Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Puignero, vicepresidente y responsable de Política Digitales, en la presentación de los nanosatélites, uno de los proyectos estrella de la NASA catalana / GENCAT

La fundación de la ‘NASA catalana’ encarga una auditoría tras el descontrol de sus cuentas

El Instituto de Estudios Espaciales, que aspira a los Next Generation, avanza en su propósito de enmienda y acata las advertencias de la Sindicatura, que detectó irregularidades contables

9 min

La Fundación Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) avanza en su propósito de enmienda tras las diversas irregularidades contables detectadas por la Sindicatura de Cuentas, y acaba de sacar a concurso la licitación de un servicio de auditoría externa. Esta entidad, clave en el desarrollo de la Agencia Espacial de Cataluña (AEC), conocida popularmente como la NASA catalana, participa en los proyectos que la Generalitat ha presentado como candidatos a acceder a los fondos europeos Next Generation. El IEEC ha ido subsanando gran parte de esas deficiencias fiscalizadas, atribuibles en su momento a su confusa naturaleza de ente público.

Lanzado con éxito el primer nanosatélite catalán / 324
Lanzado con éxito el primer nanosatélite catalán / 324

El IEEC es un instituto de investigación adscrito a la Generalitat a través del Departamento de Vicepresidencia y Políticas Digitales. Sus objetivos son promover la investigación astronómica y espacial; convertirse en un centro reconocido internacionalmente para atraer talento y fomentar colaboraciones tanto en la esfera local como en el ámbito mundial; ser un agente eficiente de transferencia de conocimiento, innovación y tecnología en su campo, y llevar a cabo campañas de sensibilización de la sociedad sobre la ciencia mediante la comunicación de la cultura científica. En los presupuestos de 2022, el Govern contempla una partida de 7,5 millones

Auditoría externa

El IEEC acaba de sacar a concurso la licitación de un servicio de auditoría de sus cuentas anuales y la liquidación presupuestaria del ejercicio 2021. En el informe que justifica la necesidad de contratar esa auditoría externa se alude a la obligación, establecida por ley, de rendir cuentas de sus operaciones y hacer un seguimiento presupuestario. Eso incluye el balance, cuenta del resultado económico y patrimonial (pérdidas y beneficios), estado de cambios en el patrimonio neto, estado de liquidación del presupuesto y memoria.

El contrato tiene como finalidad la emisión de un informe a partir del análisis de la documentación económica y contable “que refleje el grado de fidelidad” de esos datos, “determinando si esas cuentas se presentan adecuadamente de conformidad con las disposiciones legales vigentes”. El presupuesto base es de 9.075 euros.

auditoria
Informe justificativo de la auditoría del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya

La auditoría del IEEC sale a concurso semanas después de que la portavoz del PSC-Units, Alícia Romero, y el diputado Jordi Riba denunciaran la existencia de una “mala praxis generalizada” en los organismos dependientes de la Generalitat, tras el análisis de 39 informe elaborados por la Sindicatura de Cuentas desde 2019. Según los socialistas, el 77% de estos informes señalaban irregularidades en la contratación de personal, y en un 72%, observaciones sobre la contratación de bienes y servicios. Este grupo enmarcaba su denuncia en la excesiva atomización de entidades dependientes de la Generalitat, un total de 365, la más alta de España, seguida de Andalucía, con 239.

Uno de los informes mencionados por el PSC es el que elaboró en 2020 la Sindicatura sobre la Fundación del Instituto, que en 2017 “suscribió dos contratos con una empresa vinculada con tres investigadores que realizaban su investigación en el IEEC, lo que supone que las personas afectadas incurrieron en incompatibilidad, de acuerdo con la legislación del personal al servicio de las Administraciones públicas”.

Ausencia de plan estratégico

Pero no es solo esa irregularidad la que detectó el órgano fiscalizador. En efecto, la Sindicatura analizó las cuentas de la Fundación del IEEC correspondientes a 2017 [el informe se puede consultar en este enlace] y, entre otras deficiencias, aludía a que los estatutos de esta entidad no incluían la referencia a la Administración pública a la que se debía adscribir, la ausencia de un plan estratégico y de un contrato programa con la Generalitat y no envió las cuentas a la Intervención General ni a la Sindicatura. La Memoria anual no observaba toda la información requerida de acuerdo con las instrucciones conjuntas de la Intervención General, la Dirección General de Presupuestos y la Dirección General del Patrimonio.

En 2017, el IEEC no disponía de convenio propio ni estaba adscrito a ningún convenio colectivo ni había aprobado la política retributiva de su personal que incluyese los conceptos y el escalado salarial.

Contratos

Las irregularidades en materia de personal eran diversas, destacando que “el IEEC no comunicó los contratos al Registro público y la suscripción de “dos contratos con una empresa vinculada con tres investigadores que realizaban su investigación en el IEEC, hecho que supone que las personas afectadas incurrieron en causa de incompatibilidad, de acuerdo con la legislación sobre incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones públicas. Asimismo, en su descripción del régimen jurídico de estos centros, subrayaba la Sindicatura que “la supervisión y control de su actividad económica, financiera y de gestión solo se puede llevar a cabo una vez esta actividad ha sido desarrollada, mediante auditorías externas anuales, sin perjuicio de la regulación específica de su tipo de personificación jurídica".

En sus alegaciones, remitidas en septiembre de 2020, el director del Instituto, Ignasi Ribas, admitía la mayoría de irregularidades, pero aseguró que, en 2019, el Patronato del IEEC subsanó las omisiones que la Sindicatura observó en sus estatutos y se aprobó un plan estratégico. El centro atribuía a la Generalitat la competencia para formalizar el contrato programa.

“Aunque se considere que la fundación debía enviar a la Intervención General y a la Sindicatura de Cuentas las cuentas anuales y el informe de auditoría, estos documentos entendemos que no han sido nunca reclamados por ninguno de ellos y, en cambio, la fundación no ha dejado nunca de depositar las cuentas anuales y el informe de auditoría en la Generalitat, mediante el departamento correspondiente del que depende”. No obstante, “ la fundación toma nota y cada año enviará las cuentas anuales auditadas a la Intervención General y a la Sindicatura de Cuentas”.

Next Generation

En aquel momento, precisa Ribas, el IEEC no formaba parte del sector público de la Administración de la Generalitat, si no que formaba parte del sector público estatal. Asimismo, el IEEC tomó como referencia el XIII Convenio Colectivo de Ámbito Estatal para los Centros de Educación Universitaria e Investigación para la regulación de las relaciones laborales del personal del IEEC, "atendiendo al hecho de que es aplicable a unos centros que guardan similitud con las características del IEEC".

No es ajeno al propósito de enmienda del IEEC que este organismo forme parte de uno de los “27 proyectos emblemáticos” de la Generalitat que aspiran a beneficiarse de los Next Generation, consistente en impulsar la nueva economía de espacio, desplegando seis iniciativas estratégicas. Incluyen la creación de un hub del New Space; una estación de tierra al observatorio del Montsec dedicada a la comunicación y control de satélites, convertir el Aeropuerto de Lleida-Alguaire en un puerto espacial (SpacePort) y centro de pruebas del sector; desplegar una infraestructura satélite y plataforma de datos para el desarrollo de nuevos servicios digitales por empresas y Administraciones y el apoyo directo a empresas en sus diferentes fases de madurez.