Menú Buscar
Meritxell Batet informó sobre la reunión de la Comisión Bilateral entre la Generalitat y el Estado del pasado 1 de agosto / EFE

Batet pide "lealtad y flexibilidad" a la Generalitat

La ministra reclama el esfuerzo de todas las fuerzas políticas para solucionar el conflicto catalán y ve viable retirar el recurso a la ley catalana para sanidad universal

4 min

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha pedido "un esfuerzo de lealtad y flexibilidad" a la Generalitat y a todos los partidos políticos, tanto del Parlament como del Congreso, para solucionar la crisis política que se vive en Cataluña.

En su comparecencia ante la Comisión de Política Territorial del Congreso para explicar la reunión bilateral con la Generalitat del pasado 1 de agosto, Batet ha explicado que ese encuentro abrió una agenda de "normalidad" en la relación con el Govern, que asumió su responsabilidad de "ir más allá de sus reivindicaciones soberanistas".

Líneas rojas

Batet, sin embargo, reconoce que la crisis política e institucional "sigue existiendo", y no va a tener una solución "milagrosa". Por eso, la ministra pide el esfuerzo de todos. No solo de los dos Gobiernos, sino de todas las fuerzas políticas.

Por parte del Gobierno, ha asumido que el diálogo con la Generalitat supone escuchar cosas que "no querría oír o preferiría que no existiesen". Y destaca que hay cuestiones que no han sido aceptadas en la Bilateral ni serán aceptadas, como la autodeterminación o la existencia de presos políticos.

Batet, asimismo, ha reprochado al PP que se haya centrado su interés en la Bilateral en estas cuestiones, coincidiendo de esta manera con los independentistas, y situando el debate en los aspectos de mayor confrontación o que pueden resultar "mas estériles", en lugar de atender a otros para buscar una solución política.

Retirar el recurso a la ley catalana de sanidad universal

La ministra, por otra parte, ha asegurado que la aprobación del real decreto ley de sanidad universal por parte del Gobierno permitirá retirar el recurso en el Tribunal Constitucional contra la ley catalana que universaliza esta atención, así como los planteados a normas similares de otras comunidades.

Batet ha lamentado que la conflictividad ante el Tribunal Constitucional con las autonomías haya crecido "desmesuradamente". La intención del Gobierno es desistir en los recursos que puedan encontrar solución dentro del ámbito constitucional.

El decreto ley tiene que ser convalidado en el pleno del Congreso de este jueves, y el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ya le ha dicho a Batet que su partido no lo apoyará si el Gobierno no adopta hoy un compromiso "claro" de retirada del recurso.

Tardà, en contra de "imponer la independencia"

El portavoz de ERC, Joan Tardà, también espera la retirada de este recurso a la norma catalana, y ha incluido además, la petición de que se pueda retirar el contencioso planteado por el Ministerio de Asuntos Exteriores contra las embajadas catalanas en el exterior. Tardà ha criticado la decisión de recurrir el establecimiento de estas oficinas exteriores por parte del departamento que dirige Josep Borrell, porque supone "poner arena en los cojinetes, cuando lo mejor es poner grasas" para solucionar el conflicto catalán y no empeorarlo.

Tardà, por otra parte, ha reconocido que la independencia no se puede declarar unilateralmente: "Si hay algún independentista ingenuo o estúpido que cree que puede imponer la independencia al 50% de catalanes que no lo son, es evidente que está equivocado". A su juicio, "no hay solución al conflicto sin tener en cuenta a la mitad de catalanes que no son independentistas, y no hay solución sin tener en cuenta a la mitad de catalanes que lo son".