Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Núria Llorach, presidenta de la CCMA, en su comparecencia / CANAL PARLAMENT

TV3 vuelve a lavarse las manos con el "puta España" de algunos de sus colaboradores

La presidenta de la CCMA, Núria Llorach, admite que "la Corporación no ha tomado ninguna acción" y que si Vicent Sanchis "no ha hecho nada, es que no lo ha considerado necesario"

Ricard López
3 min

La reiteración de insultos como "puta España" en TV3 continúa teniendo como respuesta la inacción por parte de los dos máximos responsables de la cadena. Así se desprende de la respuesta parlamentaria de la presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisual (CCMA) --el ente que gestiona la radio y la televisión públicas de la Generalitat--, Núria Llorach, al ser preguntada este viernes sobre si piensa tomar alguna medida para frenar muestras de odio como estas por parte de algunos de sus colaboradores.

Llorach se ha lavado las manos y ha dejado entrever que el director de la cadena, Vicent Sanchis, tampoco ha estado por la labor de tomar cartas en el asunto: "La Corporación no ha tomado ninguna acción. Son trabajadores externos y, en todo caso, cuando el director del medio [Sanchis] sabe que ha habido alguna contravención del libro de estilo por alguna expresión hecha, es él quien gestiona el tema de forma conveniente. Si no ha hecho nada, es que no lo ha considerado necesario". 

Así ha respondido la presidenta de la CCMA a la pregunta de la diputada del PSC Beatriz Silva cuando ésta le ha recordado que el insulto "puta España" se profirió en dos ocasiones el pasado junio en el programa Està Passant por parte de sus colaboradores Magí García y Jair Domínguez. Con el agravante de que este último, además, también ha utilizado este exabrupto en otros programas de la cadena, como APM o Bricoheroes, y también con frecuencia en sus redes sociales personales.

"Impropio de una televisión pública"

Silva le ha recordado a Llorach que expresiones como esta son "impropias de una televisión pública", además de una ofensa para buena parte de la ciudadanía catalana. Algo que a su juicio "es uno de los motivos por los que muchos catalanes han dejado de ver TV3".

La diputada socialista, asimismo, ha reprochado a Llorach la falta de pluralidad de los medios de comunicación públicos de la Generalitat --claramente decantados hacia el secesionismo--. Llorach, sin embargo, ha rechazado su apreciación, agregando además que "si el director del medio público considera que hay equilibrio, es que hay equilibrio, y suscribo todas sus palabras".