Menú Buscar

La Mesa del Diálogo divide a independentistas y constitucionalistas

PSC y comunes acudirán hoy a una deslucida cumbre convocada a puerta cerrada por Torra en el Palau de la Generalitat, con el plante de Cs, PP y CUP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta (d), impulsor de una Mesa del Diálogo para sentar juntos a independentistas y constitucionalistas  / EFE
16.11.2018 00:00 h.
8 min

Dar una oportunidad al diálogo era el objetivo del PSC cuando, hace varias semanas, instó al presidente de la Generalitat, Miquel Iceta, a convocar una cumbre de partidos para intentar desencallar el conflicto catalán. Torra recogió el guante, pero se lo ha llevado a su terreno. La reunión se celebrará hoy viernes a puerta cerrada en el Palau de la Generalitat y no en abierto en el Parlament, como reclama Ciudadanos. Por este motivo, la formación naranja no asistirá al encuentro. Tampoco lo hará el PP, que augura que solo se hablará de “autodeterminación y presos políticos”. De hecho, las formaciones que dan apoyo al Govern, Junts per Catalunya y ERC, ya han advertido de que no están dispuestas a renunciar a un referéndum sobre la independencia catalana.

Los comunes sí estarán presentes en la reunión, no así la CUP, que rechazan cualquier tipo de negociación con el Estado y exigen que se declare la república catalana. El resultado será una cumbre deslucida que visualiza la división dentro del independentismo y del constitucionalismo.

PSC: Reformas y rechazo a la vía unilateral

PSC, impulsor de esta Mesa de Diálogo, ha presentado el documento Cataluña 2019. Para fortalecer la convivencia y recuperar consenso. Para avanzar en el autogobierno, el progreso económico y el impulso de las políticas sociales. Los socialistas sostienen que la solución al problema catalán pasa primero por un pacto interno. Y también por un nuevo Estatut que sea votado en referéndum. La reforma constitucional para lograr un Estado federal forma parte del ADN de los socialistas, quienes aseguran en su documento que “el hecho de reconocer Cataluña como nación y España como un estado olurinacionalm no rompe la unión política de España ni da a los catalanes derechos diferentes de los del resto de españoles”.

La apuesta del PSC es rotundamenta contraria a la vía unilateral. “Ni proceso constituyente, ni proyecto de constitución catalana tienen cabida en nuestro marco legal”. Asegurar la convivencia, respetar la legalidad y el actual marco institucional, desbloquear las instituciones, abrir el diálogo con el Gobierno español, fortalecer el autogobierno y mejorar la financiación son las premisas con las que el PSC se presentará a la cumbre.

El líder del PSC, Miquel Iceta, confía en que la reunión de hoy será "la primera de una serie de reuniones" y que Cs, PP y CUP acaben participando en ellas. "No podemos dejar de señalar nuestra preocupación porque esos grupos han decidido no participar. Respeto las posiciones, pero es un mandato parlamentario y los grupos exigimos al Govern que los cumpla, por lo que es un contrasentido que ahora se desentiendan", dijo.

Cs: No a una reunión en el Palau

Ciudadanos ha comunicado su plante por carta al presidente de la Generalitat. La líder catalana de la formación naranja, Inés Arrimadas, considera que esa reunión debería celebrarse en el Palau de la Generalitat. “Cualquier debate político relevante relativo al futuro de Cataluña entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria se debe realizar en el Parlament con respeto a las normas democráticas vigentes. Es por todo ello que mi propuesta es la celebración de un pleno monográfico sobre la situación política en Cataluña, con un debate individualizado y con tiempo suficiente entre el presidente de la Generalitat y los presidentes de los grupos parlamentarios que el conjunto de los catalanes pueda seguir con transparencia”. Arrimadas recuerda que los socios de Govern, Junts per Catalunya y ERC, así como los comunes, vetaron la propuesta de un Pleno de estas características en el Parlament.

carta arrimadas

Tampoco el PP estará presente en esa reunión. Su líder, Alejandro Fernández, se lo comunicó por teléfono al president, quien, augura, solo hablará “del derecho a la autodeterminación y de presos políticos". En su opinión, el diálogo “debe tener condiciones" y se niega a sentarse a “hablar de conceptos psicodélicos en términos jurídicos". Para el popular, que Torra jaleara los Comités de Defensa de la República (CDR) antes de su asalto al Parlament, así como sus escritos xenófobos, le inhabilitan para ser presidente.

CATenComú: Referéndum pactado con el Estado

Sí estará presente Catalunya en Comú-Podem, que ha presentado un documento de siete folios --que puede leerse en este enlace--, resumido en once puntos, donde, a modo de preámbulo, se critica la judicialización de la política y la aplicación del artículo 155. Apuestan por un pacto de claridad, es decir, por un gran acuerdo entre actores políticos y sociales en Cataluña para celebrar un referéndum pactado con el Estado, que conciben plurinacional. Por ello, proponen el reconocimiento del derecho a decidir, vía reforma constitucional. En este sentido, los comunes defienden la definición de “Cataluña como nación política que puede decidir su futuro”, así como una relación bilateral entre Cataluña y el Estado.

La presidenta del grupo parlamentario de los comunes Jessica Albiach / CG

La presidenta del grupo parlamentario de los comunes Jessica Albiach

El documento de los comunes reivindica la hacienda propia y solidaria, y el blindaje competencial con ampliación en materias sociales (empleo, vivienda, protección social). La protección del uso del catalán y del modelo de escuela pública catalana y la participación de Cataluña en los órganos del Estado en materia de política exterior y europea, forman parte del ideario de la una confluencia de izquierdas, muy presionada por el Govern para que apoye sus presupuestos. En los últimos meses, han sido constantes los guiños independentistas hacia Catalunya en Comú-Podem que, a su vez, se deja querer para adquirir un papel más protagonista tras sus peleas internas y los mediocres resultados electorales.

¿Quiere hacer un comentario?