Menú Buscar
Coronavirus en el Parlament de Cataluña / CG

El coronavirus condiciona la legislatura en Cataluña

El Parlament supedita a la evolución del virus la aprobación de los Presupuestos, paso previo para unas elecciones que Puigdemont quiere celebrar antes del verano y que son un factor de riesgo

6 min

Una sesión parlamentaria decisiva para el futuro de Cataluña, pero supeditada al avance del coronavirus. La Mesa de la Cámara catalana ha señalado para la próxima semana el Pleno en el que se aprobarán los Presupuestos de la Generalitat de 2020, paso previo para convocar unas elecciones catalanas que Carles Puigdemont quiere celebrar antes del verano.

El coronavirus condiciona la legislatura en Cataluña / CG

Tras la decisión de suspender la actividad en el Congreso, los partidos catalanes permanecen expectantes a la evolución del virus en Cataluña. Los grupos parlamentarios dudan de que esa sesión prevista para los días 18 y 19 de marzo se llegue a celebrar. En ese caso, el final de esta legislatura agotada se demoraría. Pero es que, además, una convocatoria electoral es un factor de riesgo, dada la concentración de personas que conlleva. En los pasillos del Parlament, donde ayer se reunió la mesa --órgano gestor-- no se hablaba de otra cosa.

Efectos económicos, sociales y políticos

Es un hecho que la crisis del coronavirus están condicionando la economía y los hábitos sociales. Pero es que, además, la epidemia también está teniendo efectos en el terreno político. Y no solo por el contagio del dirigente de Vox Javier Ortega Smith, que ha propiciado la suspensión de la actividad en el Congreso. Pero es que, además, la extensión de este virus podría afectar a las elecciones catalanas, sin fecha prevista, si también se suspende el Pleno del Parlament señalado para la semana próxima. En esa sesión está prevista la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat de 2020, trámite que el presidente Quim Torra puso como condición previa para convocar elecciones y dar por finalizada una legislatura que, admitió, “ya no da más de sí”. Y aunque ese pleno está convocado, fuentes parlamentarias y políticas no descartan un aplazamiento si aumentan los casos de coronavirus.

La Mesa del Parlament ha fijado para los días 18 y 19 de marzo el Pleno en el que se celebrará el debate final de los Presupuestos de la Generalitat para 2020. Una vez aprobados, algo que está garantizado, pues el Govern (Junts per Catalunya y ERC) cuenta con el apoyo de Catalunya en Comú-Podem, los grupos de la oposición pueden pedir un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias --se requiere que lo hagan dos grupos o una decena de los diputados--, algo que demoraría los trámites durante un mes. Pero no está previsto que eso suceda.

Crisis entre JxCat y ERC

Torra, tras el enésimo enfrentamiento protagonizado por JxCat y ERC a raíz del apoyo de los republicanos a suspender su acta de diputado por su condena de inhabilitación, anunció que desvelaría la fecha de las elecciones tras la aprobación de las cuentas catalanas. Dijo fecha, no convocatoria. De ahí que las dudas sobre la celebración de esos comicios, que podrían dar carpetazo definitivo al procés, se mantengan.

En un principio se dio por seguro que los comicios se celebrarían antes del verano, pues los propios socios del Govern admiten que la convivencia ya es insostenible. El mitin de Puigdemont en Perpiñán (Francia), celebrado con la única finalidad de arremeter contra ERC y su estrategia de diálogo, así como el cese del consejero republicano de Acción Exterior, Alfred Bosch, por los abusos cometidos por su número dos, elevado a la categoría de crisis de Gobierno por el propio Torra, evidencian esa fractura.

Sin embargo, los problemas internos de Junts per Catalunya, que a diferencia de ERC carece de un candidato para las elecciones, preconizaron un posible retraso de las mismas hasta otoño, con la esperanza de ganar tiempo y hacer coincidir las urnas con algunas fechas icónicas del independentismo.

Problemas judiciales de Puigdemont

Pero los problemas judiciales de Puigdemont han provocado que se barajen de nuevo unos comicios más inminentes. La decisión de una juez de Girona de pedir al Tribunal Supremo que investigue al expresidente por un supuesto fraude en la gestión de Aguas de Girona --que podría provocar un nuevo procedimiento de extradición del independentista fugado--, unida a la retirada de su inmunidad como eurodiputado, prevista para mayo o junio, ha propiciado nuevos cálculos electorales que aconsejan adelantar los comicios. De esta forma, JxCat aprovecharía la agitación que puede provocar en el mundo secesionista la posible detención de Puigdemont.

Pero en esa ecuación preelectoral entran ahora los efectos del coronavirus en Cataluña. El Pleno que debe preceder a esa convocatoria electoral está convocado, aunque fuentes parlamentarias admiten que son pocos los diputados que creen que esa sesión plenaria se vaya a celebrar. Pero es que, además, unas elecciones son un clarísimo foco de contagio

Destacadas en Política