Menú Buscar
Edificio del CTTI de la Generalitat, el organismo que ha licitado a SIRT y Nae parte de sus contratos de telecomunicaciones / CG

Los Mossos entran en el CTTI para investigar contratos de la Generalitat

Los agentes se han presentado en el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat por orden judicial

3 min

Los Mossos d'Esquadra se han presentado a primera hora de este martes en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI) para investigar la presunta contratación irregular de servicios informáticos por parte de un antiguo alto cargo del gobierno catalán.

Según ha avanzado la cadena SER, el dirigente contrataba dichos servicios para hacer y reformar páginas web oficiales mediante un proceso con el que, presuntamente, se fraccionaban los encargos para rebajar su coste, y no tener que acudir a concurso público. 

La policía catalana ha entrado por orden judicial en la sede del CTTI, y al menos en un sitio más, y ha realizado registros y una petición de información. El caso está bajo secreto de sumario.

La investigación la lleva a cabo el Área de Delitos Económicos de los Mossos. A diferencia de otras ocasiones, no guarda relación con el proceso independentista ni el referéndum ilegal del 1-O.

Precedentes

El CTTI es la empresa pública de innovación tecnológica de la Generalitat y ha sido objeto de varios registros en los últimos meses, ya desde las semanas anteriores y posteriores al 1-O.

El pasado mes de febrero, el hombre de confianza de Oriol Junqueras en dicho organismo, Josué Sallent, presentó un recurso ante el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona para impedir que la Guardia Civil accediera a las cuentas de los presuntos implicados en la realización del 1-O. El mismo Sallent fue el encargado de negociar el contrato para el recuento de votos, según confirmó la Benemérita. El directivo habría ofrecido entre uno y dos millones de euros a la empresa Scytl para desarrollar el software.

Ya en junio, la Policía registró el CTTI, el Departamento de Economía y la sede de Mediapro para buscar pruebas sobre el censo irregular del referéndum por orden del mismo juzgado, y tratar de averiguar el grado de implicación de la cúpula del gobierno catalán en su elaboración. La Guardia Civil manejaba un informe con una lista de 32 personas configuradas a raíz de los polémicos correos del exsecretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó.

El pasado 3 de noviembre trascendió que los últimos informes entregados por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil al juzgado número 13 atribuían a Josep María Jové, al departamento de presidencia, y al director del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), Josué Sallent, la “responsabilidad última” de la activación y mantenimiento de la web del 1-O.