por sedición y organización criminal

Cabe recordar que a estas siete imputaciones en la dirección de la policía catalana se le une la del exmayor Trapero, a quien se le comunicó en abril su condición de investigado por sedición e integración en organización criminal por los hechos ocurridos ante la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, cuando una turba asedió a una comisión judicial acompañada de la Guardia Civil.

En la misma causa, que instruye la juez del Tribunal Supremo Carmen Lamela, están imputados por los mismos cargos el exdirector general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler y el exsecretario general de Interior, César Puig. A su vez, la intendente Teresa Laplana se enfrenta a un cargo de sedición por no responder al acoso de una masa independentista a la comisión que realizaba un registro en el departamento.

¿Quiere hacer un comentario?