Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, en rueda de prensa telemática / EUROPA PRESS

Canadell ataca al Gobierno y promueve la 'mascarilla catalana'

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona ve "muy poco apropiada" la desescalada por provincias y habla del "colapso total de España"

6 min

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, se ha sumado a la oleada de críticas del independentismo al Gobierno español por considerar "muy poco apropiado" el modelo de desescalada por provincias del confinamiento por el coronavirus. El dirigente de la ANC, asimismo, ha anunciado la inminente creación de una mascarilla catalana, que ha denominado "MasCat".

El empresario ultranacionalista ha defendido la creación de este tipo de mascarillas, que se puedan producir de forma masiva en pocos días, y sobre la cual dará más detalles la próxima semana. Canadell fue uno de los líderes independentistas que, días atrás, se mostró escandalizado porque el Gobierno español envió a Cataluña "1.714.000 mascarillas", al considerar una provocación esa cifra por su similitud con 1714, año de la Guerra de Sucesión entre borbónicos y austriacistas.

Canadell, por otra parte, ha criticado el plan de desescalada del confinamiento del Gobierno de Pedro Sánchez por dar en prinicipio preferencia a la organización por provincias: "No le vemos ninguna lógica. No entendemos que una delegación provincial pueda tener los recursos para planificar con éxito el desconfinamiento. Es muy poco apropiado", ha asegurado en rueda de prensa telemática. Sin embargo, sí ha visto positivo que el plan de desconfinamiento de Sánchez sea por sectores y de forma gradual para monitorizar que cada fase se supere con éxito.

Falta de tests

Otro aspecto negativo para Canadell es que actualmente las empresas no cuentan con los tests ni equipos de protección individual (EPI) que les permitan retomar su actividad con seguridad, tal y como la Cámara ha pedido desde el inicio del estado de alarma.

"Ninguna de estas dos condiciones se han cumplido a día de hoy", ha dicho, y ha añadido que las empresas que cuentan con los EPI necesarios alcanzan el 35%, según la última encuesta de la institución que preside.

"No hemos visto que el Estado se haya preocupado ni por activa, con hechos, ni por pasiva, con voluntad, sobre este tema. Un desconfinamiento que no sea seguro es un problema muy grave para la economía porque puede ser que se tenga que volver a confinar", ha aseverado. Canadell, sin embargo, ha obviado críticar a la Generalitat.

El empresario independentista, al mismo tiempo, ha reconocido que las Cámaras han intentado conseguir tests, algo "muy complicado" porque son prioritarios para el sistema sanitario, y mascarillas, para lo que se ha contactado con proveedores catalanes para hacer fabricación interna pero no ha sido suficiente.

Pide ayudas para el comercio y la restauración

Canadell, por otra parte, ha apuntado que el comercio es uno de los sectores más afectados por la crisis derivada del coronavirus, y por ello ha pedido ayudas directas más allá de avales y créditos, así como medidas para que puedan abrir de forma más segura, citando como ejemplo soluciones tecnológicas de depuración del aire.

En cuanto a los restauradores, Canadell ha coincidido con el sector en pedir a los ayuntamientos cierta flexibilización durante un periodo determinado respecto a la normativa sobre terrazas para ayudar a la viabilidad de estos locales, siempre teniendo en cuenta la convivencia vecinal.

"Donde esto no pueda ser o el ayuntamiento no lo aceptara, cosa que no nos gustaría, cada empresario deberá plantear si tiene sentido o no abrir con un tercio de la actividad", ha afirmado para agregar a continuación que, en los casos en que no sea posible reabrir, el empresario deberá presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas.

"Colapso total de España"

Preguntado sobre si cree que muchos de los ERTE actuales acabarán finalmente en ERE si no se toman las medidas necesarias, tal y como ha apuntado este miércoles la consejera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón, Canadell ha asegurado que será así, aunque desconoce la magnitud.

Por ello, ha vuelto a defender ayudas directas a empresas para evitarlo y que el conjunto de España no se sitúe en tasas de paro por encima del 20%: "España podría entrar en un colapso total y definitivo. Es mejor hacer un esfuerzo ahora".

Ha planteado la posibilidad de que el Gobierno lance un programa con una "dotación económica importante" para evitar cierres empresariales y que éste se haga llegar a los empresarios previo informe de las cámaras, que son las que conocen cada uno de los casos, según Canadell, quien ya ha trasladado esta propuesta a la Cámara de Comercio de España.