Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tres sanitarias de Salut, ante un dispositivo temporal contra el Covid-19 en Santa Coloma de Gramenet / EFE

Las aseguradoras plantan a Salut para la gran póliza de los médicos catalanes

La francesa SHAM volverá a cubrir a los 47.000 facultativos de Cataluña porque ninguna otra empresa quiere hacerlo

7 min

Las aseguradoras han dado la espalda a la Consejería de Salud de la Generalitat en el nuevo gran contrato que asegurará a los 47.000 médicos en Cataluña. Como ocurrió en 2017, los grandes del sector han vuelto a plantar al Govern en la cobertura de los sanitarios del sistema público, concertado y privado. A falta de otros aspirantes, la francesa Sham renovará la póliza por cerca de 155 millones de euros a cuatro años prorrogables por un ejercicio más. 

Han avisado de ello fuentes del sector sanitario y lo ha confirmado un portavoz del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB). Este interlocutor ha precisado que a la macrolicitación "se ha presentado solo una oferta, de la compañía aseguradora Sham". La gala gestionará las pólizas, que para los médicos de la pública y concertada (ICS y CatSalut) intermediará Confide. En estos momentos, "ha expirado el periodo de presentación de ofertas [...] y está en marcha el proceso de trámite administrativo preceptivo para la adjudicación".

Sham, de nuevo

En otras palabras: el gigante de los seguros con sede en Lyon volverá a asegurar a los más de 47.000 médicos catalanes hasta 2026 porque ninguna otra compañía lo quiere hacer. De hecho, Zurich se retiró de la última gran licitación de este tipo en 2017. Como explicó este medio, las razones que le empujaron a hacerlo son el aumento de la siniestralidad, esto es, las reclamaciones judiciales de usuarios de la sanidad que se sienten damnificados por mala praxis. 

En este contexto, fue un nuevo player del mercado asegurador, Sham, el que cogió el testigo. El grupo francés ha irrumpido en el mercado de la responsabilidad civil sanitario en los últimos años, haciéndose con el pastel que desechaban los operadores tradicionales. 

COMB: "Buena evolución"

Desde el Colegio de Médicos valoran que la continuidad del gigante francés es "motivo que demuestra la buena evoución". El ente colegial que preside Jaume Padrós recuerda que "otras Administraciones Públicas sanitarias del Estado han tenido problemas para adjudicar sus concursos y tener cobertura sanitaria". 

Ello no ocurriría en Cataluña, "donde se consolida el modelo existente". En este territorio, recuerda el COMB, la licitación se cerrará en septiembre con efectos retroactivos hasta el 1 de julio, por lo que no "habrá periodo sin cobertura". Se imponía renovar el concurso porque la "normativa de contratos públicos no permite que supere los cinco años, motivo por el cual era necesario hacer el nuevo concurso". 

"Las cuotas no subirán"

En relación a las cuotas que pagan los médicos, la institución colegial sostiene que "se han mantenido estables en el periodo 2021-2022", con "alguna reducción si cabe". En cualquier caso, "la previsión a corto y medio plazo, a falta de concreción, es que en ningún caso se supere el incremento del IPC". 

La evolución de estos devengos era precisamente lo que preocupaba a los médicos críticos con la actual gerencia del COMB. Los alternativos a Padrós recuerdan a Crónica Global que los pagos anuales "fluctúan en función de la situación económica del entorno", pero que el Colegio "siempre cobró lo mismo" en los últimos años. También se preguntan "qué pasaría si el Colegio no intermediara parte de la operación --la de la sanidad privada-- y fueran los médicos los que directamente contrataran el servicio". 

Gana Medicorasse

Por ahora, el Colegio, por medio de su paraguas autonómico, el Consejo de Colegios de Médicos (CCMC), es el que se beneficia del concurso conjunto con la consejería porque su correduría, Medicorasse, se queda con un porcentaje de las pólizas contratadas por los colegiados. Este negocio es parte del pequeño conglomerado que opera la institución desde el paseo de la Bonanova de Barcelona, y en el que hay hasta capital riesgo, como detalló Crónica Global

Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) y candidato a la reelección / CG
Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) / CG

Por su parte, el gestor de las pólizas publicas, las del ICS y CatSalut, las intermediará Confide, que ha sido selecionada junto a Sham. Desde el COMB se precisa que esta firma solo hará de correduría para el sistema público, y en ningún caso para la sanidad privada. 

Precedente de Axa

El nuevo contrato que cerrarán la Consejería de Salud y el COMB viene a poner de relieve, una vez más, la tendencia de los grandes grupos aseguradores de evitar la cobertura de la responsabilidad civil sanitaria. Y el poco apetito de las grandes firmas para asegurar a la Administración regional catalana después de los hechos de la fase dura del procés independentista. No en vano, Vidacaixa, BanSabadell Vida, Axa, AdeslasCatalana Occidente y Zurich dejaron Cataluña en los días previos a la declaración unilateral de independencia de 2017. En paralelo, SegurCaixa revocó su contrato asegurador del Parlament en torno a las mismas fechas. 

Después de aquel capítulo, hubo otras riñas ideológicas que han laminado parte de la confianza en la Generalitat de Cataluña. La propia secretaria autonómica de Salud, Carmen Cabezas, está investigada judicialmente por el retraso en la vacunación a policías nacionales y guardias civiles en 2017. También figuran como imputados en el mismo procedimiento Xavier Rodríguez, director de servicios del Departamento; Adrià Comella, exdirector del CatSalut --ahora en el Hospital de Sant Pau-- y Sara Manjón, directora de organizaciones del mismo ente asegurador público.