Menú Buscar
Banderas catalanas y españolas en una manifestación, en referencia a las alternativas a la Diada independentista / EFE

Las alternativas a la Diada independentista del Govern, la ANC y Òmnium

La oposición, sindicatos y varias asociaciones civiles rechazan participar en los actos más politizados del 11S y convocan otras iniciativas

4 min

La Diada del 11 de septiembre de este 2018 será una de las más politizadas de los últimos años. Las reivindicaciones independentistas, entre las que se encuentra el fin de la prisión preventiva de los líderes soberanistas, se han apoderado de los actos institucionales. El constitucionalismo, tanto político como civil, ha reaccionado: ha dejado plantado al Govern y ha convocado actos alternativos a la Diada independentista.

La Generalitat celebró el lunes por primera vez en el marco de la celebración del 11S una marcha encabezada por los presidentes del Govern, Quim Torra, y del Parlament, Roger Torrent. Empezó a las 20.30 horas en el Parlament, pasó por el Born Centro Cultural y terminó ante el Palacio de la Generalitat, donde se llevó a cabo un acto. La concentración se convocó para pedir la libertad de los políticos presos.

Por parte de las entidades soberanistas, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural han convocado para este martes a las 17.00 horas una manifestación independentista en la avenida Diagonal de Barcelona. Esta se celebra bajo el lema “Fem la República catalana” y desde el independentismo se presenta como el acto central de la Diada.

La oposición

La marcha se incluyó en la agenda de actos oficiales del Govern. Tanto Ciudadanos como PP ya anunciaron que, como ocurrió en años anteriores, no acudirían a los actos oficiales de celebración de la Diada. A ellos se añadió por primera vez el PSC. Los socialistas de Miquel Iceta argumentaron que no asistirían a una conmemoración que solo representa a “la mitad” de los catalanes.

El partido naranja anunció hace unos días que prepara un acto alternativo el 11 de septiembre, aunque “no será una celebración de la Diada”. La formación de Inés Arrimadas reivindica el 23 de abril, el día de Sant Jordi, como la festividad catalana. Cs no concretó ni el sitio ni la hora hasta poco antes, pero sí anunció que asistirían la presidenta del partido en Cataluña diputados, concejales y alguna de las figuras del partido en el ámbito estatal.

Podem y los sindicatos

Podem tampoco participó en la marcha, ni lo hará en la manifestación convocada por la ANC y Òmnium. Los comuns han rechazado participar en cualquier acto que no sea de “todos los catalanes”. Las críticas van en la misma línea que las de los partidos constitucionalistas: “No interpelan a todos los catalanes”.

Por su parte, los sindicatos también pidieron una Diada despolitizada. CCOO y UGT publicaron un manifiesto conjunto sobre el 11 de septiembre, en el que reclamaban “retomar la actividad política democrática llena en los ámbitos institucional, político y social”.

Iniciativas civiles

Además de la propuesta de Ciudadanos, algunas asociaciones civiles también han convocado actos alternativos a la Diada independentista del Govern, la ANC y Òmnium. Es el caso de Catalunya somos todos, que ha convocado una conferencia para el 11 de septiembre. Pero no será en Barcelona, sino en Madrid. Se titula “Desmontando la farsa. Manipulación de la Historia y adoctrinamiento escolar en Cataluña”.

La asociación Impulso Ciudadano es otra de las que ha contraprogramado la Diada independentista. Lo ha hecho con una comida en el restaurante Sol d’Or de Blanes, contra el que los CDR llevaron a cabo un escrache después de que los dueños del local criticaran los lazos amarillos.